Mononucleosis: qué es, síntomas y tratamiento

Revisión médica: Drª Sylvia Hinrichsen
Infectóloga
junio 2022

La mononucleosis es una infección causada por el virus de Epstein-Barr, transmitido a través de la saliva, el cual provoca síntomas como fiebre alta, dolor, inflamación y el surgimiento de placas blanquecinas en la garganta e inflamación de los ganglios del cuello. La mononucleosis, conocida también como la enfermedad del beso, puede provocar una infección a cualquier edad, siendo más común que se presenten síntomas en los adolescentes y adultos, y no en los niños. 

Los síntomas de esta infección pueden surgir 4 a 6 semanas después de haber entrado en contacto con el virus, sin embargo, este período de incubación puede ser menor dependiendo del sistema inmunológico de la persona.

Aunque la mononucleosis no tenga un tratamiento específico, tiene cura y suele desaparecer al cabo de 1 a 2 semanas, siendo recomendado que la persona se mantenga de reposo e ingiera muchos líquidos, para ayudar al organismo a eliminar el virus. Dependiendo de los síntomas, el médico también podrá indicar algunos medicamentos para aliviarlos.

Principales síntomas

Los principales síntomas que indican mononucleosis son:

  1. Presencia de placas blanquecinas en la boca, lengua y/o garganta;
  2. Dolor de cabeza constante;
  3. Fiebre alta;
  4. Dolor de garganta;
  5. Cansancio excesivo;
  6. Malestar general;
  7. Ganglios inflamados en el cuello.

Los síntomas de mononucleosis pueden ser fácilmente confundidos con gripe o refriado, por lo que en caso de que los síntomas duren más de 2 semanas, es importante acudir con el médico general o el infectólogo para que realice una evaluación y pueda diagnosticar la enfermedad.

Test de síntomas

Para saber el riesgo de tener mononucleosis, seleccione los síntomas que manifiesta en el siguiente test:

  1. 1.Fiebre por encima de 38º C
  2. 2.Dolor de garganta muy intenso
  3. 3.Dolor de cabeza constante
  4. 4.Cansancio excesivo y malestar
  5. 5.Placas blanquecinas en la boca y en la lengua
  6. 6.Ganglios del cuello inflamados

Diagnóstico de mononucleosis

El diagnóstico de la mononucleosis se realiza a través de la evaluación clínica de los signos y síntomas presentados por la persona. Los exámenes de laboratorio sólo se solicitan cuando los síntomas no son muy específicos o cuando es necesario realizar el diagnóstico diferencial con otras enfermedades producidas por el virus.

De esta forma, se puede solicitar la realización de un hemograma, en el que se pueden observar linfocitosis, presencia de linfocitos atípicos y disminución del número de neutrófilos y plaquetas. Para la confirmación del diagnóstico se recomienda la búsqueda de anticuerpos específicos circulantes presentes en la sangre contra el virus responsable de la mononucleosis. 

Cómo se transmite la mononucleosis

La transmisión de la mononucleosis ocurre a través del contacto con la saliva de una persona infectada, por lo que la forma más común es a través del beso. Sin embargo, también es posible contagiarse con mononucleosis a través de la tos y de los estornudos.

Además de esto, la enfermedad se puede transmitir al compartir vasos y cubiertos con una persona infectada. 

Cómo se realiza el tratamiento

No existe un tratamiento específico para la mononucleosis, una vez que el cuerpo es capaz de eliminar el virus. Sin embargo, se recomienda mantenerse de reposo e ingerir muchos líquidos como agua, tés o jugos naturales para acelerar el proceso de recuperación y evitar el surgimiento de complicaciones como inflamación del hígado o aumento del bazo. 

Sin embargo, en algunos casos, el médico puede optar por prescribir medicamentos para aliviar los síntomas, como analgésicos y antipiréticos, como Paracetamol o Dipirona, para aliviar el dolor de cabeza y el cansancio, o antiinflamatorios, como Ibuprofeno o Diclofenaco, para aliviar el dolor de garganta y reducir los ganglios. En caso de que surjan infecciones, como amigdalitis, por ejemplo, el médico puede recetar antibióticos, como Amoxicilina o Penicilina.

Posibles complicaciones

Las complicaciones de la mononucleosis son más comunes en personas que no hacen el tratamiento adecuado o que presentan un sistema inmune debilitado, permitiendo que el virus se desarrolle más.

Estas complicaciones normalmente incluyen un aumento del bazo e inflamación del hígado. En estos casos, es común que surjan dolores intensos en la barriga e inflamación abdominal, por lo que se recomienda consultar nuevamente al médico general para que sea iniciado el tratamiento adecuado.

Además de esto, pueden surgir complicaciones más raras como anemia, inflamación del corazón o infecciones en el sistema nervioso central como meningitis, por ejemplo. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em junio de 2022. Revisión médica por Drª Sylvia Hinrichsen - Infectóloga, em marzo de 2018.

Bibliografía

  • CDC. About Infectious Mononucleosis. Disponível em: <https://www.cdc.gov/epstein-barr/about-mono.html>. Acceso en 08 oct 2019
  • SECRETARIA DE ESTADO DA SAÚDE DO PARANÁ - SUPERINTENDÊNCIA DE VIGILÂNCIA EM SAÚDE. Guia Rápido de Manejo Epidemiológico das doenças Imunopreveníveis. 2015. Disponível em: <http://www.saude.pr.gov.br/arquivos/File/book_guia_rapido.pdf>. Acceso en 08 oct 2019
Revisión médica:
Drª Sylvia Hinrichsen
Infectóloga
Infectóloga doctorada en Medicina Tropical en la Universidad Federal de Pernambuco en 1995. Nº de registro profesional: 6522