Los virus son pequeños agentes infecciosos clasificados como parásitos intracelulares obligados, esto debido a que necesitan estar dentro de la célula para que puedan causar enfermedades. Las afecciones ocasionadas por virus son popularmente conocidas como virosis y pueden afectar a personas de todas las edades.

Los virus se encuentran ampliamente distribuidos en el ambiente, además de formar parte del microbioma del cuerpo; de esta forma, estos pueden transmitirse por medio de la inhalación de partículas que quedan suspendidas en el aire cuando una persona infectada tose, estornuda o habla; por medio del consumo de agua o de alimentos contaminados; mediante el contacto con superficies infectadas por virus o con objetos compartidos; por tener relaciones sexuales sin protección, o a través de la picadura de mosquitos, por ejemplo.

Es importante que la enfermedad causada por el virus sea identificada correctamente, ya que de esta manera es posible que el médico indique el tratamiento más adecuado, que puede implicar medidas de soporte como reposo, ingesta de líquidos y alimentación ligera, o el uso de medicamentos antivirales en forma de comprimidos o pomadas, por ejemplo.

Algunas de las principales enfermedades causadas por virus incluyen:

1. COVID-19

El COVID-19 es una enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-CoV-2, que se puede transmitir de una persona a otra a través de la inhalación de pequeñas gotas de secreciones respiratorias que pueden quedar suspendidas en el aire cuando una persona infectada por este virus tose o estornuda.

Dado que el COVID-19 es una enfermedad altamente infecciosa que puede provocar la muerte, principalmente en personas mayores y con el sistema inmunitario comprometido y cuando las medidas de soporte no se inician rápidamente, es importante que se adopten medidas para ayudar a prevenir la infección y el desarrollo de formas graves de la enfermedad, como el uso de mascarillas, distanciamiento social, uso de alcohol en gel, lavado de las manos constante y vacunación. Conozca cómo prevenir la infección por el SARS-CoV-2.

Principales síntomas: los síntomas iniciales del COVID-19 son similares a los de una gripe, en que la persona puede presentar estornudos, secreción nasal, tos, fiebre, malestar general, diarrea y dolor de cabeza. En los casos más graves, también puede haber dificultad para respirar, dolor en el pecho y confusión mental. Realice nuestro test online de síntomas para saber el riesgo de tener COVID-19.

Cómo se realiza el tratamiento: el tratamiento para el COVID-19 se debe realizar según los síntomas presentados por la persona, siendo indicado que, independientemente de la intensidad de los síntomas, el individuo permanezca aislado. En los casos más leves, solo es indicado guardar reposo y tener una alimentación ligera y de fácil digestión, además de recomendarse el consumo de bastante líquido.

En los casos más graves, es importante que la persona sea trasladada al hospital para que se puedan realizar pruebas que determinen la oxigenación y el grado de comprometimiento de los pulmones, pudiendo estar indicada la realización de oxigenoterapia y el uso de medicamentos específicos.

Cómo prevenir: para prevenir la infección por el SARS-CoV-2, es importante utilizar mascarillas, lavar y desinfectar las manos regularmente, evitar permanecer demasiado tiempo en lugares cerrados y evitar tener contacto con personas confirmadas o con sospecha de COVID-19. Además, también es importante vacunarse contra el COVID-19, ya que aparte de proteger contra casos graves de la enfermedad, puede reducir la tasa de transmisión de la misma.

2. Gripe

La gripe es el virus más común, siendo principalmente causado por el virus de la influenza. Es más usual que la gripe surja durante el invierno, ya que en este período es frecuente que las personas permanezcan más tiempo en un ambiente cerrado, con poca circulación de aire y con gran cantidad de personas, por lo que existe mayor riesgo de transmisión de enfermedades respiratorias, incluyendo la gripe.

Principales síntomas: los síntomas más frecuentes de la gripe son fiebre, escalofríos, secreción nasal, estornudos, dolor de garganta, dolor muscular, cansancio excesivo y pérdida de apetito. Los síntomas suelen aparecer de forma repentina y pueden durar hasta 7 días. Vea cómo identificar los síntomas de gripe.

Cómo se realiza el tratamiento: el tratamiento para la gripe tiene como objetivo favorecer el alivio de los síntomas, siendo indicado normalmente que la persona permanezca en reposo, beba mucha agua y tenga una alimentación ligera, aparte de también poder ser indicado por el médico el uso de medicamentos antiinflamatorios o analgésicos.

Cómo prevenir: en caso de gripe, es importante evitar permanecer en ambientes cerrados y con poca circulación de aire durante mucho tiempo; además de esto, también se recomienda evitar el contacto con personas que tengan gripe. Asimismo, es importante adoptar medidas que ayuden a aumentar la inmunidad, como incrementar el consumo de alimentos ricos en vitamina C y practicar actividad física regularmente, por ejemplo.

Otra manera de prevenir la gripe es mediante la vacunación, que está indicada principalmente en niños, personas mayores y profesionales de la salud.

Vea más detalles sobre la vacuna de la gripe.

3. SIDA

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es una infección de transmisión sexual causada por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que puede transmitirse de una persona a otra por medio de las relaciones sexuales sin protección.

Es posible que la persona sea portadora del VIH y no desarrolle la enfermedad; sin embargo, en algunos casos, el virus logra multiplicarse en el cuerpo, interfiriendo directamente en el funcionamiento del sistema inmunitario, favoreciendo el desarrollo del sida y de complicaciones graves asociadas a la enfermedad.

Principales síntomas: los síntomas del sida pueden tardar hasta 10 años en aparecer después de la infección por el VIH, pudiendo haber fiebre persistente, dolor en los músculos y en las articulaciones, aparición de manchas y ampollas rojas en la piel, pérdida rápida de peso e infecciones que no mejoran incluso realizando el tratamiento adecuado.

Cómo se realiza el tratamiento: el tratamiento para el sida se lleva a cabo con un cóctel de medicamentos que tiene como objetivo disminuir la tasa de replicación viral y mejorar el funcionamiento del sistema inmunitario, y se debe usar según la indicación médica.

Cómo prevenir: la prevención del sida se realiza mediante la utilización del condón en todas las relaciones sexuales, además de evitar el intercambio de jeringas y agujas y el contacto directo con sangre y secreciones de otras personas, siendo recomendado el uso de guantes en estas situaciones.

En caso de que exista sospecha de exposición al VIH, se recomienda iniciar la profilaxis posexposición (PEP), que tiene como objetivo prevenir la replicación viral y el desarrollo de la enfermedad.

4. Poliomielitis

La poliomielitis, también conocida como parálisis infantil, es un enfermedad causada por el poliovirus. Este virus está presente de manera natural en el intestino y, por tal razón, la transmisión puede ocurrir por medio del contacto con objetos, heces, alimentos, agua contaminada o secreciones de una persona infectada.

Sin embargo, el contacto con el virus no necesariamente lleva al desarrollo de la enfermedad, principalmente en personas con el sistema inmunitario intacto y/o que hayan sido vacunadas contra esta afección, cuya primera dosis está indicada a los 2 meses de edad.

Principales síntomas: los síntomas iniciales de la poliomielitis son similares a los de la gripe, en que la persona puede sentir dolor de cabeza, fiebre y cansancio excesivo, que desaparecen después de 5 días. No obstante, en algunos casos, principalmente en situaciones donde la persona posee el sistema inmunitario más débil, el virus puede permanecer en el organismo y provocar la aparición de síntomas más graves como parálisis de una o ambas piernas, atrofia muscular, dificultad para hablar y/o tragar y espasmos musculares, por ejemplo.

Cómo se realiza el tratamiento: no existe tratamiento específico para la poliomielitis; no obstante, la fisioterapia por lo general está indicada para estimular y favorecer el desarrollo de los músculos atrofiados, además de mejorar la postura.

Cómo prevenir: la prevención de la poliomielitis se realiza mediante la vacunación, que es recomendada a partir de los 2 meses de edad, realizándose en 3 dosis y 2 dosis de refuerzo.

Vea más sobre la vacunación de la poliomielitis.

5. Dengue, zika y chikungunya

El dengue, el zika y el chikungunya son enfermedades transmitidas por el mismo vector, el mosquito Aedes aegypti, pero causadas por virus diferentes, pudiendo llevar al desarrollo de distintos síntomas.

Principales síntomas: los síntomas de dengue, zika y chikungunya pueden ser semejantes. En el caso de dengue, los síntomas pueden durar entre 2 y 7 días y puede haber fiebre, dolor en el cuerpo, dolor de cabeza, manchas rojas en la piel y un leve picor. Por otro lado, en el caso de zika, aparte de los síntomas del dengue, también se presenta enrojecimiento y dolor alrededor de los ojos, y el dolor en las articulaciones es más intenso.

En el caso de chikungunya, los síntomas son más prolongados y pueden durar 15 días, pudiendo haber, aparte de los síntomas del dengue y zika, malestar general, pérdida de apetito y, en algunas situaciones, trastornos neurológicos.

Cómo se realiza el tratamiento: el tratamiento para el dengue, zika y chikungunya debe ser indicado por el médico y, por lo general, tiene como objetivo aliviar los síntomas de la enfermedad, pudiendo estar recomendado el uso de algunos medicamentos. Aparte de esto, se sugiere que la persona permanezca en reposo, beba abundante líquidos y tenga una alimentación ligera.

Cómo prevenir: la prevención del dengue, zika y chikungunya involucra medidas que ayudan a controlar el desarrollo del mosquito Aedes aegypti, lo que implica eliminar las fuentes de agua estancada, utilizar larvicida en lugares donde haya mayor probabilidad de que existan mosquitos y agua estancada y aplicarse repelente.

6. Hepatitis

La hepatitis es una enfermedad causada por el virus de la hepatitis, caracterizada por la inflamación del hígado. Hay diferentes tipos de hepatitis que varían según el agente responsable y, en algunos casos, el modo de transmisión. Los principales tipos de hepatitis son A, B, y C.

Principales síntomas: los síntomas de hepatitis pueden surgir pocos días después del contacto con el virus, pudiendo presentarse dolor de cabeza, sensación de malestar general, hinchazón abdominal, náuseas, vómitos, piel y ojos amarillentos, heces claras y orina oscura. Es importante señalar que la aparición de los síntomas, la duración y la intensidad pueden variar de acuerdo con el virus responsable de la inflamación del hígado. Conozca más sobre los síntomas de la hepatitis.

Cómo se realiza el tratamiento: el tratamiento para la hepatitis debe ser orientado por el infectólogo o hepatólogo según los signos y síntomas presentados por la persona y el virus implicado. Por lo general, se indica que el individuo permanezca en reposo y tenga una alimentación ligera, pudiendo recomendarse en algunos casos el uso de medicamentos como interferón, lamivudina y adefovir, por ejemplo.

Cómo prevenir: la manera de prevención de la hepatitis puede variar según el virus relacionado y la forma de transmisión. De forma general, está indicado utilizar el condón en todas las relaciones sexuales, evitar compartir jeringas y agujas, evitar intercambiar objetos de uso personal, como corta cutículas, por ejemplo, y lavar bien las manos y los alimentos antes de consumirlos.

7. Herpes

El herpes es una enfermedad causada por el virus del herpes simple, que dependiendo de la vía de trasmisión, puede llevar a la aparición de síntomas en la boca, ojos o región genital, siendo clasificado en este último caso como infección de transmisión sexual.

Principales síntomas: el principal síntoma de herpes es la aparición de ampollas o llagas con borde rojizo que aparecen en la región genital o en los labios, por ejemplo. En el caso de herpes ocular, los síntomas pueden ser similares a los de una conjuntivitis, pudiendo haber mayor sensibilidad a la luz, enrojecimiento e irritación en el ojo, ampollas o llagas cercanas al ojo y visión borrosa, por ejemplo. Vea más sobre los síntomas del herpes labial, genital y ocular.

Cómo se realiza el tratamiento: el tratamiento para el herpes debe ser orientado por el médico, pudiendo estar indicado el uso de pomadas o comprimidos antivirales, como aciclovir y el valaciclovir, con el objetivo de disminuir la tasa de replicación viral y aliviar y prevenir la aparición de los síntomas.

Cómo prevenir: para prevenir la infección por el virus del herpes, es importante evitar tener relaciones sexuales sin condón y evitar compartir artículos de uso personal y objetos que puedan haber estado en contacto con las llagas del herpes.

8. VPH

El virus del papiloma humano (VPH) causa una infección de transmisión sexual que se puede transmitir por medio de la relación sexual sin protección. Es importante que la infección por el VPH se identifique en etapas iniciales, ya que de esta manera es posible iniciar el tratamiento, con el fin de reducir el riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino, en el caso de las mujeres.

Principales síntomas: el principal síntoma de infección por VPH es la aparición de verrugas en la región genital, que pueden surgir en la vulva, labios menores y mayores y ano, en el caso de las mujeres; y en el cuerpo del pene, saco escrotal y ano, en el caso de los hombres. Aparte de esto, se puede observar enrojecimiento local, picor y ardor en la región genital.

Cómo se realiza el tratamiento: el tratamiento tiene como objetivo prevenir y tratar los síntomas del VPH y reducir la posibilidad de transmisión, pudiendo ser indicado por el médico el uso de medicamentos en forma de pomadas o la realización de procedimientos para eliminar las verrugas, como la crioterapia, tratamiento láser o cirugía. Comprenda cómo se realiza el tratamiento para el VPH.

Cómo prevenir: la prevención del VPH se realiza mediante la vacunación, que se administra de 2 a 3 dosis, siendo recomendada a partir de los 9 años de edad.

Conozca más sobre la vacuna para el HPV.

9. Fiebre amarilla

La fiebre amarilla es una enfermedad causada por un virus del genero Flavivirus, que puede transmitirse a las personas por medio de la picadura del mosquito Haemagogus sabethes o Aedes aegypti infectado.

Principales síntomas: los síntomas de la fiebre amarilla pueden surgir hasta 6 días después de la picadura del mosquito infectado, pudiendo existir fuerte dolor de cabeza, fiebre, escalofríos, mayor sensibilidad a la luz, dolor muscular y aumento de los latidos cardíacos. Asimismo, en algunos casos es posible el desarrollo de formas más graves de la enfermedad, en las que puede haber color amarillento de la piel y los ojos, vómitos con sangre y dolor abdominal intenso, por ejemplo.

Cómo se realiza el tratamiento: el tratamiento para la fiebre amarilla debe ser orientado por el infectólogo, que normalmente indica reposo, ingesta de abundante líquido durante el día y alimentación ligera. Aparte de esto, pueden estar indicados medicamentos que ayuden a aliviar los síntomas, ya que no existe fármaco específico para combatir el virus de la fiebre amarilla.

Cómo prevenir: para prevenir la fiebre amarilla, se recomienda colocar repelente en los brazos y piernas, usar mosquiteros y tela o malla metálica en las ventanas y puertas de la casa y vestir camisas de manga larga y pantalones largos en la noche y durante los períodos de brote de la enfermedad.

10. Varicela

La varicela es una enfermedad infecciosa y altamente contagiosa que es causada por el virus de la varicela-zóster. Esta enfermedad es más común que ocurra en niños que no han sido vacunados o no completaron el calendario de vacunación.

Principales síntomas: el síntoma más característico de la varicela es la aparición de ampollas rojas por todo el cuerpo, que pueden contener líquido y que causan mucha comezón. Aparte de esto, puede haber fiebre, cansancio, malestar general y falta de apetito.

Cómo se realiza el tratamiento: el tratamiento para la varicela tiene como objetivo aliviar los síntomas, pudiendo ser indicado por el médico el uso de medicamentos antialérgicos, por ejemplo, para aliviar la comezón. Además, se recomienda evitar el contacto con otras personas, ya que el líquido presente en las ampollas es altamente contagioso. Conozca cómo se realiza el tratamiento para la varicela.

Cómo prevenir: la principal forma de prevención de la varicela es a través de la vacunación, cuya primera dosis está indicada a los 12 meses y la segunda a los 15 meses de edad. También es importante evitar el contacto con personas con varicela, mantener las manos siempre limpias, evitar permanecer mucho tiempo en ambientes cerrados y no tocar las heridas de la varicela.

11. Paperas

La parotiditis, también conocida como paperas, es una enfermedad infecciosa causada por el virus de la familia Paramyxoviridae, que puede transmitirse por medio de la inhalación de gotículas que quedan suspendidas en el aire cuando el individuo infectado tose o habla, por ejemplo.

Al infectar a la persona, este virus afecta a las glándulas salivales, provocando la aparición de los síntomas. Aunque es más frecuente en los niños, las paperas también pueden presentarse en los adultos, principalmente en las personas que no están vacunadas.

Principales síntomas: el principal síntoma de las paperas es la inflamación de la cara, que normalmente ocurre entre el mentón y la oreja, ya que es en está región donde está localizada la glándula parótida. Asimismo, puede haber dolor de cabeza, pérdida de apetito y dolor al tragar o abrir la boca, por ejemplo. Conozca otros síntomas de las paperas.

Cómo se realiza el tratamiento: el tratamiento de las paperas se realiza con el fin de promover el alivio de los síntomas, pudiendo ser recomendado por el médico el uso de analgésicos y antiinflamatorios, para ayudar principalmente a reducir la hinchazón en la cara, además de reposo y una alimentación más blanda y cremosa.

Cómo prevenir: para prevenir las paperas es importante que sea administrada la vacuna, la cual está indicada en dos dosis, siendo la primera dosis recomendada a los 12 meses de vida. Asimismo, es importante desinfectar objetos que hayan entrado en contacto con las secreciones respiratorias y evitar el contacto con la persona infectada.

12. Ébola

El ébola es una enfermedad grave y altamente contagiosa causada por el virus del Ébola, el cual puede transmitirse por medio del contacto con heces, secreciones, orina o vómito de personas infectadas, así como a través del contacto con objetos y/o superficies contaminadas.

Principales síntomas: los síntomas del ébola suelen aparecer hasta 21 días después del contacto con el virus e inicialmente son similares a los de la gripe, incluyendo fiebre, náuseas, dolor de garganta, cansancio excesivo y dolor de cabeza. Sin embargo, a medida que el virus se multiplica y la enfermedad evoluciona, es posible que existan síntomas indicativos de gravedad, como vómitos y diarrea con sangre, manchas o ampollas de sangre en la piel y sangrado por la nariz, oído, boca o región íntima, por ejemplo. Vea más sobre los síntomas del ébola.

Cómo se realiza el tratamiento: no existe tratamiento específico para el ébola, indicándose que la persona permanezca en aislamiento para evitar la transmisión del virus y que utilice medicamentos que ayuden a aliviar los síntomas. Además, es importante mantener un buen nivel de hidratación y tener la presión arterial y los niveles de oxígeno debidamente controlados.

Cómo prevenir: la principal forma de prevenir el ébola es evitando áreas de brote, lavándose las manos con agua y jabón regularmente y evitando el contacto con personas que presenten ébola. Aparte de esto, se recomienda no tener contacto con fluidos corporales de personas infectadas, así como con objetos que puedan haber entrado en contacto con estas personas.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Jean-Erick De Almeida - Odontólogo, em diciembre de 2021. Revisión clínica por Marcela Lemos - Biomédica, em diciembre de 2021.

Bibliografía

  • CDC. Symptoms of Coronavirus. Disponível em: <https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/symptoms-testing/symptoms.html>. Acceso en 05 oct 2021
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Poliomielite (paralisia infantil). Disponível em: <https://bvsms.saude.gov.br/poliomielite-paralisia-infantil/>. Acceso en 14 sep 2021
Abrir la bibliografía completa
  • BIBLIOTECA VIRTUAL EM SAÚDE. Herpes (herpes simples, herpes labial). Disponível em: <https://bvsms.saude.gov.br/bvs/dicas/230_herpes.html>. Acceso en 28 jul 2021
  • JOHNS HOPKINS MEDICINE. Oral Herpes. Disponível em: <https://www.hopkinsmedicine.org/health/conditions-and-diseases/herpes-hsv1-and-hsv2/oral-herpes>. Acceso en 28 jul 2021
  • NHS. Cold sores. Disponível em: <https://www.nhs.uk/conditions/cold-sores/>. Acceso en 28 jul 2021
  • WORLD HEALTH ORGANIZATION 2. Handbook for clinical management of dengue. 2012. Disponível em: <https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/76887/9789241504713_eng.pdf>. Acceso en 12 abr 2021
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Dengue: aspectos epidemiológicos, diagnóstico e tratamento. 2002. Disponível em: <https://bvsms.saude.gov.br/bvs/publicacoes/dengue_aspecto_epidemiologicos_diagnostico_tratamento.pdf>. Acceso en 12 abr 2021
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE/ SECRETARIA DE VIGILÂNCIA EM SAÚDE. Dengue: diagnóstico e manejo clínico - adulto e criança. 5 ed. Brasília-DF. 2016. Disponível em: <https://www.slideshare.net/gersonsouza2016/dengue-diagnstico-e-manejo-clnico-adulto-e-criana-98666179>. Acceso en 12 abr 2021
  • PROGRAMA MUNICIPAL DE DST/ AIDS DE SÃO PAULO SETOR DE ASSISTÊNCIA DO NÚCLEO DE DOENÇAS SEXUALMENTE TRANSMISSÍVEIS. Diretrizes para o diagnóstico e tratamento do HPV na Rede Municipal especializada em DST/ AIDS. 2008. . Acceso en 14 mar 2019
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Guia prático sobre HPV - perguntas e respostas. 2017. Disponível em: <https://portalarquivos2.saude.gov.br/images/pdf/2017/dezembro/07/Perguntas-e-respostas-HPV-.pdf>. Acceso en 18 nov 2019
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. HPV: o que é, causas, sintomas, tratamento, diagnóstico e prevenção. Disponível em: <http://saude.gov.br/saude-de-a-z/hpv#tratamento>. Acceso en 08 ene 2020
  • APF. Vírus do Papiloma Humano - HPV. Disponível em: <http://www.apf.pt/infecoes-sexualmente-transmissiveis/virus-do-papiloma-humano-hpv>. Acceso en 20 ene 2021
  • GOLDMAN, Lee; SCHAFER, Andrew I. . Goldman-Cecil Medicine . 25.ed. Rio de Janeiro: Elsevier, 2018.
  • ROTINAS ASSISTENCIAIS DA MATERNIDADE-ESCOLA DA UNIVERSIDADE FEDERAL DO RIO DE JANEIRO. Gripe. Disponível em: <http://www.me.ufrj.br/images/pdfs/protocolos/obstetricia/gripe_na_gravidez.pdf>. Acceso en 14 ene 2020
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Aids / HIV: o que é, causas, sintomas, diagnóstico, tratamento e prevenção. Disponível em: <http://www.saude.gov.br/saude-de-a-z/aids-hiv#tratamento>. Acceso en 06 ene 2020
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Tratamento para o HIV. Disponível em: <http://www.aids.gov.br/pt-br/publico-geral/o-que-e-hiv/tratamento-para-o-hiv>. Acceso en 06 ene 2020
  • CENTERS FOR DISEASE CONTROL AND PREVENTION. HPV and Men - Fact Sheet. Disponível em: <https://www.cdc.gov/std/hpv/stdfact-hpv-and-men.htm>. Acceso en 01 ago 2019
  • BOSTON PUBLIC HEALTH COMMISSION INFECTIOUS DISEASE BUREAU. Herpes genital. 2011. Disponível em: <http://www.bphc.org/whatwedo/infectious-diseases/Infectious-Diseases-A-to-Z/Documents/Fact%20Sheet%20Languages/Genital%20Herpes/Portuguese.pdf>. Acceso en 19 jul 2019
Revisión clínica:
Marcela Lemos
Biomédica
Formada por la Universidad Federal de Pernambuco en el año 2017. Formación en análisis clínico y experiencia en bioseguridad y control de infecciones