Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué comer después de quitar la vesícula

Después de la cirugía de extracción de la vesícula llamada colecistectomía, es muy importante llevar una alimentación baja en grasas, evitando alimentos como carnes rojas, tocino, chorizos, mantequilla, aceite, salchichas y frituras en general. Con el pasar del tiempo, el cuerpo se acostumbra a no tener la vesícula biliar, por lo que es posible volver a consumir los alimentos pero cuidando de no abusar en la ingestión de grasas. 

La vesícula biliar es un órgano que está localizado en el lado derecho del hígado y que tiene como función almacenar la bilis, un líquido que ayuda a digerir las grasas de la alimentación. Por lo que después de la cirugía la digestión de las grasas se hace más difícil, siendo necesario modificar la dieta para evitar síntomas como náuseas, dolor y diarrea, ayudando al intestino a funcionar bien sin la vesícula. 

Vea en el vídeo los consejos de nuestra nutricionista sobre qué comer:

Qué comer después de quitar la vesícula

Después de la cirugía para quitar la vesícula, se debe dar preferencia a alimentos como:

  • Carnes bajas en grasa como pescados blancos, pollo sin piel y pavo;
  • Frutas todas excepto aguacate y coco;
  • Granos cocidos;
  • Granos integrales como avena, arroz, pan y pasta integral;
  • Leches y yogures descremados;
  • Quesos blancos como ricotta, cottage, requesón light.

Alimentarse correctamente en el postoperatorio también ayuda a reducir los dolores y el malestar físico, además de facilitar la adaptación del organismo al hecho de no tener vesícula. Esta alimentación rica en fibras, ayudará también a mantener el control de la diarrea y evitará el estreñimiento, pero es normal que el intestino trabaje más lento durante los primeros días. En el caso de diarrea persistente debe preferir alimentos simples como arroz blanco, pollo y vegetales cocidos, y con pocos aliños. Vea más consejos sobre qué comer en caso de diarrea

Qué comer después de quitar la vesícula

Qué alimentos se deben evitar después de quitar la vesícula

Después de la extracción quirúrgica de la vesícula se deben evitar: carnes rojas, tocineta, tripas, hígado, mollejas, corazón, salchichas, chorizos, morcilla, jamón, carne enlatada, pescados enlatados en aceite, leche completa y derivados, requesón, mantequilla, manteca, chocolate, coco, maní, helados, tortas, pizza, comida rápida, frituras en general, productos industrializados ricos en grasa saturada como galletas rellenas, comida lista congelada, golosinas y golosinas. Además de estos alimentos, también se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas.

¿Al quitar la vesícula se aumenta o se baja de peso?

Después de la cirugía para extirpar la vesícula, el organismo necesita pasar por un período de adaptación para aprender a digerir bien los alimentos con alto contenido de grasa. Al inicio, la persona puede bajar de peso debido a las modificaciones que se realizan en la alimentación, la cual pasa a ser baja en grasas y rica en frutas, vegetales y alimentos integrales. Si esa alimentación saludable se mantiene, la pérdida de peso podrá ser definitiva.

Sin embargo, el aumento de peso después de la extirpación de la vesícula también es común, ya que la persona después de la fase de adaptación no siente dolor al comer y comienza a ingerir alimentos en mayor cantidad. Además de esto, vuelve a consumir con frecuencia alimentos ricos en grasa que también van a favorecer la ganancia de peso. 

Menú tipo después de quitar la vesícula

Este menú para 3 días es apenas una sugestión de lo que puede comer después de la cirugía, pero es útil para orientar al paciente en relación a  su alimentación en los primeros días después de la extracción de la vesícula. 

 Día 1Día 2Día 3
Desayuno150 ml de yogur descremado + 1 reb pan integral240 ml de leche descremada + 1 reb pan integral con queso cottage240 ml de leche descremada + 5 tostadas integrales con ricotta
Merienda de la mañana200 g de gelatina1 fruta (como pera) + 3 galletas de agua y sal1 vaso de jugo de frutas (150 ml) + 4 galletas maría
Almuerzo/CenaCaldo de gallina o 130 g de pescado cocido (como caballa) + arroz + 1 taza de vegetales cocidos + 1 fruta de postre130 g de pollo sin piel + 4 cucharadas de arroz + 2 cucharadas de frijoles + ensalada + 150 g de gelatina de postre130 g de pescado a la plancha + 2 papas medianas cocidas + 1 taza de vegetales cocidos + 1 taza pequeña de ensalada de frutas
Merienda de la tarde240 ml de leche descremada + 4 tostadas integrales o galletas maría1 vaso de jugo de frutas (150 ml) + 4 tostadas integrales con mermelada de frutas150 ml de yogur descremado + 1 reb pan integral

A medida que la digestión mejora con la recuperación de la cirugía, se pueden ir introduciendo poco a poco los alimentos ricos en grasas en la dieta, a tolerancia, especialmente aquellos que son ricos en grasas buenas como semillas de chía, linaza, frutos secos, salmón, atún y aceite de oliva. Normalmente es posible tener una alimentación normal algunos meses después de la cirugía.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar