Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

7 Principales causas de la anemia

La anemia se caracteriza por la disminución de los niveles de hemoglobina en la sangre, que es una proteína que se encuentra en el interior de los glóbulos rojos y es responsable por suministrar oxígeno a las células del organismo. 

Existen diversas causas para la anemia, desde una alimentación pobre en vitaminas hasta hemorragias, mal funcionamiento de la médula ósea, enfermedades autoinmunes o existencia de enfermedades crónicas, por ejemplo.

La anemia puede ser leve o incluso severa, cuando la cantidad de hemoglobina se encuentra por debajo de 7 g%; por otra parte, el grado de severidad no solo depende de la causa, también de la gravedad de la enfermedad y de la respuesta del organismo de cada persona. 

7 Principales causas de la anemia

Algunas de las principales causas de anemia incluyen:

1. Falta de vitaminas

Para producir adecuadamente los glóbulos rojos de la sangre, el organismo necesita nutrientes esenciales. Cuando estos faltan, se generan las denominadas anemias carenciales, las cuales son:

  • Anemia por falta de hierro, también llamada anemia ferropénica, la cual puede surgir por una alimentación con bajo contenido de hierro, sobre todo en la infancia, o debido a sangrados que pueden ser imperceptibles en el cuerpo, como por una úlcera gástrica o várices en el intestino, por ejemplo;
  • Anemia por falta de vitamina B12 y ácido fólico, también llamada anemia megaloblástica, ocurre debido a la mala absorción de vitamina B12, principalmente en el estómago, y al bajo consumo de ácido fólico en la alimentación. La vitamina B12 es consumida en carnes o derivados de animales, como huevos, quesos y leche. Por otra parte, el ácido fólico se encuentra en carnes, vegetales verdes, frijoles o garbanzos, por ejemplo. 

La ausencia de estos nutrientes es detectada a través de exámenes de sangre solicitados por el médico. Generalmente, este tipo de anemia se agrava paulatinamente y como el cuerpo logra adaptarse a las pérdidas durante algún tiempo, los síntomas pueden demorar en aparecer. 

2. Defectos en la médula ósea

La médula ósea es donde son producidas las células sanguíneas, por esta razón, en caso de que se vea afectada por alguna enfermedad, podría comprometer la formación de los glóbulos rojos y provocar anemia. 

Este tipo de anemia, también llamada anemia aplásica o anemia medular, puede tener diversas causas, que incluyen defectos genéticos, intoxicación por agentes químicos como solventes, bismuto, agrotóxicos, alquitrán o medicamentos anticonvulsivantes; exposición a radiación ionizante, infecciones por VIH, parvovirus B19, virus Eipstein-Barr o por enfermedades como hemoglobinuria paroxística nocturna, por ejemplo. Sin embargo, en ciertos casos inusuales, la causa puede no ser identificada. 

3. Hemorragias

Las hemorragias son graves debido a que la pérdida de sangre representa la pérdida de glóbulos rojos y, por ende, la disminución de la cantidad de oxígeno y nutrientes transportados hasta los órganos del cuerpo. 

Algunas de las causas más comunes de hemorragias pueden ser originadas por lesiones en el cuerpo, traumatismos por accidentes, menstruación abundante o por enfermedades como cáncer, enfermedades del hígado, várices o úlceras, por ejemplo. 

En ciertos casos, las hemorragias son internas y, por esta razón, no son visibles; siendo necesaria la realización de exámenes para poder identificarlas. Conozca las principales causas de hemorragia interna

4. Enfermedades genéticas

Las enfermedades hereditarias son aquellas que se transmiten a través del ADN, estas pueden provocar alteraciones en la producción de la hemoglobina, ya sea en cantidad o en calidad. Generalmente, estas alteraciones traen como resultado la destrucción de los eritrocitos. 

No siempre el portador de estos defectos genéticos va a presentar una anemia preocupante, no obstante, en ciertos casos puede ser grave y comprometer de forma significativa la salud. Las principales anemias de origen genético son las que afectan la estructura de la hemoglobina, también llamadas hemoglobinopatías, entre ellas están:

  • Anemia falciforme: es una enfermedad genética y hereditaria en la que el organismo produce hemoglobinas con estructura alterada; por esta razón, origina glóbulos rojos defectuosos, los cuales pueden asumir forma de hoz, dificultando su capacidad para transportar oxígeno en la sangre. 
  • Talasemia: también es una enfermedad genética que provoca alteraciones en las proteínas que forman la hemoglobina, generando glóbulos rojos alterados que son destruidos en el torrente sanguíneo. Existen diferentes tipos de talasemia, cuya gravedad es variada. Conozca más en cómo identificar la talasemia

A pesar de que estas sean las más conocidas, existen otros defectos de la hemoglobina que pueden generar anemia, como la metahemoglobinemia, hemoglobina inestable o persistencia hereditaria de la hemoglobina fetal, por ejemplo; las cuales son identificadas por pruebas genéticas indicadas por el hematólogo. 

5. Enfermedades autoinmunes

La anemia hemolítica autoinmune (AHAI) es una enfermedad de causa inmunitaria, la cual surge cuando el organismo produce anticuerpos que atacan los propios glóbulos rojos. 

Pese a que aún no han sido determinadas sus causas exactas, se sabe que pueden ser precipitadas por otras afecciones de salud, como infecciones virales, presencia de otras enfermedades inmunes o tumores, por ejemplo. Este tipo de anemia normalmente no es hereditaria y no es transmisible de una persona a otra. 

El tratamiento consiste principalmente en el uso de medicamentos para regular el sistema inmunitario, como corticoides e inmunosupresores. Conozca más acerca de cómo identificar y tratar la anemia hemolítica autoinmune

7 Principales causas de la anemia

6. Enfermedades crónicas

Las enfermedades crónicas, que son aquellas que pueden durar activas muchos meses o años, como tuberculosis, artritis reumatoide, fiebre reumática, osteomielitis, enfermedad de Crohn o mieloma múltiple, por ejemplo, causan una reacción inflamatoria en el organismo que puede generar anemia debido a la muerte prematura y alteraciones en la producción de eritrocitos. 

Asimismo, las enfermedades que provocan alteraciones en las hormonas que estimulan la producción de glóbulos rojos también pueden ser la causa de la anemia, incluyendo hipotiroidismo, reducción de andrógenos o caída de los niveles de la hormona eritropoyetina, que puede verse reducida en enfermedades renales. 

Este tipo de alteración normalmente no produce anemia grave y puede resolverse con el tratamiento de la enfermedad que provocó la anemia. 

7. Otras causas

La anemia también puede surgir debido a infecciones, como ocurre en infecciones virales o bacterianas, así como puede surgir gracias al uso de ciertos medicamentos, como antiinflamatorios, antibióticos o anticoagulantes, o por la acción de sustancias como alcohol en exceso o bencenos, por ejemplo. 

El embarazo puede provocar anemia, básicamente debido al aumento de peso y de líquidos en la circulación, los cuales diluyen la sangre.

Cómo confirmar si es anemia

Generalmente, puede sospecharse de anemia cuando surgen síntomas como:

  • Cansancio excesivo;
  • Mucho sueño;
  • Piel pálida;
  • Falta de fuerza;
  • Sensación de falta de aire;
  • Pies y manos frías.

No obstante, para confirmar el diagnóstico de la anemia es necesario acudir al médico y realizar un examen de sangre para evaluar los niveles de hemoglobina, que deben situarse por encima de 13 g% en hombres, 12 g% en mujeres y 11 g% en embarazadas a partir del segundo trimestre. Conozca más sobre los exámenes que confirmar la anemia

En caso de que los valores de hemoglobina del examen de sangre estén por debajo de lo normal, se considera que la persona tiene anemia. Sin embargo, puede ser necesario realizar otros exámenes con la finalidad de identificar la causa e iniciar el tratamiento, especialmente, si no existe un motivo aparente para el surgimiento de la anemia. 

Bibliografía >

  • BATISTA FILHO, Malaquias; SOUZA, Ariani Impieri de; BRESANI, Cristiane Campello. . Anemia como problema de saúde pública: uma realidade atual. Ciênc. saúde coletiva. Vol.13, n.6. 1917-1922, 2008
  • GOLDMAN, Lee; SCHAFER, Andrew I. . Goldman-Cecil Medicine . 25.ed. Rio de Janeiro: Elsevier, 2018.
  • SECRETARIA MUNICIPAL DE SAÚDE DE CAMPINAS-SP. ROTEIRO PARA INVESTIGAÇÃO DE ANEMIAS. Disponible en: <http://www.saude.campinas.sp.gov.br/especialidades/hematologia/01_Roteiro_investiogacao_anemias.pdf>. Acceso en 27 Abr 2020
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje