Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Vacuna de la influenza: efectos secundarios y otras dudas

La vacuna de la influenza, conocida también como vacuna de la gripe o vacuna antigripal, protege contra los diferente tipos de virus de la influenza, responsable del desarrollo de la gripe. Sin embargo, como este virus sufre de muchas mutaciones a lo largo del tiempo, cada vez se vuelve más resistente, por eso, la vacuna necesita rehacerse cada año para proteger a las personas vacunadas contra las nuevas mutaciones del virus.

Generalmente, la vacuna se aplica a través de una inyección en el brazo y ayuda al cuerpo a desarrollar inmunidad contra la gripe, evitando así el surgimiento de complicaciones relacionadas con la gripe como neumonía o problemas cardíacos, además de hospitalizaciones y muerte. Para ello, la vacuna expone a la personas a una pequeña dosis de virus inactivo de la gripe, lo que es suficiente para "entrenar" al sistema inmune para defender al organismo en caso de que tenga un contacto con el virus vivo.

Vacuna de la influenza: efectos secundarios y otras dudas

1. ¿Cuáles son los efectos secundarios?

Las reacciones adversas más comunes después de la aplicación de la vacuna incluyen:

Dolor de cabeza, muscular o articular

Algunas personas pueden sentir fatiga, dolor corporal y dolor de cabeza que pueden surgir alrededor de las 6 a 12 horas después de la aplicación de la vacuna.

Qué hacer: se debe permanecer en reposo y beber muchos líquidos. En caso de que el dolor sea intenso se puede tomar analgésicos, como paracetamol o dipirona, siempre que sean indicados por el médico.

Fiebre, escalofríos y transpiración excesiva

Algunas personas también pueden sentir fiebre, escalofríos y transpirar más de lo normal después de la vacunación, pero generalmente son síntomas transitorios que surgen 6 a 12 horas después de la aplicación y desaparecen posterior a 2 días, aproximadamente.

Qué hacer: en caso de que haya mucha molestia, se pueden tomar analgésicos y antipiréticos, como paracetamol o dipirona, siempre que estén orientados por un médico.

Reacciones en el lugar de aplicación

Otra de las reacciones adversas más comunes es el surgimiento de alteraciones en el lugar de administración de la vacuna, como dolor, enrojecimiento o ligera inflamación.

Qué hacer: se puede aplicar un poco de hielo envuelto en un paño limpio en la zona de aplicación, y en caso de observarse lesiones muy extensas o limitación de los movimientos, se debe acudir de inmediato al médico.

2. ¿La vacuna protege contra el H1N1 o el coronavirus?

La vacuna contra la influenza protege contra diferentes grupos de la gripe, incluidos el H1N1. En el caso de las vacunas administradas gratuitamente por el sistema de salud público, normalmente protegen contra 3 tipos de virus, estos son la gripe A (H1N1), gripe A (H3N2) e Influenza tipo B, por lo que es una vacuna trivalente. Sin embargo, también existe otra vacuna que es tetravalente, protegiendo también contra otro tipo de virus de la Influenza B.

En cualquier caso, la vacuna no protege contra ningún tipo de coronavirus, incluida la causa de la infección por COVID-19.

3. ¿Es posible aplicarse la vacuna si se tiene gripe?

Idealmente la vacuna debe aplicarse hasta 4 semanas antes del surgimiento de cualquier síntoma de la gripe. Sin embargo, en caso de que la persona ya esté enferma, se aconseja esperar que se resuelva este episodio y desaparezcan los síntomas antes de vacunarse para evitar que los síntomas naturales de la gripe se confundan con una reacción de la vacuna, por ejemplo.

La vacunación protegerá al organismo contra otra posible infección con el virus de la influenza.

Vacuna de la influenza: efectos secundarios y otras dudas

4. ¿Quiénes debe aplicarse la vacuna?

La vacuna está indicada en personas con mayor riesgo de contagiarse con el virus de la influenza y desarrollar síntomas y/o complicaciones, siendo más frecuente en personas que presentan el sistema inmune comprometido. Por lo que los grupos con mayor riesgo son:

  • Niños entre 6 meses y 5 años;
  • Personas mayores de 60 años;
  • Mujeres embarazadas;
  • Mujeres en el puerperio hasta 45 días;
  • Profesionales de la salud;
  • Profesores;
  • Población indígena;
  • Personas con el sistema inmune comprometido, como VIH o cáncer;
  • Personas con enfermedades crónicas como diabetes, bronquitis o asma;
  • Portadores de trisomía como síndrome de Down;
  • Adolescentes que viven en instituciones socioeducativas.

Además, reos y otras personas privadas de su libertad también deben ser vacunados, especialmente debido a las condiciones de los lugares en los que se encuentran, lo que facilita la transmisión de enfermedades.

5. ¿Las embarazadas pueden aplicarse la vacuna contra la influenza?

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer es más vulnerable a las infecciones, por eso existen muchas posibilidades de contagiarse de gripe. Por ello, el embarazo forma parte de los grupos de riesgo y, por eso, se debe vacunar en los puesto de salud ofrecidos.

6. ¿Quién no debe aplicarse la vacuna?

La vacuna está contraindicada en personas con hemorragia, síndrome de Guillain-Barré, problemas de coagulación sanguínea como hemofilia o manchas moradas en la piel que surgen con facilidad, desorden neurológico o enfermedad cerebral.

Además, no debe ser aplicada en personas con alergia al huevo o látex, sistema inmune debilitado, como en el caso de quienes reciben tratamiento para el cáncer o quienes toman medicamentos anticoagulantes, así como durante el embarazo y la lactancia.

7. ¿Es necesario aplicarse la vacuna todos los años?

La vacuna de la gripo tiene una duración que puede variar entre 6 y 12 meses, por eso, debe ser administrada cada año, especialmente durante el otoño. Además, como los virus de la influenza tienen mutaciones rápidas, la nueva vacuna sirve para garantizar que el cuerpo esté protegido contra los nuevos tipos de virus que vayan surgiendo durante el año.

Después de su administración, la vacuna comienza a hacer efecto de 2 a 4 semanas, por eso no es capaz de impedir una gripe que ya esté en curso.

8. ¿En dónde se puede aplicar la vacuna?

La vacuna de la gripe la ofrecen los servicios de salud pública de cada país, normalmente a los grupos de riesgo, y es administrada en los puesto de salud durante las campañas de vacunación. Sin embargo, quienes no pertenecen a los grupo de riesgo pueden acudir a clínicas privadas, en donde después de haberla pagado, se les coloca la vacuna.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje