Dieta para Helicobacter Pylori: qué comer y evitar (con menú ejemplo)

Actualizado en noviembre 2023
Evidencia científica

La dieta para la Helicobacter pylori se caracteriza por ser baja en grasas, para evitar retardar la digestión, y se deben preferir alimentos de fácil digestión, como frutas y vegetales sin cáscara o cocidos, principalmente cuando hay síntomas activos.

Además, también es importante fraccionar las comidas, debiendo realizar entre 5 a 6 comidas al día, beber los líquidos alejados de las comidas principales, comer despacio y masticar bien los alimentos, así como moderar o evitar el consumo de café y bebidas alcohólicas.

La Helicobacter pylori  es una bacteria que se aloja en el estómago y normalmente causa gastritis, pero también puede provocar úlceras estomacales, cáncer de estómago, deficiencia de vitamina B12, anemia, diabetes e hígado graso, siendo importante acudir al gastroenterólogo para iniciar el tratamiento lo más pronto posible. Vea cómo es el tratamiento de la H Pylori.

Imagem ilustrativa número 3

Qué comer con Helicobacter pylori 

Los alimentos que ayudan a disminuir los síntomas y que favorecen una recuperación más rápida durante el tratamiento de Helicobacter pylori son:

1. Carbohidratos de fácil digestión 

En los momentos de malestar y síntomas de gastritis provocada por la bacteria Helicobacter pylori, es recomendado ingerir cereales de fácil digestión como el arroz blanco, pan blanco, fideos, harinas, cream cracker y féculas de maíz o trigo, ricos en almidones y bajos en fibras.

Luego de que el tratamiento para combatir la bacteria empieza a surgir efecto y las molestias empiezan a disminuir, se puede ir incorporando poco a poco los alimentos integrales según la tolerancia de la persona.

2. Frutas y vegetales 

En el caso de las frutas y los vegetales, al igual que los carbohidratos, si la persona síntomas activos, como acidez y/o dolor de estómago, por ejemplo, lo ideal es que las frutas y los vegetales se consuman sin cáscara, sin semillas y de preferencia cocidos, pues de esta forma será mucho más fácil de digerir y mejorarán el funcionamiento intestinal. 

No obstante, una vez que los síntomas mejoren se pueden ir incorporando los alimentos ricos en fibras de forma progresiva y según la tolerancia de la persona.

Las frutas más recomendadas son la manzana y pera sin cáscara (pueden ser cocidas), plátano, sandía, melón y papaya. 

3. Probióticos

Los probióticos están presentes en alimentos como el yogur y el kéfir, además de que pueden ser consumidos en forma de cápsulas o en polvo.

Los probióticos están formados por bacterias buenas que habitan en el intestino y que estimulan la producción de sustancias que combaten la Helicobacter pylori y disminuyen los efectos secundarios que suelen surgir durante el tratamiento de la infección con antibióticos, como diarrea y mala digestión, por ejemplo. Vea más sobre qué son los probióticos y para qué sirven.

4.  Alimentos ricos en omega-3 y omega-6

El consumo de omega-3 y de omega-6 podría ayudar a reducir la inflamación en el estómago y a impedir el crecimiento de la Helicobacter pylori, ayudando a tratar la enfermedad.

Los alimentos que durante el tratamiento contra la bacteria H. pylori se pueden consumir y son ricos en estos nutrientes son pescados, como el atún, la caballa, la trucha y el bacalao, así como aceite de maíz, soja y oliva. 

5. Alimentos ricos en proteínas

Algunos alimentos ricos en proteínas, como las carnes blancas, pescados, huevos, quesos blancos o bajos en grasa y carnes rojas magras poseen una menor concentración de grasa, por lo que este tipo de proteínas es más fácil de digerir debido a que no pasan tanto tiempo en el estómago, evitando el surgimiento de síntomas como acidez y ardor en el estómago. 

Qué no se debe comer durante el tratamiento

Durante el tratamiento contra la H. pylori, es importante evitar el consumo de alimentos que irriten el estómago o que estimulen la secreción de jugo gástrico, además de alimentos que puedan causar una mala digestión. Por lo tanto, se debe evitar:

  • Café, chocolate y tés como el negro o el verde, pues contienen cafeína, sustancia que estimula los movimientos intestinales y la secreción de jugos gástricos, causando más irritación;

  • Refrescos y bebidas gaseosas, pues pueden ocasionar distensión abdominal, dolor y reflujo;

  • Alimentos ricos en azúcares, como las golosinas, pasteles, galletas y bollerías;

  • Bebidas alcohólicas, debido a que aumentan la inflamación en el estómago;

  • Pimienta, picantes, salsas y sazonadores, como mostaza, ketchup, mayonesa, salsa inglesa, salsa de soja y cubitos;

  • Alimentos ricos en grasas, como las frituras, quesos maduros, manteca, pizza, hamburguesas, snacks, pues permanecen más tiempo en el estómago para ser digeridos, aumentando la producción de ácidos y ocasionando malestar.

  • Carnes procesadas y alimentos enlatados, debido a que son ricos en grasas y poseen conservantes y aditivos químicos que irritan el estómago e intestino, aumentando la inflamación.

Además, la leche solo debe ser evitada en los casos donde produce algún malestar, si es tolerada puede consumirse descremada.

Los alimentos ricos en fibra deben evitarse mientras se presenten síntomas asociados a la Helicobacter pylori, una vez que la bacteria sea erradicada deben volver a incluirse en la dieta. Vea cómo se realiza el tratamiento para la gastritis.

Menú ejemplo de dieta para la H. pylori

La tabla a continuación se indica un menú de ejemplo de 3 días que puede ser utilizado durante el tratamiento contra la Helicobacter pylori:

Comidas principales Día 1 Día 2 Día 3
Desayuno

1 taza de té de manzanilla sin azúcar + 1 vaso de yogur natural + 2 rebanadas de pan blanco con queso blanco bajo en grasas + 1 cucharadita de mermelada de durazno sin azúcar

1 taza de té de jengibre sin azúcar + 2 huevos revueltos con queso bajo en grasa y 2 tostadas de pan + 1 durazno sin cáscara 1 taza de té de hinojo sin azúcar + 2 tortillas de maíz medianas con queso blanco bajo en grasa + 1 rebanada de papaya
Merienda de la mañana 1 manzana cocida con 1 cucharadita de canela espolvoreada 1 plátano al horno espolvoreado con una pizca de canela en polvo  1 taza de gelatina sin azúcar de frambuesa 
Almuerzo 1 filete de pollo mediano a la plancha acompañado de 1/2 taza de arroz blanco + Ensalada de papa y zanahoria cocida + 1 cucharada de aceite de oliva o maíz + 1 pera cocida

1 filete de pescado blanco a la plancha, acompañado de 1/2 taza de puré de calabaza y batata + 1 cucharada de aceite de oliva o maíz + 1 manzana al horno

1 plato de fideos con aceite de oliva y albahaca + una porción mediana de pavo en tiras dorado a la plancha + 1 taza de verduras cocidas, como zanahoria, zuchini o calabacín sin semillas  + 1 rebanada de sandía sin semillas 
Merienda de la tarde 1 taza de té de tilo + 6 galletas soda o cracker + 1 rebanada de queso blanco bajo en grasas 1 vaso de yogur natural +1 rebanada de pan blanco + 1 cucharadita de mermelada de durazno sin azúcar 4 galletas tipo maría + 1 taza de té de manzanilla
Cena Atún desmenuzado con ensalada de zanahoria y papa cocida, aderezado con 1 cucharadita de aceite de oliva 1 berenjena rellena de pollo desmenuzado con arroz blanco y queso blanco bajo en grasa rallado y gratinado al horno 1 filete de pavo desmenuzado, acompañado de 1/2 taza de puré de papa (sin mantequilla) + ensalada de zanahoria y calabacín cocido +  1 cucharada de aceite de oliva o maíz

Las cantidades incluidas en el menú varían según la edad, sexo, actividad física y si posee alguna enfermedad asociada o no, por ello lo ideal es acudir a un nutricionista para que realice una evaluación completa y elabore un plan nutricional adecuado a sus necesidades.

Después del tratamiento es importante recordar que se deben lavar bien las frutas y los vegetales antes de consumirlos, ya que la H. pylori puede estar presente en los vegetales crudos y volver a infectar nuevamente el estómago. Conozca cómo se contagia la Helicobacter pylori.

Menú ejemplo a seguir al acabar el tratamiento

Una vez que comience a mejorar el malestar, disminuyan los síntomas y la bacteria H. Pylori sea erradicada, se pueden ir incorporando de a poco los alimentos de una dieta habitual. A continuación indicamos un menú de ejemplo de 3 días:

Comidas principales Día 1 Día 2 Día 3
Desayuno 1 taza de té de boldo + 2 rebanadas de pan integral con queso blanco  1 vaso de leche descremada o bebida vegetal + 2 panqueques de avena  1 licuado de banana con leche descremada + 3 galletas de arroz con mermelada de frutilla y queso para untar 
Merienda de la mañana 1 vaso de yogur natural con avena + 3 cucharadas de arándanos 1 manzana con 30 g de frutos secos 1 rebanada de papaya con 1 cucharada de avena en hojuelas
Almuerzo 1 porción de tarta de acelga + 1 filete pequeño de pollo a la plancha + ensalada de tomate y zanahoria y remolacha cocida+ 1 cucharada de aceite de oliva o maíz + 1/2 tazas de uvas moradas 1 porción de tofu dorado en el sartén + 1 plato de fideos de arroz con zanahorias, zuchinis y cebolla + 1 cucharada de aceite de oliva o maíz + 1 plátano  1 filete de salmón + 1/2 taza de arroz integral + 1 taza de legumbres cocidas, como zanahoria, berenjena y coliflor + 1 cucharada de aceite de oliva + 1 taza tipo postre de ensaladas de frutas con manzana, plátano, pera y fresas. 
Merienda de la tarde 1 rodaja de sandía con 30 g de frutos secos 1 té de menta + 1 sándwich de queso y atún con pan integral

1 vaso de yogur natural + 3 cucharadas de quinoa inflada + 3 cucharadas de moras

Cena 1 pechuga de pollo al horno con 2 papas medianas + ensalada de lechuga, tomate y zanahoria rallada, aderezada con aceite de oliva o maíz 2 wraps integrales (pequeños) rellenos de atún con lechuga, tomate, cebolla y queso rallado 1 taza y 1/2 de pasta con 4 cucharadas de carne molida, acompañado de una ensalada de rúgula y mango, aderezada con 1 cucharada de aceite de oliva o maíz

Las cantidades incluidas en el menú varían según la edad, sexo, actividad física y si posee alguna enfermedad asociada o no, por ello lo ideal es acudir a un nutricionista para que realice una evaluación completa y elabore un plan nutricional adecuado a sus necesidades.

Dudas comunes sobre la H. Pylori

Algunas dudas comunes que se pueden presentar sobre la Helicobacter pylori son:

1. ¿De qué se alimenta la bacteria Helicobacter pylori?

La bacteria Helicobacter pylori es una bacteria que produce su propio alimento tomando algunas sustancias en su cuerpo y obteniendo energía de reacciones químicas y, esto a su vez, la ayuda a sobrevivir en ambientes de temperaturas extremas o en medios ácidos como el estómago.

Hasta el momento no hay estudios científicos que puedan demostrar que algún alimento pueda hacer que la bacteria aumente su reproducción y crecimiento.  

2. ¿La Helicobacter pylori provoca consecuencias para la salud? 

La bacteria Helicobacter pylori genera una inflamación en el estómago o intestino, pudiendo manifestarse sin síntomas o provocar dolor abdominal, indigestión, náuseas, pudiendo desarrollar con el tiempo úlceras y cáncer gástrico, siendo importante que sea identificado y tratado lo antes posible. Conozca más sobre la bacteria helicobacter pylori y cómo es realizado el tratamiento.

3.  ¿Puedo comer huevo si tengo Helicobacter pylori?

Como se indicó anteriormente, la dieta para la Helicobacter pylori se basa principalmente en el control de los síntomas digestivos, siendo importante mantener una dieta saludable y baja en alimentos que pueden estimular los jugos gástricos del estómago y que empeoran la digestión.

El huevo es una alimento rico en proteínas y algunas cantidades de grasas, siendo bien digerido a diferencia de otros alimentos con elevado contenido de grasas. Sin embargo, es importante cocinar el huevo de manera saludable, de forma cocido o pasado por agua y evitar el huevo frito para no aumentar la estimulación gástrica y no provocar más malestar en el estómago. 

Además de eso, el huevo es muy nutritivo, ya que es es rico en vitaminas del complejo B, vitamina A y D, siendo un buen alimento para aumentar el sistema inmunitario, ayudando a combatir más rápido la bacteria Helicobacter pylori. Conozca más beneficios el huevo para la salud.

4. ¿Puedo comer aguacate si tengo Helicobacter pylori?

El aguacate es rico en grasas, sin embargo, contiene grasas saludables necesarias para la salud, pues aporta grasas mono y poliinsaturadas que tienen propiedades antiinflamatorias, aliviando los síntomas de malestar causado por la bacteria Helicobacter pylori.

Sin embargo, como las grasas pueden aumentar la producción de jugos gástricos y el trabajo digestivo, todos los alimentos grasos deben consumirse con moderación y en pequeñas porciones.

Vea el vídeo a continuación y conozca más consejos sobre la dieta para la gastritis: 

youtube image - Dieta para la gastritis- qué comer

Cómo aliviar los síntomas desagradables del tratamiento

El tratamiento para combatir a H. pylori normalmente dura 7 días y se hace con el uso de medicamentos inhibidores de la bomba de protones como omeprazol y pantoprazol, además del uso de antibióticos como amoxicilina y claritromicina. Estos medicamentos se toman 2 veces al día, pudiendo surgir algunos efectos secundarios como:

1. Sabor metálico en la boca

Aparece al inicio del tratamiento y puede empeorar con el paso de los días. Para ayudar a aliviarlo se puede sazonar la ensalada con vinagre y a la hora de cepillarse los dientes, se puede espolvorear bicarbonato de sodio y sal en la pasta de dientes. Esto ayudará a neutralizar el ácido de la boca y producir más saliva, ayudando a eliminar el sabor metálico.

2. Mareos y dolor en el estómago

Los mareos y el dolor en el estómago suelen surgir a partir del segundo día de tratamiento, para evitarlos es importante beber bastante agua, descansar y consumir alimentos de fácil digestión como yogur, quesos blancos, gelatina, pan blanco y galletas de agua.

Para aliviar los mareos matutinos puede beber un té de jengibre inmediatamente al despertarse, comer 1 rebanada de pan tostado o 3 galletas de agua y sal, además de evitar beber grandes volúmenes de líquidos de una sola vez. 

3. Diarrea

La diarrea puede aparecer a partir del tercer día de tratamiento debido a que los antibióticos además de eliminar la H. pylori también acaban perjudicando la flora intestinal, lo que provoca diarreas.

Para combatir la diarrea y reponer la flora intestinal, se debe tomar 1 yogur natural al día y consumir alimentos de fácil digestión como sopas, purés, arroz blanco, peces y carnes blancas. Vea más consejos sobre cómo parar la diarrea.