Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo limpiar el hígado

Para limpiar el hígado se debe seguir una dieta baja en grasas y con proteínas que sean de fácil digestión, que pueden encontrarse en los pescados. Además de esto, se le debe dar preferencia a los pescados bajos en grasa y que sean congelados, evitando los frescos, de forma que sean más fáciles para ser digeridos.

Por otro lado, en la dieta para limpiar el hígado se deben evitar las bebidas alcohólicas, los aceites y las grasas para no empeorar el dolor abdominal, el cual es un síntoma presente cuando el hígado está comprometido, evitando, de esta forma, que se inflame.

El hígado cumple muchísimas funciones en el organismo a nivel metabólico, por lo que es importante preservar su salud a través de buenos hábitos alimentarios. Conozca cuáles son las funciones del hígado en el organismo.

Cómo limpiar el hígado

Qué comer para limpiar el hígado

La alimentación debe basarse en alimentos de fácil digestión y con un elevado consumo de agua, como por ejemplo gelatina, pescados, arroz, zanahoria y mermelada en sustitución a la mantequilla o a la margarina. 

Algunos alimentos permitidos para quien sufre de problemas en el hígado pueden ser:  

  • Frutas y verduras - alimentos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes que permiten desintoxicar y limpiar el hígado;
  • Leche descremada y quesos bajos en grasa como el queso ricotta y cottage - ya que contienen menos grasas;
  • Pan, pasta y cereales - estos alimentos dependiendo de cuál sea la enfermedad hepática pueden ser consumidos integrales o no, en el caso por ejemplo del hígado graso podrían ser integrales;
  • Carnes bajas en grasa y blancas como el pavo o el pollo, por ejemplo y pescados blancos - porque son fuentes proteicas con menos contenido de grasa.

Es posible consumir algunos tés como el de alcachofa, milenrama o de boldo con cardo mariano, ya que estos son tés que poseen propiedades para limpiar el hígado,además de esto, también el agua con limón es una excelente opción. Vea las propiedades del agua con limón para el hígado aquí.

Qué no debe comer 

Con esta dieta de protección hepática se busca limpiar y cuidar el hígado, por lo que ciertos alimentos deben evitarse para evitar sobrecargar el hígado y para ayudar a disminuir su inflamación. Una de las cosas primordiales que afectan el funcionamiento del hígado y que puede empeorar cualquier enfermedad hepática, es el consumo de bebidas alcohólicas, por lo que están totalmente contraindicadas. 

También es importante evitar las frituras y los alimentos ricos en grasa como la mantequilla, la margarina, la manteca, queso crema, tocineta, carnes grasas, quesos amarillos, embutidos, leche y yogures completos, mayonesa, salsas y aceites. Es posible agregarle 1 cucharadita de aceite de oliva crudo en las comidas, de forma tal que mantenga sus propiedades y proporcione sus beneficios. 

Además de esto, se deben evitar alimentos flatulentos, es decir, que produzcan gases, ya que por lo general cualquier enfermedad hepática causa malestar abdominal, por lo que se deben evitar alimentos como coliflor, brócoli, repollo y refrescos. Conozca cuáles son los alimentos que producen gases.

Los alimentos deben ser preparados a la plancha, hervidos o al horno y con pocos condimentos, se pueden utilizar hierbas naturales o alimentos naturales como el ajo para darles sabor. Lo ideal es consumir los alimentos cocidos, evitando la ingesta de frutas y de vegetales crudos, principalmente si el individuo presenta diarrea, ya que este síntoma es bastante común cuando se presenta algún problema en el hígado. 

Menú ejemplo para limpiar el hígado

Un ejemplo de menú para quien sufre de alguna enfermedad hepática puede ser:

  • Desayuno: 2 rebanadas de pan con 1 rebanada de queso blanco bajo en grasa + 1 vaso de jugo de fresa.
  • Merienda de la mañana- 1 ud de durazno + 1 yogurt natural descremado
  • Almuerzo - Pechuga de pollo a la plancha con arroz y ensalada de remolacha con zanahoria cocida, aderezado con limón y una cucharadita de aceite de oliva. De postre una pera.
  • Merienda de la tarde- Leche de arroz con granola + jugo de piña. 
  • Cena - Merluza con papas al horno + 1/2 taza de ensalada de calabacín con berenjena y cebolla, aderezados con unas gotas de limón + 1ud banana mediana.

Es importante en caso de sufrir de alguna enfermedad hepática, es importante acudir a un nutricionista ya que muchas veces las cantidades de proteína que se deben ingerir en la dieta deben ser controladas, por lo que este especialista realizará un plan de alimentación acorde a las necesidades individuales. 

Más sobre este tema:


Carregando
...