Dieta para la gastroenteritis: qué comer y qué evitar

Revisión clínica: Tatiana Zanin
Nutricionista
febrero 2022

Durante la gastroenteritis los alimentos deben ser de fácil digestión, bajos en fibra, debiendo consumirse los vegetales cocidos, las frutas sin cáscara, como también arroz blanco y pan blanco. Además de eso, se debe optar por alimentos proteicos bajos en grasas como el pollo sin piel, el pescado, el huevo y el tofu. 

Asimismo, durante esta enfermedad deben evitarse alimentos que causan irritación a nivel del intestino como el café, el chocolate, picantes o comidas muy condimentadas.

La gastroenteritis es una infección del sistema digestivo que puede ocurrir por el consumo de alimentos contaminados con bacterias o virus, generando síntomas como diarrea, dolor abdominal, vómitos y fiebre, por este motivo es muy importante beber una buena cantidad de líquidos durante el día para evitar una posible deshidratación. Conozca más qué es la gastroenteritis y como tratar.

Qué comer con gastroenteritis 

En los primeros días es normal estar con poco apetito, pero lo más importante es beber mucha agua para mantenerse hidratado. A medida que van mejorando los síntomas, se empiezan a introducir gradualmente los alimentos de fácil digestión para poder ir controlando los vómitos y las diarreas, y así acelerar la recuperación. Los alimentos que se pueden pueden incluirse en la dieta son:

  • Frutas cocidas sin cáscara y sin semillas como manzana, pera, banana verde, plátano macho verde, durazno y maracuyá, pudiendo ser cocidas, machacadas, en puré, compotas o en forma de jugo. Luego de unos días de probar tolerancia con las frutas mencionadas anteriormente, pueden incluir otras como la sandía, la piña, el melón, la uva y el limón;
  • Vegetales cocidos o al vapor y sin cáscara como la zanahoria, el calabacín, la calabaza, el chayote y ejote sin hilos, luego de unos días puede incorporar, tomate sin piel y sin semillas y remolacha cocida.
  • Cereales no integrales como el arroz blanco, pastas, pastina, cuscús, galletas de agua y sal  bajas en grasas, tostadas, pan blanco y preparaciones con harina de trigo o de maíz;
  • Los tubérculos como la papa, la batata y la mandioca se pueden incorporar luego de probar tolerancia con los demás alimentos, y deben prepararse hervidos y consumirse en trozos pequeños, en puré o en sopas;
  • La gelatina se puede utilizar como postre, al contener principalmente agua, ayuda a incorporar líquidos, en los casos de diarreas es preferible sin azúcar.
  • Lácteos como el yogur natural descremado y quesos bajos en grasas como el requesón o el ricotta y queso untable descremado;
  • Carnes y proteínas bajas en grasa como el pollo o pavo sin piel, los pescados blancos como la merluza y el lenguado, también se puede comer  huevo y tofu. Deben prepararse hervidos o a la plancha, y consumirse en pequeños trozos o desmenuzados;
  • Aceites vegetales como el de oliva, girasol y de maíz se pueden consumir en poca cantidad, pudiendo utilizar 1 cucharadita en crudo para condimentar.
  • Sopas de vegetales y verduras licuadas;
  • Tés calmantes como manzanilla, romero y toronjil con jengibre, ya que este último ayuda a disminuir las náuseas. 

Cuando se vaya incorporando la alimentación es importante comer en pequeñas cantidades pero varias veces al día, entre 5 a 6 comidas, evitando alimentos copiosos que puedan empeorar los síntomas. 

Además de esto, para evitar la deshidratación es importante la ingesta de líquidos como agua, tés sin cafeína y agua de coco, ya que se pierden muchos líquidos durante los vómitos y las diarreas.

Menú ejemplo para la gastroenteritis

La tabla a continuación contiene un ejemplo de 3 días para tratar la crisis de gastroenteritis: 

Comidas

Día 1

Día 2

Día 3

Desayuno

Té de manzanilla + 1 durazno cortado en trozos pequeños + Pan blanco con mermelada de fruta sin azúcar

Té de manzanilla y jengibre + Tostadas con un poco de requesón bajo en grasas

1 yogur natural + Pan blanco con mermelada de fruta

sin azúcar

Merienda de la mañana

1 manzana cocida

1 banana verde en rodajas

1 pera cortada en trozos pequeños

Almuerzo

Sopa de pollo desmenuzado, con zanahoria y calabacín

sopa de calabaza con pescado desmenuzado y zanahoria cocida, chayote y pastina 

Pollo a la plancha  con arroz blanco y zanahoria cocida en cubitos 

Merienda de la tarde

1 vaso de jugo de manzana natural + galletas cracker + 1 pera cocida  

1 taza de té de toronjil con jengibre + 2 tostaditas de arroz con queso untable

1 vaso de leche de vegetal + 1 pan blanco con mermelada de fruta sin azúcar 

    Cena 

Pescado a la plancha con cuscús y zanahorias cocidas

Tofu dorado con fideos de arroz, calabacines y ejotes

Sopa de papa, calabaza y zanahoria con omelet con tomate y queso bajo en grasas

Las cantidades del menú varían de una persona a otra, según sea su edad, peso corporal, altura, grado de tolerancia a los alimentos y gustos de cada persona, por ello lo ideal es acudir a un nutricionista para que realice una evaluación completa y elabore un plan nutricional adecuado a sus necesidades. 

Además de tener cuidado en la alimentación, el médico podrá indicar el uso de probióticos para reponer la flora intestinal y acelerar la recuperación del intestino.

Conozca más sobre los suplementos con probióticos

Cómo mantenerse hidratado

La gastroenteritis puede ocasionar vómitos y diarrea pudiendo causar una deshidratación severa, principalmente en los bebés, en los niños y adultos mayores. Por eso es muy importante reponer los líquidos, debiendo ingerir abundante agua, agua de coco, sopas, tés y jugos. 

Además de esto, para reponer los minerales perdidos en crisis de diarreas se debe dar suero casero o sales de rehidratación oral (SRO) que se compran en la farmacia.

En los niños, se les debe ofrecer la cantidad de suero casero o SRO que quieran beber luego de la evacuación, ya que si está deshidratado responderá ingiriendo la cantidad de líquido que su cuerpo necesita. Se recomienda ofrecer si tiene menos de 2 años, de 1/4 a 1/2 taza de suero oral, y con más de dos años de 1/2 a 1 taza por cada evacuación.

 En caso de vómitos se debe comenzar la rehidratación con poca cantidad, ofreciendo 1 cucharadita cada 10 minutos en lactantes y en los niños más grandes de 1 a 2 cucharaditas cada 2 a 5 minutos, tratando de incrementar la cantidad cada 15 minutos, hasta que el niño tolere bien la vía oral. 

Para reponer los líquidos perdidos en el caso de los adultos, se debe ingerir la misma cantidad de suero que pierde a través de las heces y/o vómitos.

Vea cómo preparar suero casero.

Alimentos que deben evitarse

Los alimentos que no deben ingerirse durante una gastroenteritis son aquellos de difícil digestión, que estimulan o irritan el estómago y el tránsito intestinal, incluyendo los siguientes: 

  • Café y alimentos que contengan cafeína como los refrescos, chocolate y el té verde, negro o mate; 
  • Alimentos con alto contenido de grasas como frituras, embutidos, pizzas, comidas rápidas y industrializadas;
  • Alimentos que producen gases como los frijoles, coles, las lentejas, los garbanzos, el repollo y el brócoli;
  • Vegetales crudos, especialmente los de hojas verdes como la lechuga, espinaca, acelga rúcula y el berro;
  • Alimentos integrales como el pan, pasta o galletas integrales;
  • Frutas laxantes como la papaya, la ciruela, aguacate e higo;
  • Frutas secas como ciruelas, dátiles o pasas;
  • Semillas como chía y linaza; 
  • Frutos secos, como maní o cacahuate, nueces, almendras, marañón o anacardo;
  • Carnes procesadas y con grasa, como salchichas, chorizo, jamón, mortadela, tocino;
  • Pescados azules como el salmón, sardinas o truchas;
  • Productos lácteos como quesos maduros y grasos, leche, mantequilla, leche condensada, natas y margarina.

Además de esto, se deben evitar salsas picantes, salsas tipo ketchup, bechamel o mayonesa, pimienta y alimentos azucarados, ya que pueden empeorar los síntomas causando vómitos o diarreas, retrasando la recuperación de la enfermedad.

Vea otros consejos sobre cómo tratar la diarrea en el vídeo a continuación: 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em febrero de 2022. Revisión clínica por Tatiana Zanin - Nutricionista, em febrero de 2022.

Bibliografía

  • TORRESANI, Maria Elena; SOMOZA, María Inés. Lineamientos para el cuidado nutricional. 3ra ed. Buenos Aires, Argentina: Eudeba, 2009.
  • Olga Figueroa; Vásquez; Noguera; Villalobos . ALIMENTACIÓN DEL PACIENTE CON DIARREA AGUDA. Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría. vol. 77. 1 ed; 41-47, 2014
Abrir la bibliografía completa
  • M. L. GARCÍA BALBUENA. Gastroenteritis aguda. Centro de Salud de El Llano. 81-88, 2009
  • WORLD GASTROENTEROLOGY ORGANISATION. Diarreia aguda em adultos e crianças: uma perspectiva mundial . 2012. Disponível em: <https://www.worldgastroenterology.org/UserFiles/file/guidelines/acute-diarrhea-portuguese-2012.pdf>. Acceso en 27 oct 2021
  • ASSOCIAÇÃO NACIONAL DE ATENÇÃO AO DIABETES - ANAD. Fibra solúvel e insolúvel: qual a diferença?. Disponível em: <https://www.anad.org.br/fibra-soluvel-e-insoluvel-qual-e-a-diferenca/>. Acceso en 27 oct 2021
  • UNIVERSITY HEALTH NETWORK. Dicas Alimentares para Pessoas com Diarreia. 2016. Disponível em: <https://www.uhn.ca/PatientsFamilies/Health_Information/Health_Topics/Documents/Eating_Hints_for_People_with_Diarrhea_Portuguese.pdf>. Acceso en 27 oct 2021
  • DIREÇÃO GERAL DE SAÚDE DE PORTUGAL. Temas da saúde: Diarreia. Disponível em: <https://www.sns24.gov.pt/tema/sintomas/diarreia/#sec-9>. Acceso en 27 oct 2021
  • MAHAN, L. Kathleen et al. Krause: Alimentos, Nutrição e Dietoterapia. 13.ed. São Paulo: Elsevier Editora, 2013. 613-617.
Revisión clínica:
Tatiana Zanin
Nutricionista
Formada por la Universidad Católica de Santos con registro profesional CRN-3 nº 15097. Especialista en nutrición clínica por la Universidad de Porto.

Tuasaude en Youtube

  • Qué comer cuando se tiene diarrea/ Dieta astringente

    03:24 | 415679 visualizações