Pericarditis: qué es, síntomas y tratamiento

Revisión médica: Drª. Ana Luiza Lima
Cardióloga
junio 2021

La pericarditis es una inflamación de la membrana que recubre el corazón, también conocida como pericardio, que provoca dolor muy intenso en el pecho, similar a un infarto. Por lo general, las causas de la pericarditis incluyen infecciones, como neumonía y tuberculosis; enfermedades reumáticas, como lupus y artritis reumatoide, o radioterapia en el tórax.

Cuando la pericarditis surge de manera repentina, se conoce como pericarditis aguda y, normalmente, su tratamiento es rápido, pues el paciente se recupera en 2 semanas aproximadamente. Sin embargo, existen casos en que la pericarditis se va desarrollando a lo largo de varios meses, incluyendo un tratamiento más prolongado.

La pericarditis aguda tiene cura y, en la mayoría de los casos, su tratamiento se realiza en la casa con reposo y el uso de analgésicos y antiinflamatorios indicados por el cardiólogo; no obstante, en los casos más graves puede ser necesario hospitalizar al paciente.

Imagem ilustrativa número 1

Principales síntomas

El principal síntoma de la pericarditis es un dolor intenso en el pecho que empeora al toser, acostarse o respirar hondo. Sin embargo, otros síntomas incluyen:

  • Dolor en el pecho que se extiende al lado izquierdo del cuello o del hombro;
  • Dificultad para respirar;
  • Sensación de palpitaciones;
  • Fiebre entre 37 y 38 ºC;
  • Cansancio excesivo;
  • Tos persistente;
  • Hinchazón abdominal o de las piernas.

Cuando el paciente presenta síntomas de pericarditis debe buscar ayuda médica inmediata o acudir a la emergencia lo antes posible para la realización de pruebas como electrocardiograma o ecocardiograma, con el objetivo de descartar un infarto, por ejemplo. Después de esto, el cardiólogo puede ordenar otras pruebas, como un análisis de sangre o rayos X de tórax, para confirmar el diagnóstico de pericarditis e iniciar el tratamiento adecuado.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la pericarditis debe ser orientado por un cardiólogo y suele evaluarse según el tipo de pericarditis y su causa:

1. Pericarditis aguda por virus o sin causa

Normalmente, tiene como objetivo aliviar los síntomas, y puede ser recomendado el uso de:

  • Analgésicos: ayudan aliviar el dolor en el cuerpo;
  • Antipiréticos: permiten reducir la fiebre;
  • Antiinflamatorios no esteroideos: deben tomarse según indicación médica, se indican por lo general dosis altas durante dos semanas;
  • Medicamentos protectores gástricos: para proteger el estómago de los efectos de los antiinflamatorios, especialmente si aparece dolor de estómago o existen antecedentes de úlceras;
  • Colchicina: que debe asociarse a los antiinflamatorios no esteroideos y mantenerse por un año para prevenir la recurrencia de la enfermedad. Conozca más sobre la colchicina.

Aparte de esto, es de extrema importancia que el paciente permanezca en reposo hasta que los síntomas desaparezcan y la inflamación sea controlada o desaparezca.

2. Pericarditis por bacterias

En estos casos, la inflamación del tejido que rodea al corazón es causada por bacterias, por lo que el tratamiento se realiza principalmente con el uso de antibióticos, con el fin de eliminar la bacteria responsable.

Además del uso de antibióticos, el cardiólogo puede también indicar el uso de antiinflamatorios no esteroideos y, en los casos más graves, hospitalización, drenaje del pericarpio o cirugía.

3. Pericarditis crónica

El tratamiento para este tipo de pericarditis normalmente es realizado con el fin de aliviar los síntomas, como el uso de medicamentos diuréticos para ayudar a eliminar el exceso de líquidos, por ejemplo.

Asimismo, dependiendo de la causa y de la progresión de la enfermedad, puede ser indicado por el médico el uso de medicamentos inmunosupresores o cirugía.

4. Pericarditis secundarias a otras enfermedades

Cuando la pericarditis ocurre debido a alguna enfermedad, el tratamiento se realiza según su causa, siendo por lo general recomendado por el médico:

  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINES), como el ibuprofeno;
  • Colchicina: que puede tomarse sola o asociada a AINES, según recomendación médica;
  • Corticosteroides: que normalmente son indicados en los casos de enfermedades del tejido conjuntivo y de pericarditis urémica, y en aquellos que no han respondido a la colchicina o a los AINES.

5. Pericarditis constrictiva

En este tipo de pericarditis hay desarrollo de un tejido, similar a una cicatriz, en el pericardio, que puede originar obstrucción y calcificaciones, además de inflamación, interfiriendo en el funcionamiento normal del corazón.

El tratamiento para este tipo de pericarditis se realiza con:

  • Medicamentos antituberculosos: deben iniciarse antes de la cirugía y mantenerse durante un 1 año; 
  • Medicamentos que mejoran la función cardíaca;
  • Medicamentos diuréticos;
  • Cirugía para extirpar el pericardio.

Es importante mencionar que la cirugía, principalmente en los casos de pericarditis asociada a otras enfermedades cardíacas, no debe posponerse, ya que los pacientes con grandes limitaciones en la función del corazón pueden tener un mayor riesgo de muerte, y el beneficio de la cirugía es menor.

Posibles complicaciones 

Las complicaciones de la pericarditis son más frecuentes en el caso de la pericarditis crónica o cuando el tratamiento no se realiza de manera adecuada, pudiendo incluir:

  • Pericarditis constrictiva: provoca la formación de cicatrices que tornan el tejido del corazón más grueso, lo que dificulta su funcionamiento y causa síntomas como hinchazón en el cuerpo y dificultad para respirar;
  • Taponamiento cardíaco: acumulación de líquido dentro de la membrana en el corazón, disminuyendo el volumen de sangre bombeado.

Las complicaciones de la pericarditis pueden poner en riesgo la vida del paciente, razón por la cual siempre es necesario que el mismo permanezca hospitalizado.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Jean-Erick De Almeida - Odontólogo, em junio de 2021. Revisión médica por Drª. Ana Luiza Lima - Cardióloga, em junio de 2021.

Bibliografía

  • WHO - WORLD HEALTH ORGANIZATION. COVID-19 subcommittee of the WHO Global Advisory Committee on Vaccine Safety (GACVS): updated guidance regarding myocarditis and pericarditis reported with COVID-19 mRNA vaccines. 2021. Disponível em: <https://www.who.int/news/item/09-07-2021-gacvs-guidance-myocarditis-pericarditis-covid-19-mrna-vaccines>. Acceso en 13 jul 2021
  • EUROPEAN MEDICINES AGENCY. COVID-19 vaccines: update on ongoing evaluation of myocarditis and pericarditis. 2021. Disponível em: <https://www.ema.europa.eu/en/news/covid-19-vaccines-update-ongoing-evaluation-myocarditis-pericarditis>. Acceso en 13 jul 2021
Abrir la bibliografía completa
  • WISE, Jacqui. Covid-19: Should we be worried about reports of myocarditis and pericarditis after mRNA vaccines?. British Medical Journal. 373. 1-2, 2021
  • HARVARD HEALTH PUBLISHING. New information for parents on myocarditis and COVID-19 vaccines. 2021. Disponível em: <https://www.health.harvard.edu/blog/new-information-for-parents-on-myocarditis-and-covid-19-vaccines-202107012523>. Acceso en 13 jul 2021
  • TUNG-CHEN, Yale. Acute pericarditis due to COVID-19 infection: An underdiagnosed disease?. Med Clin (Barc). 155. 1; 44-45, 2020
Revisión médica:
Drª. Ana Luiza Lima
Cardióloga
Cardióloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en el año 2008 con registro profesional en el colegio de médicos nº CRM/PE – 16886.