Piquetes en el corazón: ¿por qué dan? 12 causas y qué hacer

Actualizado en enero 2024

Los piquetes en el corazón pueden ser causados por ansiedad o crisis de pánico, exceso de gases, inflamación en el páncreas, piedras en la vesícula o neuralgia intercostal, por ejemplo. 

Asimismo, este síntoma también puede deberse a problemas cardíacos como infarto, angina de pecho, miocarditis o pericarditis, por ejemplo, y estar acompañado de dolor súbito en el pecho, el cual puede irradiarse hacia el brazo o el cuello, sudoración fría y náuseas.

Independientemente de la causa, al sentir un piquete en el corazón que surge de forma repentina, empeora a lo largo del tiempo o está acompañado de otros síntomas, se debe acudir inmediatamente al hospital para que la causa sea identificada y sea iniciado el tratamiento más adecuado.

Imagem ilustrativa número 1

¿Por qué dan piquetes en el corazón?

Las principales causas de piquetes en el corazón incluyen:

1. Ansiedad o crisis de pánico

La ansiedad o la crisis de pánico pueden causar síntomas semejantes al infarto, como dolor en el pecho, como si fuese en el corazón, y sensación de presión en el pecho, además de sensación de hormigueo en las extremidades, como manos, pies y boca, y alteraciones en la respiración.

No obstante, a diferencia del infarto, el dolor en el corazón causado por la ansiedad o crisis de pánico es más localizada en el pecho, inicia en un momento de gran estrés y mejora en 20 a 30 minutos. Vea todos los síntomas de ansiedad

Qué hacer: por lo general, a medida que la situación que causó la ansiedad o la crisis de pánico cesa, los síntomas mejoran. Sin embargo, se recomienda acudir al hospital inmediatamente para que el médico pueda identificar si se trata de ansiedad o de infarto e indique el mejor tratamiento.

De esta manera, el tratamiento de la ansiedad o de la crisis de pánico generalmente es llevado a cabo con seguimiento del psicólogo y, de ser necesario, el uso de antidepresivos indicados por el psiquiatra.

2. Exceso de gases

El exceso de gases también puede generar molestias o dolor en el pecho, como si fuesen piquetes en el corazón que van y vienen, y es más común en personas que sufren de estreñimiento.

Este tipo de dolor suele surgir de manera aislada, por lo que no está acompañado de otros síntomas; sin embargo, puede surgir hinchazón en la barriga o sonidos intestinales.

Qué hacer: se puede realizar un masaje en el abdomen para ayudar a eliminar los gases y a aliviar el dolor. Asimismo, acostarse apretando las piernas contra el abdomen también puede ayudar a liberar los gases atrapados y reducir las molestias. Conozca otras formas de eliminar los gases intestinales.

3. Infarto

El infarto puede generar piquetes en el corazón, como si el corazón estuviese siendo apretado, además de dolor en el pecho que se irradia hacia el hombro, cuello, mandíbula, axila, espalda o brazo del lado izquierdo, malestar, náuseas, sudoración fría y palidez.

Este tipo de dolor inicia de manera repentina sin causa aparente o surge durante un esfuerzo físico, y tiende a empeorar con el pasar del tiempo. Vea otros síntomas del infarto.  

Qué hacer: se debe buscar ayuda médica inmediatamente o acudir al centro de urgencias más cercano en el caso de surgimiento de síntomas de un infarto, pues es una condición grave que puede colocar la vida en riesgo.

De esta manera, es posible iniciar el tratamiento inmediatamente con medicamentos, cateterismo o angioplastia, para regular el paso de sangre al corazón y evitar complicaciones. Vea cómo es el tratamiento de un infarto.

4. Angina de pecho

La angina de pecho es la reducción del flujo de sangre en las arterias que llevan oxígeno al corazón, lo que causa síntomas como piquetes en el corazón en forma de opresión o ardor, además de sensación de hormigueo en el brazo, los hombros o las muñecas, sudoración fría y falta de aire.

La angina generalmente es causada por aterosclerosis, que es la acumulación de grasa en las arterias del corazón, y algunos factores que pueden contribuir a su desarrollo incluyen diabetes, presión alta y alimentación rica en grasas, por ejemplo. 

Asimismo, los síntomas de angina pueden agravarse por esfuerzo o momentos de mucha emoción.

Qué hacer: el tratamiento de la angina debe ser llevado a cabo con orientación del cardiólogo y depende del tipo de angina, y puede ser indicado el uso de medicamentos anticoagulantes y antiplaquetarios, vasodilatadores o beta-bloqueantes, por ejemplo. Vea los principales tipos de angina y el tratamiento.   

5. Miocarditis

La miocarditis es la inflamación del miocardio, que es el músculo del corazón que es responsable por bombear la sangre hacia todo el cuerpo, lo que puede causar piquetes en el corazón en forma de opresión, dolor en el pecho, palpitaciones cardíacas, dificultad para respirar, debilidad e hinchazón de las piernas o pies.

La miocarditis puede ser causada por infecciones de bacterias, virus u hongos, enfermedad de Chagas, lupus eritematoso sistémico o uso de antibióticos o quimioterapia para el cáncer.

Qué hacer: se debe consultar al cardiólogo para confirmar el diagnóstico e iniciar el tratamiento más adecuado, el cual implica el uso de antibióticos, antivirales o antifúngicos, además de reposo.

En los casos más graves, puede ser necesaria la hospitalización para recibir medicamentos por la vena o incluso para colocar dispositivos, semejantes al marcapasos, por ejemplo. Conozca cómo es llevado a cabo el tratamiento de la miocarditis.  

6. Pericarditis

La pericarditis es la inflamación del pericardio, que es la membrana que reviste el corazón, lo que puede causar síntomas como piquetes en el corazón, los cuales empeoran al respirar o al toser y mejoran al sentarse inclinando el cuerpo hacia adelante.

Esta inflamación puede ser causada por infecciones virales o bacterianas, enfermedades autoinmunes, golpes en el tórax o infarto, por ejemplo. 

Qué hacer: el tratamiento de la pericarditis es llevado a cabo por el cardiólogo, el cual puede indicar el uso de antibióticos, corticosteroides, antiinflamatorios o diuréticos, por ejemplo, dependiendo de la causa. En los casos más graves, el tratamiento es llevado a cabo mediante la aplicación de medicamentos en la vena en el hospital. Vea más sobre el tratamiento de la pericarditis.  

7. Arritmia

La arritmia es la alteración en el ritmo de los latidos del corazón, lo que puede hacer que este lata más rápido, más lento o simplemente fuera de ritmo.

Esta condición puede generar síntomas como dolor en el pecho, como si fuesen piquetes en el corazón, latidos cardíacos acelerados o lentos, mareos, falta de aire, debilidad o desmayo.

Qué hacer: el tratamiento de la arritmia es llevado a cabo por el cardiólogo y varía según su causa y tipo, pudiendo ser indicada la colocación de marcapasos cardíaco, uso de medicamentos antiarrítmicos o cirugía, por ejemplo. Conozca todas las opciones de tratamiento para la arritmia.

8. Problemas en el estómago

Algunos problemas en el estómago, como reflujo gastroesofágico o úlcera estomacal, pueden causar dolor que puede ser sentido en el pecho, como si fuese un piquete en el corazón.

Otros síntomas son sensación de ardor en el estómago o esófago, sensación de bola en la garganta o acidez.

Qué hacer: se debe consultar al gastroenterólogo para que sea identificado el problema en el estómago e iniciado el tratamiento más adecuado, el cual puede implicar el uso de antiácidos, analgésicos o antibióticos, por ejemplo. Vea cómo es llevado a cabo el tratamiento del reflujo gastroesofágico y de la úlcera gástrica.  

9. Piedra en la vesícula

La piedra en la vesícula puede causar dolor abdominal tipo cólico del lado derecho del abdomen o la región del estómago, que puede irradiarse hacia el pecho, y provocar dolor como si fuese un piquete en el corazón.

Este dolor suele ser más intenso luego de consumir alimentos grasosos y puede estar acompañado de otros síntomas como náuseas, vómitos o dolor en la espalda y/o hombro derecho, o incluso piel y ojos amarillentos. Vea cómo identificar todos los síntomas de piedra en la vesícula.  

Qué hacer: se debe consultar al gastroenterólogo para que sean realizados análisis y confirmar la presencia de piedras en la vesícula. Por lo general, el tratamiento implica el uso de analgésicos y antieméticos para aliviar los síntomas, medicamentos para ayudar a disolver las piedras, como ácido ursodesoxicólico, o cirugía para remover la vesícula. Conozca cómo es llevada a cabo la cirugía de vesícula

10. Inflamación en el páncreas

La inflamación en el páncreas, o pancreatitis, también puede causar dolor en la parte superior del abdomen, el cual puede ser confundido con piquetes en el corazón.

Por lo general, el dolor de la pancreatitis se irradia hacia la espalda y empeora a lo largo del tiempo, y está acompañado de otros síntomas como náuseas y vómitos, aumento de los latidos del corazón, hinchazón abdominal y heces amarillentas o blancas.

Qué hacer: el tratamiento de la pancreatitis es llevado a cabo por el gastroenterólogo y varía de acuerdo con los síntomas y la gravedad de la enfermedad, pudiendo ser indicado el uso de medicamentos para aliviar el dolor y antibióticos, por ejemplo. Vea más sobre el tratamiento de la pancreatitis.  

11. Problemas pulmonares

Ciertos problemas pulmonares, como la neumonía o la pleuritis, por ejemplo, pueden causar dolor en el pecho como si fuese un piquete en el corazón, especialmente al respirar, toser o estornudar.

Otros síntomas incluyen falta de aire, dificultad para respirar o respiración acelerada, pérdida del apetito y fiebre. Conozca todos los síntomas de la neumonía y de la pleuritis

Qué hacer: se debe consultar al neumólogo para identificar el tipo de problema pulmonar e iniciar el tratamiento más adecuado, el cual puede implicar el uso de antibióticos, antitérmicos u oxigenoterapia, por ejemplo. 

12. Neuralgia intercostal

La neuralgia intercostal es el dolor en los nervios intercostales, que se ubican entre las costillas, debido a una inflamación que puede surgir por trauma, fractura de la costilla, hernia en la columna torácica o infección por el virus del herpes zóster, por ejemplo.

Este tipo de dolor puede surgir del lado derecho o izquierdo del pecho, intensificarse al toser o estornudar, o sentirse como si fuese un piquete en el corazón, pudiendo ser confundido con problemas cardíacos como, por ejemplo, infarto.

Sin embargo, la neuralgia intercostal no causa sudoración fría ni empeora a lo largo del tiempo, pero sí cuando se mueve el cuerpo. 

Qué hacer: se debe acudir al hospital inmediatamente para que sea diagnosticada la inflamación en los nervios intercostales, así como su causa, y sea descartado el infarto, para luego iniciar el tratamiento más adecuado, el cual varía dependiendo de qué ocasionó la neuralgia intercostal.