Pastillas para la ansiedad (naturales y de farmacia)

El tratamiento para la ansiedad puede ser realizado con medicamentos que puedan ayudar a disminuir los síntomas característicos, como antidepresivos o ansiolíticos y psicoterapia. Los medicamentos sólo deben ser usados si son indicados por el psiquiatra. Además, también se pueden utilizar remedios naturales fitoterápicos a base de maracuyá, valeriana, camomila o hipérico, que ayudan a aliviar los síntomas en los casos más leves de ansiedad, orientados por un fitoterapeuta o un médico especializado en la utilización de plantas medicinales

La ansiedad es un estado psicológico que precede a momentos de peligro, y cuando ocurre de forma excesiva acaba por crear un estado de alerta y de miedo constante que afectan la tranquilidad y causan sensaciones corporales desagradables, como latidos cardíacos acelerados, falta de aire, sudoración excesiva, dolores en el cuerpo y malestar abdominal.

Conozca más sobre los síntomas del estrés y ansiedad y conozca sus consecuencias para el organismo. 

Pastillas para la ansiedad (naturales y de farmacia)

Medicamentos para la ansiedad

En presencia de signos y síntomas que indiquen ansiedad, es importante buscar ayuda de un psicólogo o psiquiatra, para que se identifique cuál o cuáles son sus causas y se indique el mejor tratamiento, que debe comenzar por la realización de psicoterapia y sólo si es necesario recurrir a la ingesta de medicamentos, sin embargo, en casos severos, es posible que el psiquiatra inicie el tratamiento farmacológico y sólo después de algunas semanas se inicie la psicoterapia

Hay una variedad de medicamentos que se pueden utilizar para tratar la ansiedad, que dependerá del tipo de trastorno de ansiedad que la persona tiene o de la presencia o no de otros trastornos mentales o físicos.

Algunos ejemplos de medicamentos para la ansiedad son:

1. Antidepresivos

Algunos tipos de antidepresivos pueden ayudar a controlar la ansiedad, incluso si la gente no presenta síntomas de depresión. Los estudios demuestran que cuando las personas están pasando por problemas de ansiedad, algunas alteraciones ocurren en los neurotransmisores del cerebro como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina.

Al iniciar el tratamiento con estos medicamentos, es importante tener en cuenta que el inicio de la acción ansiolítica es gradual. Ejemplos de antidepresivos utilizados en el tratamiento de la ansiedad son la imipramina, la sertralina, la paroxetina o la venlafaxina, por ejemplo.

2. Benzodiazepinas

También llamados tranquilizantes o ansiolíticos, esta clase de medicamentos a menudo se prescribe en casos de ansiedad durante un corto período de tiempo. Estos medicamentos ayudan a las personas a relajarse y a reducir la tensión, pero no se recomienda para uso prolongado debido a sus efectos aditivos, por reducir el estado de alerta y afectar la coordinación.

Ejemplos de benzodiazepinas utilizadas en el tratamiento de la ansiedad son lorazepam, bromazepam, diazepam o clonazepam, por ejemplo.

3. Buspirona

La Buspirona pertenece a una clase de sustancias activas ansiolíticas, las azapironas, que no acarrea riesgos de abuso, dependencia o abstinencia, ni interactúa con otros medicamentos hipnóticos o alcohol. Además de esto, esta sustancia no causa sedación o alteraciones a nivel psicomotor. Este medicamento está indicado en los casos de personas con antecedentes de abuso de medicamentos o sustancias tóxicas.

4. Betabloqueadores

Aunque tienen una menor eficacia en relación con los medicamentos descritos anteriormente, los betabloqueantes pueden ser útiles en personas con síntomas somáticos intensos. Estos medicamentos tienen acción periférica, reduciendo la percepción de los síntomas somáticos periféricos como temblores y latidos cardíacos acelerados, en los síntomas cognitivos de la ansiedad.

Una ventaja de los β-bloqueantes en relación a las benzodiazepinas es la menor incidencia de problemas a nivel cognitivo. Ejemplos de betabloqueantes utilizados en la ansiedad son el propranolol, el oxprenolol y el nadolol.

5. Antihistamínicos

Actualmente solo se ha estudiado la hidroxizina, un antagonista H1, como tratamiento de los síntomas de ansiedad, sin embargo, aún faltan más investigaciones que correlacionen su efectividad en este tipo de trastornos. Por eso, no es un medicamento que se indique al inicio del tratamiento.

Opciones de remedios naturales para la ansiedad

Algunas de las principales formas naturales para controlar la ansiedad en casos muy leves, son:

  • Aumento del consumo de alimentos ricos en nutrientes como magnesio, omega-3, fibras y triptófano como la banana y el chocolate, por ejemplo. Conozca otros alimentos;
  • El uso de remedios caseros como el jugo de maracuyá, batido de banana, té de las hojas de la maracuyá, el consumo de hojas de lechuga o de té de lechuga, té de brócoli, té de toronjil o de melisa, té de hipérico o hierba de San Juan, ya que contienen propiedades y principios activos calmantes y ansiolíticos;
  • Practicar actividad física de baja intensidad como caminar, pilates o yoga. Vea otras técnicas de relajación.

Además de esto, se recomienda utilizar métodos de relajación como por ejemplo meditación, conversar con amigos o técnicas de respiración, ya que estas ayudan mucho a controlar los síntomas. 

Vea en el video a continuación algunas plantas naturales y otros consejos para disminuir la ansiedad:

Además, también se recomienda invertir en métodos de relajamiento, como meditación y técnicas de respiración que ayuden a controlar los síntomas. Conozca otros consejos que ayudan a controlar la ansiedad.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: