Aftas frecuentes: 7 principales causas y qué hacer

Las aftas recurrentes, situación también llamada estomatitis aftosa, corresponden a una pequeña lesión que puede surgir en la boca, la lengua o la garganta, la cual hace que el acto de hablar, comer y tragar sea bastante incómodo. La causa del afta no está muy clara, sin embargo, ciertas situaciones pueden favorecer al surgimiento de estas lesiones, como inmunidad baja, consumo de alimentos muy ácidos o heridas provocadas por los aparatos dentales, por ejemplo. 

Asimismo, la ingesta de algunos medicamentos, situaciones de estrés, problemas gástricos y acidez estomacal también pueden causar aftas en la boca. 

Aftas frecuentes: 7 principales causas y qué hacer

1. Uso de aparatos dentales

Es normal la aparición de aftas cuando se coloca un aparato ortodóncico debido a pequeños traumas que ocurren gracias al roce entre los aparatos y la mucosa bucal. Pese a que esto cause mucha incomodidad, la higiene bucal no debe ser interrumpida. 

Qué hacer: se recomienda acudir al dentista para que se pueda asociar el surgimiento de las aftas al uso de aparatos. Puede ser indicado por el dentista el uso de resinas o ceras de protección para evitar el roce y así poder higienizar correctamente la lesión y evitar infecciones.  

2. Deficiencias nutricionales

La deficiencia de zinc, hierro, ácido fólico y vitamina B12 puede favorecer al surgimiento de aftas. 

Qué hacer: para satisfacer la necesidad diaria de zinc, hierro, ácido fólico y vitamina B12, es importante consumir más alimentos de origen animal, como carnes, leche y huevos, por ejemplo, bajo la orientación de un nutricionista. 

3. Genética

Cuando las personas de la familia sufren de aftas, es probable que también surja el desarrollo de estas lesiones a lo largo de la vida, pues hay una predisposición genética. 

Qué hacer: no hay forma de controlar los factores genéticos, pero existen maneras para disminuir las probabilidades de aparición, evitando frutas ácidas como la piña y alimentos con pimienta, pues pueden irritar la mucosa de la boca y facilitar el surgimiento de aftas. Conozca 5 consejos infalibles para curar las aftas

4. Mordida en la lengua o en la mejilla

Las mordidas tanto en la lengua como en la mejilla pueden favorecer al surgimiento de aftas, esto puede generar que acciones simples como hablar, tragar y masticar se tornen difíciles y dolorosas. 

Qué hacer: para curar las aftas pueden ser aplicadas pomadas específicas para las aftas en la región o pueden ser realizados buches con té de barbatimón, puesto que esta planta posee propiedades antisépticas y cicatrizantes. 

5. Factores psicológicos

El estrés y la ansiedad, por ejemplo, pueden disminuir las funciones del sistema inmune, aumentando las probabilidades de infección. Además, puede haber resecamiento de la mucosa de la boca, lo que puede favorecer al surgimiento de aftas. 

Qué hacer: es importante buscar las formas de controlar el estrés y la ansiedad, descansando y practicando ejercicios físicos, por ejemplo. Vea algunas estrategias para controlar el estrés

6. Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es un disturbio gastrointestinal caracterizado por la intolerancia al gluten; esta no causa aftas, sin embargo, puede ser un signo de enfermedad celíaca, debiendo ser tratada. 

Qué hacer: cuando sean identificados los síntomas de la enfermedad celíaca, es importante acudir a un nutricionista para que sea establecida una dieta libre de gluten. Conozca cómo identificar y tratar la enfermedad celíaca

7. SIDA

Así como la enfermedad celíaca, el afta puede ser un indicativo de SIDA, no obstante, en esta enfermedad, las aftas son más frecuentes, son más grandes y demoran mucho tiempo en cicatrizar, puesto que el sistema inmunitario se encuentra comprometido. 

Qué hacer: en los primeros síntomas de SIDA, es importante buscar orientación de un infectólogo o médico general para que el tratamiento sea iniciado de inmediato. Conozca cuáles son los principales síntomas del SIDA y cómo es realizado el tratamiento

Cuándo acudir al médico

Es importante acudir al médico cuando:

  • Las aftas son muy grandes;
  • El surgimiento de aftas es muy frecuente;
  • Las aftas demoran en desaparecer;
  • Comienzan a surgir lesiones en los labios;
  • El dolor al tragar o masticar no pasa inclusive con el uso de analgésicos. 

Cuando surja cualquiera de estos síntomas, es importante acudir al médico para que pueda ser identificada la causa e iniciado el tratamiento, pues puede significar condiciones más graves, como Enfermedad de Crohn, Síndrome del intestino irritable o incluso SIDA. 

Cómo eliminar las aftas definitivamente

Generalmente, las aftas desaparecen naturalmente de 1 a 2 semanas, no obstante, el uso de remedios caseros puede acelerar su cicatrización. Algunos ejemplos son: 

  • Hacer buches de agua tibia y sal alrededor de 3 veces al día, pues la sal tiene propiedades antisépticas, manteniendo al región del afta limpia y acelerando la cicatrización. Para preparar este remedio casero, basta añadir 1 cucharadita de sal gruesa en 1 vaso de agua tibia y mezclarlo bien. 
  • Colocar una piedra de hielo sobre el afta ayuda a aliviar el dolor y la inflamación. 
  • Aplicar un poco de miel en el afta con la ayuda de un cotonete, pues la miel tiene acción cicatrizante. 

Asimismo, es importante evitar comer alimentos ácidos o condimentados mientras el afta no haya desaparecido, como limón, kiwi y tomate, por ejemplo; hacer buches con un antiséptico bucal todos los días y mantener diariamente una buena higiene oral. 

Vea en el vídeo a continuación más sobre cómo eliminar las aftas:

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • CENTRO DE INFORMAÇÃO DO MEDICAMENTO - ORDEM DOS FARMACÊUTICOS. Estomatite aftosa recorrente. Disponible en: <https://www.ordemfarmaceuticos.pt/fotos/publicacoes/cim_e_publicacoes_ear_4249789575ac7993984299.pdf>. Acceso en 18 Abr 2019
  • SEMINÁRIOS FORL. Estomatites. Disponible en: <https://forl.org.br/Content/pdf/seminarios/seminario_37.pdf>. Acceso en 30 Mar 2020
  • VIEIRA, Anna Clara F. et al. Tratamento da estomatite aftosa recorrente: uma revisão integrativa da literatura. RFO UPF. Vol.20, n.3. 384-392, 2015
Más sobre este tema: