Ansiedad: qué es, síntomas, tipos y tratamiento

  • A ansiedade é uma resposta normal do corpo a situações estressantes, no entanto, quando é muito frequente pode indicar um transtorno de ansiedade.
  • Existem vários tipos de transtorno de ansiedade, mas geralmente causam preocupação constante, dificuldade para relaxar e pensamentos difíceis de controlar.
  • Não existe uma causa específica, mas o transtorno é mais frequente em pessoas que estão expostas a situações estressantes ou que têm uma condição de saúde grave.
  • O tratamento geralmente é feito com psicoterapia e remédios, mas também pode incluir o uso de terapias naturais como meditação ou plantas medicinais.

Qué es:

La ansiedad es una respuesta temporal, natural y completamente normal del cuerpo ante situaciones que causan mucho estrés, como la necesidad de hacer una presentación en público, tener una entrevista de empleo o hacer un examen en la escuela, por ejemplo.

Sin embargo, cuando esta sensación es muy intensa, surge sin razón aparente y entorpece las actividades diarias, la ansiedad deja de considerarse natural y pasa a denominarse trastorno de ansiedad. 

¿Qué es el trastorno de ansiedad generalizada?

El trastorno de ansiedad ocurre cuando esta sensación deja de ser temporal y se torna muy frecuente, haciendo que la persona presente preocupación y miedo incluso en momentos que no serían considerados estresantes, como al entrar en un elevador, conversar con un desconocido o, simplemente, salir de casa. 

Este tipo de trastorno tiende a empeorar con el tiempo, en especial cuando no es llevado a cabo ningún tratamiento, por lo que los individuos con trastorno de ansiedad tienen mayor riesgo de desarrollar depresión, así como otras afecciones psicológicas. 

Ansiedad: qué es, síntomas, tipos y tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas del trastorno de ansiedad pueden variar bastante de una persona a otra, especialmente en su intensidad. Sin embargo, algunos síntomas comunes son:

  • Sensación de "mariposas en el estómago";
  • Preocupación constante;
  • Dificultad para relajarse;
  • Dificultad para concentrarse;
  • Sensación continua de que algo malo va a suceder;
  • Falta de control sobre los pensamientos. 

Junto con estas manifestaciones, la ansiedad también puede estar acompañada de signos físicos como aumento de la frecuencia cardíaca, respiración rápida y transpiración excesiva. 

Test online de ansiedad

En caso de que considere que sufre de trastorno de ansiedad, seleccione lo que ha sentido en las últimas dos semanas:

  1. 1. ¿Se siente nervioso, ansioso o al borde?
  2. 2. ¿Tiene dificultad en dejar de sentirse preocupado?
  3. 3. ¿Está preocupado con varias cosas al mismo tiempo?
  4. 4. ¿Tiene dificultades para relajarse?
  5. 5. ¿Se siente tan preocupado que no consigue estar tranquilo?
  6. 6. ¿Se siente irritado o molesto fácilmente?
  7. 7. ¿Siente miedo como si algo muy malo le fuese a pasar?
Imagem que indica que o site está carregando

¿Qué es la crisis de ansiedad?

La crisis de ansiedad es el período de tiempo en que aparecen los síntomas del trastorno de ansiedad. Muchas veces, la crisis va surgiendo progresivamente, a medida que alguna situación estresante se aproxima; no obstante, también puede aparecer de un momento a otro.

La intensidad de la crisis de ansiedad puede variar bastante de una persona a otra, así como en distintos momentos de la vida, existiendo crisis más intensas que otras. Aunque puedan parecer semejantes, la crisis de ansiedad y el ataque de pánico no son iguales. 

Tipos de trastorno de ansiedad

Pese a que el trastorno de ansiedad sea conocido popularmente solo como "ansiedad", la verdad es que existen diferentes tipos de trastornos de ansiedad, los cuales varían de acuerdo con el motivo de la preocupación, así como también con la forma en que se organiza el pensamiento del individuo. 

Los principales tipos de trastorno de ansiedad incluyen los siguientes:

  • Trastorno de ansiedad generalizada: es el tipo de ansiedad que surge sin ninguna razón específica, ocurriendo debido a varias situaciones del día a día y manteniéndose por más de 6 meses;
  • Trastorno de pánico: sucede cuando hay brotes espontáneos y recurrentes de miedo o incomodidad intensa que duran unos minutos;
  • Trastorno de ansiedad por separación: es más común en niños menores de 12 años de edad, y se caracteriza por el miedo y la ansiedad excesiva por ser separado de casa o de algún ser querido;
  • Mutismo selectivo: es un tipo inusual de trastorno de ansiedad que puede surgir en la infancia y que hace que el niño tenga dificultad para hablar con otras personas que no sean parientes directos, como los padres y hermanos;
  • Fobia específica: sucede cuando existe miedo o ansiedad con relación a un objeto o una situación específica. Algunos tipos comunes de fobias están asociadas a animales, agujas, sitios cerrados o sonidos altos;
  • Fobia social: ocurre cuando existe miedo o ansiedad relacionada con situaciones sociales, como salir con amigos o hacer una presentación, generalmente por miedo a ser juzgado;
  • Agorafobia: ocurre cuando existe miedo de estar en espacios abiertos, permanecer en sitios públicos o salir de casa solo, por ejemplo; 
  • Trastorno de estrés postraumático: puede surgir después de vivir situaciones muy estresantes, como participar en una guerra o ser secuestrado.

El trastorno de ansiedad también puede clasificarse en los siguientes: trastorno de ansiedad inducido por sustancias, que es cuando es ocasionado por el consumo de alguna sustancia, como medicamentos o drogas; o trastorno de ansiedad debido a otra afección médica, que es cuando surge como resultado de otro problema relacionado con los antecedentes de salud de la persona. 

Posibles causas de la ansiedad

No se conoce la causa específica que origina el surgimiento de trastorno de ansiedad; no obstante, suele ser más frecuente en individuos con los siguientes factores de riesgo:

  • Antecedentes de trastorno de ansiedad en la familia;
  • Estar expuesto a situaciones que causen mucho estrés o sentimientos negativos;
  • Tener alguna condición de salud que pueda generar mucha ansiedad, como afecciones de la tiroides, problemas cardíacos o dolor crónico;
  • Haber pasado por alguna situación traumática en la infancia, como violencia física o verbal. 

Aquellas personas que se encuentren intentando dejar el uso de sustancias, como alcohol o drogas, también poseen un mayor riesgo de desarrollar un trastorno de ansiedad debido a la abstinencia causada por la dependencia. 

Opciones de tratamiento para la ansiedad

El tratamiento para la ansiedad siempre debe ser orientado por un psicólogo y/o un psiquiatra. En la mayor parte de los casos, el mismo es llevado a cabo mediante psicoterapia, uso de medicamentos o una combinación de ambos. 

Psicoterapia

En los casos más leves, la psicoterapia puede ser suficiente para aliviar el trastorno de ansiedad, sin la necesidad del uso de medicamentos, ya que consiste en la realización de sesiones en el consultorio del psicólogo o del psiquiatra, que tienen como objetivo estimular el autoconocimiento y reducir los conflictos emocionales para, en este caso, ayudar a identificar la razón de la ansiedad y desarrollar herramientas y/o capacidades que contribuyan a lidiar con el estrés excesivo.

En la ansiedad, la terapia cognitivo-conductual brinda actividades y ejercicios importantes para controlar las crisis de ansiedad y las crisis compulsivas.

Medicamentos para la ansiedad

Al inicio del tratamiento, el psiquiatra puede prescribir el uso de antidepresivos, como sertralina, paroxetina o venlafaxina, por ejemplo, y en caso de que sea necesario, también puede complementarlo con el uso de medicamentos para la ansiedad, conocidos como ansiolíticos, que no deben ser utilizados por largos períodos de tiempo debido a su potencial adictivo.

Los ansiolíticos más utilizados son las benzodiazepinas, como lorazepam, bromazepam o diazepam, que actúan en el cerebro regulando la producción de algunas sustancias químicas que ayudan a relajar y regular el surgimiento de síntomas. Sin embargo, estos medicamentos pueden producir varios efectos adversos, por lo que deben ser usados con orientación de un médico.

Además de los ansiolíticos, el médico también puede indicar otros medicamentos, como los betabloqueadores, de acuerdo con los síntomas de cada persona y la intensidad de los mismos. 

Tratamiento natural para la ansiedad

El tratamiento natural es una excelente forma de complementar el tratamiento indicado por el médico, pues contempla el uso de técnicas que contribuyen a promover la relajación y a controlar el estrés y la ansiedad, sin embargo, no deben sustituir el tratamiento médico. Lo ideal es que los tratamientos naturales sean utilizados bajo la supervisión del médico responsable.

Los principales tratamientos naturales indicados para la ansiedad son los siguientes:

1. Estilo de vida saludable

Tener un estilo de vida saludable no solo ayuda a mantener la salud física, sino también es una excelente forma de mantener la salud mental y disminuir la ansiedad. Los comportamientos de un estilo de vida saludable incluyen los siguientes:

  • Hacer ejercicio físico de forma regular, al menos de 3 a 5 veces por semana;
  • Tener una dieta saludable y balanceada;
  • Evitar el consumo de alcohol o cafeína;
  • Dejar de fumar;
  • Dormir al menos 8 horas por noche. 

Estos son comportamientos que deben ser mantenidos por aquellas personas con ansiedad, pues ayudan a controlar los síntomas con mayor eficacia y durante más tiempo. 

2. Meditación

La meditación es una técnica natural que tiene como objetivo ayudar a la persona a vivir el presente y reducir "ruidos" de preocupación que van surgiendo frecuentemente en el pensamiento. Varios estudios han demostrado que, cuando es aplicada en personas con ansiedad, la meditación es capaz de reducir los niveles de estrés y ansiedad con el tiempo, además de mejorar el sueño y favorecer el autoconocimiento. 

3. Remedios naturales

El uso de remedios naturales consiste en aprovechar las propiedades medicinales de ciertas plantas para ayudar a disminuir los síntomas de estrés y ansiedad. Algunas de estas plantas, como la Kava-kava o la Ashwagandha, por ejemplo, incluso presentan efectos semejantes a los de algunos medicamentos de farmacia utilizados para tratar la ansiedad, sin causar efectos secundarios o promover dependencia. 

Estos remedios naturales pueden consumirse en forma de tés o suplementos, y su utilización siempre debe estar orientada por un médico, un fitoterapeuta u otro profesional de salud familiarizado con el uso de plantas medicinales. 

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • BIBLIOTECA VIRTUAL EM SAÚDE. Ansiedade. 2011. Disponível em: <https://bvsms.saude.gov.br/bvs/dicas/224_ansiedade.html>. Acceso en 09 Nov 2020
  • NATIONAL INSTITUTE OF MENTAL HEALTH. Anxiety Disorders. Disponível em: <https://www.nimh.nih.gov/health/topics/anxiety-disorders/index.shtml>. Acceso en 09 Nov 2020
  • American Psychistric Association. Manual Diagnóstico e Estatístico de transtornos mentais - DSM-V. 5 ed. Porto Alegre : Artmed, 2014. p. 233-278.
  • CDC. Mental Health Conditions: Depression and Anxiety. Disponível em: <https://www.cdc.gov/tobacco/campaign/tips/diseases/depression-anxiety.html>. Acceso en 09 Nov 2020
Más sobre este tema: