Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Dolor en la boca del estómago: principales causas y cómo tratarlo

Dolor en la boca del estómago es el nombre popular para el dolor epigástrico o epigastralgia, que es el dolor que surge en la parte superior del abdomen inmediatamente debajo del tórax, región que corresponde al lugar donde se inicia el estómago. 

La mayoría de las veces este dolor no es de preocupar y puede indicar alguna alteración en el estómago, esófago o en el inicio del intestino como por ejemplo reflujo, gastritis o indigestión, apareciendo asociado a otros síntomas como acidez, mareos, vómitos, gases, distensión abdominal o diarrea. 

Sin embargo, es importante recordar que en algunos casos más raros el dolor en la boca del estómago también puede indicar otras enfermedades más serias como la inflamación en la vesícula, pancreatitis o inclusive un infarto del miocardio, por esto siempre que este dolor aparezca y que sea de intensidad fuerte, no mejore al cabo de una horas o esté acompañado de otros síntomas como falta de aire, mareos, sensación de opresión en el pecho o desmayos, es importante acudir a la emergencia médica para una evaluación médica. 

Dolor en la boca del estómago: principales causas y cómo tratarlo

Principales causas

A pesar de que el dolor en la boca del estómago puede tener diversas causas sólo la evaluación médica podrá determinar qué está causando este síntoma y cuál es el tratamiento a seguir según el caso, por lo que las principales causas son:

1. Gastritis

La gastritis es la inflamación de la mucosa que reviste la parte interna del estómago, la cual suele provocar dolor en la boca del estómago que varía de intensidad pudiendo ser leve, moderado e inclusive intenso causando una sensación de ardor o de opresión. 

Además del dolor, la gastritis provoca otros síntomas como náuseas, sensación de llenura después de comer, eructos y exceso de gases. Esta enfermedad puede desencadenarse por llevar una alimentación poco equilibrada por el consumo en exceso de frituras, cafeína o alcohol; por estrés; por el uso de medicamentos que atacan la mucosa del estómago como los antiinflamatorios; por una infección como la que provoca la bacteria Helicobacter Pylori o por una gastroenteritis viral o bacteriana. 

En algunos casos la gastritis puede alcanzar las capas más profundas del tejido, provocando una úlcera péptica. En estos casos, el dolor suele ser más intenso y suele surgir en ayunas o después de comer, también existe riesgo de sangrado o de que se perfore, pudiendo causar una grave inflamación abdominal. 

Qué hacer: el gastroenterólogo es el médico más adecuado para recomendar el tratamiento de la gastritis o de la úlcera péptica, el cual incluye el uso de medicamentos que disminuyen la acidez del estómago y de cambios en la alimentación. Vea en el video a continuación algunas indicaciones dadas por la nutricionista Tatiana Zanin sobre la alimentación en la gastritis:  

2. Esofagitis

La esofagitis es la inflamación del tejido del esófago, generalmente es provocado por el reflujo gastroesofágico o por una hernia hiatal. Esta enfermedad suele provocar dolor en la boca del estómago y ardor en la región del tórax que empeora después de las comidas y con ciertos tipos de alimentos como la cafeína, el alcohol y las frituras. 

Qué hacer: el tratamiento es recomendado por el gastroenterólogo e incluye el uso de medicamentos para disminuir la acidez estomacal, medicamentos para mejorar la motilidad gastrointestinal, además de cambios en los hábitos alimentarios. 

3. Mala digestión

Comer en exceso o ingerir alimentos que el organismo no tolera bien, que estén contaminados con microorganismos o que contengan lactosa, por ejemplo, pueden provocar una digestión difícil con irritación de la mucosa del estómago, producción excesiva de gases, reflujo y aumento de la motilidad intestinal.

El resultado de esto es dolor, que puede surgir en la boca del estómago o en cualquier otro sitio del abdomen, pudiendo estar acompañada de gases, diarrea o estreñimiento.

Qué hacer: en estos casos, el dolor suele pasar al cabo de unas horas, por lo que se recomienda tomar medicamentos para aliviar el malestar como antiácidos y analgésicos, beber bastantes líquidos y comer alimentos leves. También se debe consultar al médico para que se identifiquen las causas e indique el tratamiento más indicado. 

4. Piedras en la vesícula

La presencia de piedras en la vesícula puede provocar dolor abdominal tipo cólico, que a pesar de que la mayoría de las veces surge en la parte superior derecha del abdomen, también se puede irradiar hacia la boca del estómago y hacia la espalda, estando asociado a síntomas como mareos y vómitos. 

Qué hacer: el gastroenterólogo podrá indicar el uso de medicamentos para aliviar los síntomas como analgésicos y antieméticos, sin embargo, podrá considerar la necesidad de realizar una cirugía para extirpar la vesícula. Vea las principales formas de tratamiento para los cálculos en la vesícula.

5. Pancreatitis aguda

La pancreatitis es la inflamación del páncreas, un órgano localizado en el centro del abdomen que tiene como función primordial la digestión de los alimentos y la producción de hormonas. Esta enfermedad provoca dolor en la parte superior del abdomen, que puede ser intenso y que se irradia hacia la espalda, estando asociado a otros síntomas como vómitos, distensión abdominal y estreñimiento. 

Qué hacer: la pancreatitis aguda es una urgencia médica y su tratamiento debe iniciarse lo más rápido posible, evitando que la enfermedad se agrave y provoque una inflamación generalizada en el organismo. Las primeras medidas incluyen mantener a la persona en ayunas, hidratación en vía intravenosa y el uso de analgésicos. 

6. Problemas cardíacos

El dolor en la boca del estómago puede surgir debido a una alteración cardíaca como un infarto al miocardio, al contrario del típico dolor en el pecho. A pesar de que no es común, el dolor en el estómago debido a un infarto suele ser tipo ardor u opresión y está asociado a otros síntomas como náuseas, vómitos, sudoración fría o falta de aire. 

Suele sospecharse de alteraciones cardíacas en personas que ya tienen un factor de riesgo de infarto como los ancianos, obesos, diabéticos, hipertensos, fumadores o personas que presentan enfermedades del corazón. 

Qué hacer: en caso se sospeche de infarto es necesario acudir de inmediato a la emergencia hospitalaria, donde el médico realizará las primeras evaluaciones para identificar la causa del dolor a través de la realización de un electrocardiograma, iniciando el tratamiento más apropiado. Vea cómo identificar los principales síntomas de infarto y cómo tratar

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje