Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas de pancreatitis aguda y crónica

La pancreatitis es una condición donde el páncreas se inflama, generando síntomas como fuerte dolor abdominal, mareos y heces amarillentas, siendo este el principal órgano responsable por la digestión de los nutrientes en el intestino. Esta inflamación ocurre debido a que las enzimas pancreáticas se activan mientras están en él y no cuando están en el intestino, las causas pueden ser la presencia del cálculos biliares, alcoholismo, tabaquismo e inclusive el uso de ciertos medicamentos. 

La pancreatitis se clasifica según el tiempo de evolución en pancreatitis aguda, la cual surge repentinamente y dura tan solo unos días, o puede ser crónica, la cual perdura durante varios años. El tratamiento se realiza principalmente a través del uso de medicamentos, pero en los casos más graves puede ser necesario realizar una cirugía, e inclusive pueden surgir complicaciones que pueden causar la muerte. 

Síntomas de pancreatitis aguda y crónica

Síntomas de pancreatitis aguda

La pancreatitis aguda ocurre de forma repentina y generalmente es curada en pocos días al seguir el tratamiento adecuado, pero en los casos más graves de la enfermedad, puede causar la muerte. Sus síntomas son:

  • Dolor constante e intenso en la parte superior del abdomen, que empeora con el paso del tiempo y después de las comidas. Normalmente surge a nivel de la boca del estómago y se irradia hacia los lados y hacia la espalda, en forma de cinturón;
  • Náuseas y vómitos;
  • Inflamación y sensibilidad en el abdomen;
  • Fiebre;
  • Aumento de los latidos del corazón.

En presencia de estos síntomas, se debe acudir a la emergencia hospitalaria inmediatamente, ya que la enfermedad puede agravarse rápidamente y causar hemorragias o problemas graves a nivel de los riñones, pulmones y el corazón, aumentando el riesgo de muerte.

Síntomas de pancreatitis crónica

La pancreatitis crónica es aquella que no cura y va empeorando a lo largo del tiempo, causando lesiones en el páncreas que dificultan su funcionamiento adecuado, llevando al surgimiento de los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal constante o intermitente, con períodos con ausencia de dolor. La ingestión de alimentos puede aumentar el dolor causando temor al comer;
  • Náuseas y vómitos;
  • Pérdida de peso sin causa aparente;
  • Fatiga;
  • Mala digestión que se manifiesta con diarrea crónica y esteatorrea. Las heces suelen ser de color amarillentas y flotan, lo que indica la presencia de grasas.

Estos síntomas son causados porque ocurre una malabsorción de las grasas principalmente y de los alimentos en general, que no son absorbidos por completo por el intestino, pudiendo causar desnutrición en el individuo.

Síntomas de pancreatitis aguda y crónica

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la pancreatitis es hecho en el hospital con el uso de medicamentos para el dolor y antibióticos. En la forma aguda de la enfermedad, el paciente debe mantenerse sin ingerir alimentos por la vía oral hasta que la crisis se trate y la inflamación del órgano disminuya, sin embargo, normalmente el paciente suele ser evaluado por un nutricionista y los médicos le colocan una sonda que va de la boca la intestino que permite la alimentación con suplementos nutricionales y en los casos en que no es tolerada este tipo de alimentación se coloca nutrición a través de la vena. 

En el caso de la pancreatitis crónica también es aplicada la alimentación por sonda durante algunas semanas, y el médico puede recomendar el uso de medicamentos que contienen enzimas digestivas que ayudan a digerir los alimentos y permitir que sean absorbidos por el intestino.

Posibles causas de la pancreatitis

La pancreatitis surge cuando las enzimas digestivas que están dentro del páncreas se activan antes de llegar al intestino, irritando las paredes del órgano, causando la inflamación del mismo. 

Aunque puede ocurrir en personas saludables, la pancreatitis es más frecuente en algunos casos como: 

  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas;
  • Tabaquismo;
  • Piedras en la vesícula;
  • Postoperatorio de cirugía abdominal;
  • Traumatismo abdominal;
  • Fibrosis quística;
  • Hipertrigliceridemia;
  • Páncreas dividido;
  • Disfunción del esfínter de Oddi;
  • El uso de algunos medicamentos como tetraciclina, ácido valproico, medicamentos contra el VIH, azatioprina, estrógenos, 6-mercaptopurina;
  • Elevados niveles de calcio en la sangre;
  • Cáncer en el páncreas.

Además de esto, personas que tienen antecedentes familiares de pancreatitis también tienen mayor probabilidad de desarrollar esta enfermedad en algún momento de la vida. 

Más sobre este tema:


Carregando
...