Vitamina B12 baja: síntomas, causas y tratamiento

Actualizado en febrero 2024

La vitamina B12, también conocida como cobalamina, es una vitamina esencial en la síntesis de ADN, ARN y mielina, así como para la formación de glóbulos rojos normales.

Esta vitamina suele almacenarse en el organismo en más cantidad que las otras vitaminas del complejo B, sin embargo, diversas situaciones pueden causar su deficiencia y generar síntomas como palpitaciones, fatiga y hormigueo en las manos y pies. 

Las principales causas de la deficiencia de esta vitamina son la realización de dietas vegetarianas, la enfermedad de Cronh o la falta de factor intrínseco, una sustancia que permite la absorción de esta vitamina, por ejemplo.

Imagem ilustrativa número 1

Principales síntomas

La deficiencia de vitamina B12 se puede notar en los sistemas circulatorio y nervioso, puedo presentar los síntomas que se mencionan a continuación:

  1. Fatiga, palidez y debilidad frecuente;
  2. Temblor en los ojos;
  3. Anemia perniciosa;
  4. Falta de aire;
  5. Palpitaciones;
  6. Dificultad visual;
  7. Falta de sensación y hormigueo en las manos y pies;
  8. Anormalidades de la marcha con falta de equilibrio;
  9. Pérdida de la memoria y confusión mental;
  10. Posible demencia que puede ser irreversible;
  11. Falta de apetito y pérdida de peso sin razón aparente;
  12. Heridas en la boca y en la lengua frecuentes;
  13. Irritabilidad;
  14. Sentimientos de tristeza recurrentes.

En los niños, la deficiencia de esta vitamina también puede causar dificultad en el crecimiento, retraso en el desarrollo general y anemia megaloblástica, por ejemplo.

Qué puede causar falta de vitamina B12

La falta de vitamina B12 puede tener diversas causas, siendo las principales:

  • Baja ingesta de vitamina B12: la falta de consumo de alimentos ricos en vitamina B12 o alimentos enriquecidos con esta vitamina puede causar deficiencia;
  • Enfermedades digestivas: enfermedades como la enfermedad de Crohn y la enfermedad celíaca dificultan la absorción eficiente de vitamina B12;
  • Cirugía bariátrica: dependiendo del tipo de cirugía bariátrica, el tamaño del estómago o el intestino puede reducirse, lo que disminuye la absorción de vitamina B12;
  • Anemia perniciosa: este tipo de anemia reduce la producción del factor intrínseco, una proteína necesaria para la absorción de vitamina B12;
  • Uso de medicamentos: algunos medicamentos como los inhibidores de la bomba de protones, los antihistamínicos H2, la metformina o la colestiramina pueden interferir o reducir la absorción de vitamina B12.

Además, el consumo excesivo de alcohol y el uso de medicamentos como antibióticos, metformina, omeprazol, esomeprazol y pantoprazol también pueden disminuir la absorción de vitamina B12.

Cómo confirmar el diagnóstico

La confirmación de la deficiencia de vitamina B12 debe ser realizada por un médico general o un nutricionista a través de la evaluación de los síntomas presentados, el historial de salud y los hábitos alimentarios de la persona.

Para confirmar el diagnóstico, el médico también solicita pruebas como un hemograma completo para evaluar la cantidad de glóbulos rojos y hemoglobina en la sangre, niveles de vitamina B12 en la sangre, y una endoscopia para evaluar posibles causas de mala absorción intestinal, como la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca.

Cómo se realiza el tratamiento

Para tratar la deficiencia de la vitamina B12 dependerá de la causa que la originó, sin embargo, cuando se trata de anemia perniciosa implica la colocación de inyecciones intramusculares periódicas de esta vitamina o de complejo B como Meganeubión, Bedoyecta, Neo-panlácticos, Cobalex, Tiaminal, entre otros.

Cuando la causa es dietética y la absorción es normal, el médico o nutricionista indica la suplementación oral o inyectada con vitamina B12, así como un aumento del consumo de alimentos ricos en esta vitamina. Vea una lista completa de alimentos ricos en vitamina B12.

En el caso de los vegetarianos, es importante incluir en la dieta el consumo de levadura o productos fortificados con esta vitamina, como la leche de soya, el tofu y cereales, por ejemplo.

El exceso de esta vitamina es raro, ya que se elimina fácilmente a través de la orina. Sin embargo, personas que posean policitemia, amaurosis congénita de Leber, alergia al cobalto o a la cobalamina, o que se encuentre en el postoperatorio de un stent en un vaso sanguíneo, no deben consumir suplementos de vitamina B12 sin indicación del médico.