¿Qué comer con gripe? (y qué no comer)

Actualizado en enero 2024
Evidencia científica

Algunos alimentos que se pueden comer con gripe son la naranja, tomate, miel, cúrcuma y yogur, pues estos fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a combatir virus, bacterias y alivian algunos síntomas como la tos, congestión nasal y malestar.

Durante la gripe o influenza es importante beber bastante agua, pues esta remueve el exceso de toxinas del organismo a través de la orina y transporta los glóbulos blancos para todo el organismo, ayudando a fortalecer el sistema inmunológico. 

Además, tomar tés con propiedades antimicrobianas y descongestionantes, como el té de anís estrellado, canela, manzanilla o equinácea, también son buenas estrategias para aliviar los síntomas de la gripe. Conozca otros tés indicados para tratar la gripe.

Imagem ilustrativa número 1

Qué comer con gripe

Los principales alimentos para comer cuando se tiene gripe son:

1. Naranja

La naranja es un buen alimento para la gripe porque es rica en vitamina C, flavonoides y vitamina A, que son nutrientes y compuestos bioactivos que fortalecen el sistema inmunológico, ayudando a combatir el virus y acortar la duración de la gripe.

Esta fruta se puede consumir cruda después del almuerzo o la cena, o en una de las comidas pequeñas a lo largo del día. Vea otras formas de consumir naranjas.

2. Miel

Debido a sus propiedades antimicrobianas y calmantes, la miel es un excelente alimento para combatir la gripe y aliviar los síntomas de la gripe, como la tos y el dolor de garganta.

Se aconseja consumir 1 cucharada de miel al día, que se puede tomar pura o añadida a zumos, yogures y frutas, por ejemplo.

3. Ajo

El ajo contiene alicina, aliina y ajoene, que son compuestos bioactivos con acción antimicrobiana y antiinflamatoria que equilibran la flora intestinal e inhiben el crecimiento y multiplicación de virus. Conozca todos los beneficios del ajo.

Este alimento es excelente para fortalecer el sistema inmunológico y ayudar a aliviar los síntomas gripales, como el dolor de cabeza y la congestión nasal.

Se puede consumir 1 diente de ajo fresco al día, es importante picar o machacar el ajo y dejar reposar 10 minutos antes de ingerirlo. El ajo se puede utilizar para sazonar ensaladas y salsas, por ejemplo.

4. Sopa de verduras

La sopa de verduras es un buen alimento para la gripe, ya que ayuda a diluir las secreciones e hidratar la garganta, mejorando la expectoración y aliviando la tos. Además, este tipo de sopa contiene alimentos fuentes de vitamina A, zinc y proteínas, nutrientes que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

5. Limón

El limón es rico en vitamina C y limoneno, que son compuestos bioactivos con propiedades antimicrobianas e inmunomoduladoras. Por lo tanto, ayuda a fortalecer las células del sistema inmunológico, lo que puede reducir la duración de los síntomas de la gripe, como tos, secreción nasal y dolor de garganta.

Para obtener todos los beneficios del limón, se recomienda utilizar la pulpa y la cáscara rallada de esta fruta en jugos, infusiones o como aderezo para ensaladas, por ejemplo. Vea otros beneficios del limón para la salud.

6. Jengibre

Por contener compuestos bioactivos con acción antimicrobiana, antioxidante y antiinflamatoria, el jengibre es un alimento que ayuda a combatir gripes y resfriados

El jengibre se puede utilizar fresco, seco o en polvo, para condimentar sopas, zumos, yogures o ensaladas, además de consumirse en forma de té o cápsulas. Descubra todas las formas de usar el jengibre.

7. Cúrcuma

La cúrcuma es rica en curcumina, un compuesto bioactivo que estimula la producción de células T, que son las encargadas de la inmunidad y actúan combatiendo virus, hongos o bacterias. Además, la cúrcuma también tiene acción analgésica, ayudando a aliviar los dolores corporales que pueden surgir durante la gripe.

Esta especia se puede utilizar fresca o en polvo, en la preparación de tés o para condimentar carnes, verduras y sopas. Vea cuáles son las propiedades de la cúrcuma.

8. Yogur natural

El yogur natural contiene probióticos, que son bacterias “buenas” que equilibran la flora intestinal, estimulando las células del sistema inmunitario y ayudando así a combatir la gripe.

El yogur se puede comer en el desayuno, cena o merienda, solo, con cereal, semillas, frutos secos o fruta. Además, este alimento también se puede utilizar en la elaboración de batidos.

9. Tomate

Debido a que es rico en licopeno y betacaroteno, que son nutrientes que fortalecen las defensas naturales del cuerpo y combaten las infecciones, los tomates son un gran alimento para incluir en la dieta durante la gripe.

El tomate se puede consumir crudo o cocido, en jugos, salsas, sopas, ensaladas, asados, guisos o jaleas.

10. Aguacate

El aguacate es un buen alimento indicado para la gripe, porque posee varios nutrientes, como el beta-sitosterol, vitamina A y vitamina E, que fortalecen las células del sistema inmunológico, combatiendo las infecciones respiratorias. Vea otros beneficios del aguacate para la salud.

Esta fruta se puede comer cruda o usarse en preparaciones como ensaladas, batidos, guacamole y mousses.

11. Granada

La granada ayuda en el tratamiento de la gripe porque es rica en vitamina C y antioxidantes que actúan inhibiendo el crecimiento de bacterias "malas" y aumentando el número de bacterias "buenas" en el intestino, equilibrando la flora intestinal y fortaleciendo el sistema inmunológico.

La granada se puede comer cruda o usarse en la preparación de jugos, ensaladas y yogures. Las cáscaras, las hojas y el tallo de esta fruta se pueden usar para preparar una infusión. Vea cómo preparar la infusión de granada.

12. Frutos secos

Los frutos secos en general, como la nuez de Brasil, nueces, anacardos, almendras y avellanas, aportan zinc y selenio, minerales que tienen un papel fundamental en la activación de las células de defensa del sistema inmunológico, ayudando a prevenir y curar la gripe.

La porción recomendada de frutos secos es de 30 gramos al día, pudiendo consumirse sola o añadida a ensaladas o panes, por ejemplo.

Vea con la nutricionista Tatiana Zanin, otros consejos de alimentación durante la gripe: 

youtube image - ¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico?

Qué no comer con gripe

Algunos alimentos que pueden empeorar la gripe y que deben evitarse son:

  • Bebidas alcohólicas, debido a que provocan deshidratación, debilitan el sistema inmunológico e irritan la garganta, lo que puede provocar o empeorar la tos;
  • Alimentos industrializados, como salsas listas para comer, comida rápida y helados, ya que son bajos en nutrientes esenciales, además de ser altos en grasas, aumentando la inflamación del cuerpo;
  • Embutidos, como chorizo, mortadela y jamón, porque contienen colorantes y conservantes, compuestos químicos que provocan inflamación, lo que puede empeorar la gripe.

También es importante evitar los alimentos dulces, como helados, chocolate, pasteles, galletas rellenas y refrescos. Esto se debe a que estos alimentos tienen un alto contenido de azúcar, un ingrediente que desencadena la inflamación y debilita el sistema inmunológico.

En los casos donde se presente dolor de garganta, es importante evitar alimentos duros como tostadas, cereales o galletas, por ejemplo, para evitar empeorar el malestar. Vea qué alimentos evitar con dolor de garganta.

En la tabla a continuación se indica un menú de 3 días que puede realizar si tiene gripe:

Comidas Día 1 Día 2 Día 3
Desayuno

1 vaso de jugo de naranja natural

2 panquecas medianas con miel y queso

1 taza de té de jengibre sin azúcar

2 huevos revueltos con 1/4 de aguacate en rebanadas y 1 rebanada de pan

1 vaso de agua de limón

1 taza de yogur natural con 1 taza de frutas picadas variadas y 1 cucharadita de miel para endulzar

Merienda de la mañana 1 taza de té de miel y limón con galletas cracker untadas con guacamole 1 taza de yogur natural con frutas picadas, 1 cucharada de semillas de linaza y 1 cucharadita de miel para endulzar 1 mango mediano cortado en cubos con 1 cucharadita de semillas de chía
Almuerzo

1 taza de sopa de calabaza

Pollo a la plancha con puré y vegetales cocidos (brócoli, calabacín y zanahoria), aderezados con 1 cucharadita de aceite de oliva

1 rebanada de papaya

1 taza de sopa de zanahoria

Filete de merluza a la plancha con arroz y ensalada de lechuga, tomate y cebolla, aderezada con 1 cucharadita de aceite de oliva

1 kiwi

1 taza de sopa de vegetales variados

Berenjenas rellenas al horno con atún

1 mandarina

Merienda de la tarde 1 vaso de batido de fresa con yogur natural y miel 1 puñado de un mix de frutos secos (30 g apróx) con 2 ciruelas pasas y 1 rebanada de papaya

1 taza de té de ajo acompañado por un pan con mantequilla de cacahuate

Cena 1 plato de sopa de vegetales y verduras (zanahoria, calabacín, calabaza, puerro, papa) con pollo

1 taza de sopa de zanahoria

Ensalada de papa, zanahoria, cebolla y aguacate con un filete de pavo en tiritas, aderezada con aceite de oliva

1 taza de sopa de vegetales variados

2 wraps de pollo con tomate, lechuga, cebolla, aderezados con aceite de oliva

Merienda nocturna 1 taza de té de manzanilla 1 taza de té de anís estrellado 1 taza de té de equinácea

Este menú ejemplo contiene alimentos ricos en vitamina C, A, E, selenio y omega 3, los cuales son nutrientes importantes para ayudar al organismo a recuperarse más rápido de la gripe, así como tés de plantas naturales que ayudan a aliviar los síntomas. Vea cómo preparar los tés para la gripe.

Es importante mencionar que sus cantidades varían según la edad, sexo, actividad física y si posee o no alguna otra enfermedad asociada. Por este motivo, lo ideal es acudir a un nutricionista para que realice una evaluación completa y elabore un plan de alimentación adecuado a sus necesidades.