Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Principio de neumonía: 5 síntomas de infección

El principio de neumonía es el nombre que se le da cuando la neumonía se diagnostica al comienzo, por lo que la infección en los pulmones aún se encuentra poco desarrollada, siendo más fácil de tratar y disminuyendo el riesgo de sufrir complicaciones.

Algunos de los primeros síntomas que pueden ser identificados en un principio de neumonía son:

  • Tos persistente con flema;

  • Sensación ligera de falta de aire;

  • Fiebre por encima de 37,8ºC;

  • Pérdida de apetito;

  • Cansancio excesivo y malestar general sin razón aparente.

Como estos síntomas son muy leves pueden ser difíciles de identificar, por lo que es bastante común que el principio de la neumonía se diagnostique cuando surge una gripe que no mejora, por lo que el médico evalúa los síntomas, realiza un examen físico e indica una radiografía de tórax. Conozca más a fondo los síntomas de la neumonía.

Principio de neumonía: 5 síntomas de infección

Cómo confirmar el diagnóstico

La radiografía de tórax es el mejor examen para diagnosticar el principio de neumonía. Además de esto, el médico puede indicar una evaluación del esputo para identificar si la infección está siendo originada por un virus, bacterias u hongos. De esta manera, es posible iniciar rápidamente el tratamiento para la neumonía evitando que el paciente empeore.

Quién tiene mayor riesgo

La neumonía es una infección pulmonar que puede surgir en cualquier persona, sin embargo, existen algunos factores que pueden aumentar el riesgo, como por ejemplo:

  • Ser fumador;

  • Tener una enfermedad pulmonar obstructiva, como enfisema o bronquitis;

  • Permanecer internado en el hospital por mucho tiempo;

  • Tener una enfermedad autoinmune, como el SIDA.

Además de esto, los ancianos y los niños son un grupo que presenta mayor riesgo de desarrollar cualquier tipo de infección, incluyendo una neumonía, ya que su sistema inmune está más débil o menos desarrollado, permitiendo la multiplicación de microorganismos que afectan el funcionamiento del pulmón. Vea qué hacer para prevenir una neumonía.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para el principio de neumonía debe ser orientado por el médico general, pediatra o por un neumonólogo y normalmente dura cerca de 7 a 14 días. Sin embargo, en los casos en que la neumonía empeora o la persona posee el sistema inmune más débil, el médico podría sugerir su hospitalización.

Durante el tratamiento, algunos cuidados recomendados por el médico pueden incluir mantenerse de reposo, ingerir muchos líquidos y realizar una alimentación rica en vitamina C, frutas y vegetales, para fortalecer el sistema inmune.

En los casos donde la neumonía sea de origen bacteriano, el médico podrá recomendar la ingesta de antibióticos para combatir la infección. Conozca más sobre el tratamiento de la neumonía.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje