Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué puede causar dolor torácico y qué hacer

El dolor en el tórax, también conocido como dolor torácico, es un tipo de dolor que surge en la región del pecho y que, normalmente, es poco localizado, pudiendo incluso irradiarse hacia la espalda. Puesto que el tórax es una parte del cuerpo que contiene varios órganos, como el corazón, el hígado, parte del estómago o los pulmones, cualquier dolor en esta región es poco específico, debiendo ser evaluado por un médico.

En la mayoría de los casos, este tipo de dolor está relacionado con el exceso de gases en el intestino, que acaba ejerciendo presión sobre los órganos del tórax y produciendo dolor; no obstante, también puede surgir por otras situaciones menos graves, como crisis de ansiedad y estrés. Asimismo, el dolor también puede ser señal de alguna alteración más grave, como enfermedades cardíacas o problemas gástricos, especialmente cuando este es muy fuerte y surge junto con otros síntomas o dura más de tres días.

De esta forma, lo ideal es que siempre que se esté sufriendo de un dolor torácico se consulte a un médico general o familiar o se acuda al hospital para que pueda ser realizada una evaluación adecuada y, en caso de que sea necesario, sea indicado el tratamiento o incluso se remita a otro especialista.

1. Ansiedad y exceso de estrés

Qué puede causar dolor torácico y qué hacer

La ansiedad es un mecanismo normal del cuerpo que surge cuando se está muy estresado o cuando se vive una situación considerada peligrosa de alguna forma. Cuando esto ocurre, aparecen varias alteraciones en el funcionamiento del organismo, como aumento de los latidos cardíacos y de la frecuencia respiratoria.

Debido a estas alteraciones es común que se sienta algún tipo de incomodidad, especialmente en la región del tórax, que está principalmente relacionada con el aumento de los latidos cardíacos. Este tipo de situación, además del dolor, normalmente está acompañada de otros síntomas, como palpitaciones, irritabilidad fácil, respiración superficial y rápida, sensación de calor, mareos y falta de aire.

Qué hacer: lo ideal es intentar calmarse respirando profundo o haciendo alguna actividad divertida que ayude a distraer. Tomar un té calmante, como pasiflora, valeriana o toronjil, también puede ayudar. No obstante, si después de 1 hora la incomodidad aún continúa, se debe acudir al hospital para confirmar que el dolor no tiene otra causa que requiera de algún tratamiento más específico. Conozca también qué más se puede hacer para controlar la ansiedad.

2. Problemas intestinales

Qué puede causar dolor torácico y qué hacer

Después de los casos de ansiedad o estrés, los problemas intestinales son de las principales causas de dolor torácico, especialmente el exceso de gases intestinales. Esto ocurre porque el aumento de volumen del intestino hace que incremente la presión sobre los órganos y la región del tórax, el cual acaba generando dolor. Este dolor, por lo general, es del tipo punzada y surge en cualquier lado del tórax, siendo intenso durante algunos minutos, pero mejorando con el paso del tiempo.

Además del exceso de gases, el estreñimiento también puede generar síntomas semejantes, que incluye, además del dolor o la incomodidad en el tórax, la sensación de hinchazón abdominal, alteraciones en el ritmo intestinal y dolor abdominal.

Qué hacer: en caso de que exista sospecha de que el dolor pueda realmente estar siendo causado por exceso de gases, o en caso de que la persona sufra constantemente de estreñimiento, se debe realizar un masaje abdominal para ayudar a los movimientos del intestino, aparte de aumentar la ingesta de agua y de alimentos ricos en fibra, como ciruela seca o linaza, por ejemplo. Conozca más opciones para acabar con el exceso de gases.

3. Enfermedades cardíacas

Qué puede causar dolor torácico y qué hacer

Otra causa habitual del dolor en el tórax es la presencia de enfermedades en el corazón, puesto que este es uno de los principales órganos de esta región del cuerpo. Generalmente, el dolor causado por los problemas cardíacos surge del lado izquierdo o en la parte central del tórax y se manifiesta como una sensación de opresión en el pecho, pudiendo también sentirse como una sensación de ardor.

Además del dolor, otros signos y síntomas que pueden surgir en el caso de enfermedades cardíacas incluyen: palidez, sudoración, náuseas, vómitos, sensación de falta de aire y cansancio fácil. Conozca otros signos y síntomas que pueden indicar problemas en el corazón.

En los casos más graves, el dolor torácico también puede ser síntoma de infarto, que es una situación de emergencia que causa dolor muy intenso en el tórax, el cual no mejora y se irradia hacia el brazo izquierdo o el cuello y el mentón, pudiendo provocar desmayo e incluso paro cardíaco.

Qué hacer: siempre que exista sospecha de un problema en el corazón es muy importante el seguimiento médico con un cardiólogo para la realización de pruebas, como electrocardiograma, y la confirmación del diagnóstico para iniciar el tratamiento más adecuado. En el caso de sospechar de infarto se debe acudir de inmediato al hospital o llamar a atención médica.

4. Trastornos gástricos y hepáticos

Qué puede causar dolor torácico y qué hacer

En el tórax es posible encontrar una pequeña porción del sistema digestivo, como el esófago, el hígado, el páncreas, la vesícula e incluso la boca del estómago. Por lo tanto, el dolor en el tórax también puede estar relacionado con un problema del sistema digestivo, principalmente espasmos del esófago, reflujo gastroesofágico, hernia hiatal, úlcera o pancreatitis.

En estos casos, el dolor generalmente se encuentra más localizado en la parte inferior del tórax, especialmente en la región de la boca del estómago, pero también puede irradiarse hacia la espalda y el abdomen. Además del dolor, otros síntomas de problemas gástricos incluyen: sensación de ardor en el centro del tórax y subiendo hacia la garganta, dolor en el estómago, indigestión, náuseas y vómitos.

Qué hacer: si surgen síntomas gástricos junto con el dolor torácico, es aconsejado consultar un médico general o un médico de salud familiar para identificar si realmente puede ser un problema del sistema digestivo. En caso de que sea confirmado, el médico puede recomendar el tratamiento más adecuado e incluso remitir la consulta a un gastroenterólogo.

5. Problemas respiratorios

Qué puede causar dolor torácico y qué hacer

Los pulmones son otros de los principales órganos que están contenidos en el tórax; por esta razón, las alteraciones del aparato respiratorio también pueden generar dolor torácico, especialmente cuando afectan las vías respiratorias superiores, como laringe y faringe, o cuando surgen en el diafragma o en la pleura, que es la membrana fina que recubre los pulmones.

Cuando es causado por problemas respiratorios, el dolor generalmente es vago y difícil de describir, pudiendo también irradiarse hacia la espalda y empeorar al respirar. Aparte del dolor, otros síntomas pueden surgir, como falta de aire, sensación de nariz congestionada, flema, sibilancias en el pecho (sonido agudo al respirar), dolor de garganta y cansancio excesivo.

Qué hacer: se aconseja consultar a un médico general o un médico de salud familiar para hacer una evaluación e intentar determinar cuál es la causa de los síntomas. De esta forma, en caso de que se trate de una alteración de las vías respiratorias superiores, el médico puede indicar la consulta con un otorrinolaringólogo, mientras que en los otros casos se puede remitir a un neumólogo, por ejemplo.

6. Dolor muscular

Qué puede causar dolor torácico y qué hacer

Aunque este también sea una causa muy común de dolor en tórax, normalmente también es fácil de identificar, incluso en casa, pues es un dolor que surge con el movimiento, es localizado en los músculos de la parte anterior del tórax y de las costillas y aparece luego de esfuerzos físicos, especialmente después de entrenar pectoral en el gimnasio, por ejemplo.

Sin embargo, después de un traumatismo también puede surgir este dolor, el cual empeora con el movimiento del tronco y cuando se respira profundo, pudiendo ocurrir en los casos donde hay compresión del pulmón por las costillas después de un traumatismo mayor, por ejemplo. Por otra parte, el dolor también puede ser descrito como más leve, como el que surge debido a pequeños golpes.

Qué hacer: este tipo de dolor normalmente mejora con el descanso, pero también puede ser aliviado con la aplicación de compresas tibias sobre los músculos o la zona adolorida. En caso de que el dolor sea muy fuerte o que empeore a lo largo del tiempo, impidiendo la realización de actividades diarias, es importante acudir a un médico general o familiar para identificar si existe alguna causa que requiera de un tratamiento más específico.

Bibliografía >

  • NETO, Onofre Alves et al.. Dor: princípios e prática. Porto Alegre: Artmed, 2009. 764-774.
  • HEALTHLINE. Understanding Anxiety Chest Pain. Disponible en: <https://www.healthline.com/health/anxiety/anxiety-chest-pain>. Acceso en 06 Nov 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje