Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Tratamiento del VPH - Medicamentos y cirugía

El tratamiento contra el VPH puede realizarse con el uso de medicamentos o inclusive la realización de una cirugía. El objetivo del tratamiento no es la eliminación del virus, porque no existe ningún tratamiento que sea capaz de lograrlo, pero es dirigido al control de los síntomas y a la eliminación de las lesiones en la piel que son provocadas por el virus. Más información en: ¿El VPH tiene cura?

Estos tratamientos no son capaces de eliminar el virus pero son importantes para eliminar las lesiones, prevenir el contagio a otras personas, siendo también útil para prevenir el desarrollo de cáncer tanto en hombres como en mujeres.

Tratamiento del VPH - Medicamentos y cirugía

Los principales tratamientos son:

1. Medicamentos para el VPH

Los medicamentos recetados por el médico para las personas con VPH pueden servir para eliminar las lesiones o fortalecer el sistema inmune. Estos son:

  • Podofilox 0,5% por 3 días seguidos, luego se debe parar por 4 días, y volver a repetir el proceso hasta 4 veces;
  • Ácido tricloroacético o dicloroacético de 80 a 90%, 1 vez a la semana;
  • Imiquimod al 5%, 3 veces por semana, durante un máximo de 16 semanas;
  • Resina de podofilina de 10 a 25%, 1 vez por semana, durante un máximo de 4 semanas;
  • Retinoides: compuestos de vitamina A que ayudan en la regeneración de la piel, pudiendo ser utilizados 2 veces al día entre 4 a 8 semanas.

Además de esto, puede que el médico indique el uso de Interferon para complementar el tratamiento.

Estos tratamientos se utilizan principalmente en el tratamiento del VPH genital, por lo que para complementar el tratamiento se debe realizar y mantener una buena higiene íntima y utilizar condón en todas las relaciones sexuales, verificando atentamente que el preservativo cubra las lesiones. También es importante que la pareja sea evaluada por un médico para comprobar si ya ha sido contaminada o no, e iniciar el tratamiento en caso de que sea necesario.

2. Cirugía para el VPH

La cirugía puede ser indicada cuando las lesiones son muy grandes y cuando la persona tiene tendencia a sangrar, pudiendo ser realizada en el consultorio médico u hospital.

Las opciones incluyen la extirpación de las lesiones con bisturí, electrocoagulación, crioterapia o láser, creando una gran posibilidad de eliminar por completo las verrugas. Como estos tratamientos pueden causar dolor, el médico, puede indicar anestesia local para disminuir la molestia durante el tratamiento.

Cuando el individuo posee cáncer, también es indicado la realización de la cirugía para eliminar las verrugas.

Tratamiento del VPH - Medicamentos y cirugía

Tratamiento del VPH en el hombre

Cuando el hombre tiene el virus del VPH, el tratamiento sólo es indicado cuando presenta síntomas como verrugas en las regiones afectadas. El tratamiento es el mismo que realiza la mujer, pudiendo ser hecho en casa con los medicamentos recetados por el médico. Conozca otros síntomas del VPH en el hombre.

Tratamiento del VPH en el embarazo

El tratamiento debe comenzar, preferiblemente durante las primeras semanas de gestación, con los medicamentos mencionados anteriormente y debe ser hecho bajo la orientación del obstetra.

Sin embargo, cuando la mujer presenta verrugas genitales al final de la gestación, se recomienda realizar el parto a través de una cesárea, ya que existe riesgo de transmitir la enfermedad al bebé, si este entra en contacto con las lesiones.

En general, se recomienda el tratamiento del VPH antes de quedar embarazada para reducir las posibilidades de que existan verrugas durante el parto.

Cómo se produce el parto en caso de VPH

Normalmente, no es contraindicación para el parto normal, pero cuando las verrugas genitales son muy grandes puede ser indicada la realización de una cesárea o de una cirugía para extirpar las verrugas.

A pesar de que existe el riesgo de que la madre pueda transmitir el virus al bebé durante el parto, no es común que el bebé se contagie. Sin embargo, cuando el bebé se contamina, puede presentar verrugas en la boca, garganta, ojos o región genital.

¿El tratamiento del HPV duele?

El tratamiento del VPH puede doler durante la extirpación de las verrugas, especialmente durante la crioterapia, por lo que el paciente puede sentir la región dolorida por un máximo de 7 días. Sin embargo, se pueden colocar compresas calientes de té de manzanilla en el área para disminuir el dolor.

¿El VPH vuelve aparecer?

Las verrugas del VPH pueden surgir nuevamente porque el sistema inmune puede tardar varios años hasta eliminar el virus de las células por completo. Por lo que durante el tratamiento es importante que el paciente utilice preservativo, o que se mantenga en abstinencia sexual hasta que el virus sea eliminado del organismo, evitando la transmisión de la enfermedad.

La cura del VPH ocurre cuando el sistema inmune es capaz de eliminar el virus, lo que ocurre en la mayoría de los casos. Pero para aumentar las probabilidades de cura se debe fortalecer las defensas del organismo a través de la ingesta de vitamina C o de medicamentos recetados por el médico, como el Interferon, por ejemplo.

Complicaciones del VPH

El HPV aumenta el riesgo de desarrollar cáncer en los lugares donde se encuentran las verrugas, por lo que puede haber cáncer en la vagina, la vulva, el ano, el pene, el escroto o incluso en la boca.

La mejor forma de evitar el desarrollo de cáncer es realizar el tratamiento con los medicamentos o con cirugía.

Señales de mejoría del VPH

Cuando el tratamiento se realiza de forma adecuada, pueden surgir síntomas que indican mejoría del VPH como disminución del número y tamaño de las verrugas, así como la desaparición del cáncer, en los casos más graves.

Sin embargo, las verrugas pueden volver a surgir porque el virus se mantiene latente en el organismo, no siendo eliminado completamente después del tratamiento de las verrugas o del cáncer.

Señales de que empeora el VPH

Las señales de que empeoran son raros y normalmente están relacionados con la transmisión de las verrugas a otros lugares del cuerpo.

Existen varios tipos de virus de VPH, y los que provocan las verrugas no son los mismo que producen cáncer, por lo que las verrugas no pueden evolucionar hacia cáncer, aunque no sean tratadas. 

Mire el vídeo a continuación, y vea de forma fácil y sencilla cómo identificar los primeros síntomas de esta enfermedad para iniciar luego su tratamiento.

Más sobre este tema:
Carregando
...