Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
Cerrar Coronavirus: Informaciones sobre el COVID-19 Leer más
¿Qué necesitas saber?

Qué es la pleuritis, principales síntomas y tratamiento

La pleuritis, también conocida como pleuresía, es una condición en la cual la pleura, que es la membrana que cubre los pulmones y el interior del tórax, se inflama, causando síntomas como dolor en la región de las costillas, tos y dificultad para respirar.

Normalmente, la pleuresía ocurre debido a una acumulación de líquido entre las dos capas de la pleura, también conocida como derrame pleural, y por ello, es más frecuente en personas con problemas respiratorios, como gripe, neumonía o infecciones pulmonares por hongos. Además, otra causa que puede originar este problema es un golpe fuerte en el pecho. Vea más sobre el derrame pleural.

Siempre que exista sospecha de pleuritis, es impòrtante consultar a un neumólogo o médico general, para confirmar el diagnóstico e iniciar el tratamiento, que además de incluir el tratamiento para la causa, también puede incluir antiinflamatorios, para reducir la molestia.

Qué es la pleuritis, principales síntomas y tratamiento

 Principales síntomas

La pleuritis generalmente provoca síntomas relacionados con la respiración, como:

  • Dolor intenso y constante en la región del pecho o costillas;

  • Dolor que empeora al respirar hondo, toser o estornudar;

  • Sensación de falta de aire;

  • Tos constante;

  • Fiebre persistente.

Además, es bastante común que el dolor se irradie a los hombros o la espalda, dependiendo del sitio inflamado de la pleura y la extensión de la lesión.

Cada vez que surjan algunos de estos síntomas, es importante consultar a un neumólogo o médico general, especialmente cuando ya existe un problema respiratorio previo, ya que puede ser un signo de empeoramiento.

¿ La pleuritis es grave?

La pleuritis normalmente no es grave, sin embargo, puede ser una señal de que el tratamiento para un problema respiratorio no está siendo efectivo. Por esto, siempre que exista sospechas, es importante consultar al médico para la revisión del tratamiento.

Cómo confirmar el diagnóstico

Para confirmar el diagnóstico de la pleuresía, normalmente es necesario consultar a un neumólogo y realizar exámenes como análisis de sangre, radiografía de tórax, tomografía computarizada o ecografía. Además, algunos médicos, también pueden ordenar un electrocardiograma, para comprobar un posible problema cardíaco que pueda estar causando el dolor en la región del pecho.

Cómo se realiza el tratamiento

Generalmente el tratamiento se inicia con el uso de antiinflamatorios, como ibuprofeno, para reducir el dolor y aliviar las molestias. Sin embargo, es necesario identificar la causa de la pleuritis para realizar su tratamiento y evitar que la membrana del pulmón continue inflamada.

Además, también se aconseja mantener reposo, evitar esfuerzos que puedan aumentar la frecuencia respiratoria, como correr o subir escaleras, por ejemplo.

El uso de fisioterapia respiratoria también puede ser indicado y en estas sesiones, son utilizadas ejercicios pulmonares, que permiten recuperar toda la capacidad respiratoria, a medida que la pleura se desinflama. Conozca más sobre este tipo de fisioterapia.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Sólo podremos responderle si deja su email.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje