Tratamiento para los diferentes tipos de amigdalitis

Revisión médica: Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
febrero 2021
  1. Bacteriana
  2. Viral
  3. Crónica
  4. En el embarazo
  5. Posibles complicaciones

El tratamiento para la amigdalitis debe ser siempre indicado por un médico general o un otorrinolaringólogo, puesto que varía en función del tipo de amigdalitis, que puede ser bacteriana o viral, debiendo, en este caso, ser tratada con diferentes tipos de medicamentos. No obstante, en la mayor parte de los casos, el médico puede recomendar el uso de medicamentos para bajar la fiebre y aliviar el dolor de garganta, como el paracetamol, por ejemplo. 

Durante el tratamiento para la amigdalitis, es importante tomar medidas que puedan ayudar a reducir los síntomas y contribuir a la recuperación del cuerpo, como beber bastante agua, comer alimentos más cremosos y más fríos. 

Es importante seguir las recomendaciones del médico, puesto que, en ciertas situaciones, la amigdalitis puede incluso volverse crónica, pudiendo ser necesario un tratamiento más prolongado o requerir la realización de una cirugía para extraer las amígdalas, inclusive. Conozca cuándo se indica la cirugía para la amigdalitis

1. Amigdalitis bacteriana

Este es el tipo más común de amigdalitis, la cual surge cuando la garanta es infectada por bacterias, generalmente del tipo Streptococcus y Neumococos, generando síntomas como dolor fuerte al tragar y presencia de pus en las amígdalas. En estos casos, puede ser necesario utilizar antibióticos, siendo los más comunes la penicilina, amoxicilina o cefalexina

No obstante, existen algunas personas con antecedentes de reacciones de hipersensibilidad grave a este tipo de medicamentos, llamados betalactámicos; por esta razón, en estas personas es necesario sustituir estos medicamentos por azitromicina, claritromicina o clindamicina. 

Estos antibióticos deben ser utilizados hasta el final del blíster o durante el número de días indicados por el médico, incluso si los síntomas ya han desaparecido; para así garantizar que las bacterias sean completamente eliminadas y no generen resistencia al medicamentos. 

Asimismo, el médico puede recetar medicamentos analgésicos o antiinflamatorios, como el paracetamol o el ibuprofeno, respectivamente, para aliviar la incomodidad durante el tratamiento, como el dolor al tragar o el dolor de cabeza. Conozca también algunos remedios caseros que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la amigdalitis

2. Amigdalitis viral

En los casos de amigdalitis viral, no existe un medicamento capaz de eliminar el virus, a diferencia de los casos de infección por bacterias; por esta razón, el propio cuerpo es el encargado de eliminar el virus. Para facilitar este trabajo, se debe permanecer en reposo en casa, beber por lo menos 2 litros de agua al día y tomar suplementos con vitamina C, extracto de equinácea y zinc, que fortalecen el sistema inmune. 

Así como en la amigdalitis bacteriana, en este caso el médico también puede indicar el uso de analgésicos y antiinflamatorios, como el paracetamol o el ibuprofeno, con la finalidad de reducir el dolor de cabeza y el dolor de garganta, facilitando la recuperación. 

3. Amigdalitis crónica

El tratamiento para la amigdalitis crónica también es realizado con medicamentos antibióticos, así como con medicamentos analgésicos y antiinflamatorios, debiendo siempre volver a acudir al médico en caso de ocurrir una recidiva. 

Cuando la amigdalitis crónica surge, puede recomendarse la cirugía para extraer las amígdalas, la cual es generalmente realizada bajo anestesia general, pudiendo volver a casa en el mismo día. La recuperación de esta cirugía puede durar hasta 2 semanas y, normalmente, puede sentirse dolor durante este tiempo, por esta razón, se recomienda comer alimentos blandos que sean más fáciles de tragar. 

Observe el video siguiente y conozca qué comer durante el período de recuperación de la cirugía:

4. Amigdalitis en el embarazo

El tratamiento para la amigdalitis en la mujer embarazada es delicado y debe ser siempre evaluado por el médico, el cual debe determinar sus beneficios y riesgos. No existe ningún antibiótico que no tenga un riesgo potencial para el feto, sin embargo, aquellos que son más seguros en el embarazo son la penicilina y sus derivados, como la amoxicilina y la cefalexina, o, en caso de alergia, la eritromicina. 

Durante el tratamiento para la amigdalitis en la mujer embarazada, se debe mantener reposo durante todo el tratamiento e ingerir suficientes líquidos fríos, además de tomar medicamentos para la fiebre, como el paracetamol, pues es el más recomendado para mujeres embarazadas. 

Tratamiento casero para la amigdalitis

En cualquier caso de amigdalitis, durante el tratamiento se recomienda: 

  • Reposar mientras se tenga fiebre;
  • Beber alrededor de 2 litros de agua al día;
  • Comer alimentos blandos tibios o fríos;
  • Beber líquidos sin gas para no irritar más la garganta. 

Asimismo, se pueden beber jugos ricos en vitamina C que ayuden a fortalecer el sistema inmunológico, como jugo de naranja, piña o kiwi, y se recomienda también beber té de equinácea a lo largo del día, puesto que posee propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias y, por ende, ayuda a aliviar los síntomas de la amigdalitis.

Conozca otros beneficios de la equinácea y cómo usarla

Posibles complicaciones

Es importante consultar a un médico general u otorrinolaringólogo en caso de presentar los síntomas de amigdalitis y, de ser confirmado el diagnóstico, se deben seguir las indicaciones médicas; puesto que, si no se trata correctamente, la amigdalitis puede provocar complicaciones como fiebre reumática, que ocurre principalmente en niños y adolescentes entre los 5 a 15 años de edad, surgiendo los síntomas de esta enfermedad de 2 a 3 semanas después del inicio de la amigdalitis. 

Asimismo, la liberación de sustancias durante una amigdalitis puede causar escarlatina, que es una enfermedad que se caracteriza por síntomas como manchas rojas en el cuerpo, piel áspera, presencia de ganglios inflamados en el cuello, vómito y fiebre; por esta razón, si estos síntomas surgen, es necesario buscar inmediatamente atención médica de nuevo.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Jean-Erick De Almeida - Odontólogo, em febrero de 2021. Revisión médica por Dr.ª Clarisse Bezerra - Medicina Familiar, em marzo de 2020.

Bibliografía

  • ASSOCIAÇÃO BRASILEIRA DE OTORRINOLARINGOLOGIA E CIRURGIA CÉRVICO-FACIAL. Guideline IVAS Guideline IVAS Infecções das Vias Aéreas Superiores. Disponível em: <https://www.aborlccf.org.br/imageBank/guidelines_completo_07.pdf>. Acceso en 10 feb 2020
  • PITREZ, Paulo M.C.; PITREZ, José L.B. Infecções agudas das vias aéreas superiores – diagnóstico e tratamento ambulatorial. J Pediatr (Rio J). Vol.79(Supl.1). S77-S86, 2003
Abrir la bibliografía completa
  • NATIONAL HEALTH SERVICE. Tonsillitis. Disponível em: <https://www.nhs.uk/conditions/tonsillitis/>. Acceso en 10 feb 2020
Revisión médica:
Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
Médica formada por el Centro Universitario Christus y especialista en Salud Familiar por la Universidad Estácio de Sá. Registro CRM-CE nº 16976.

Tuasaude en Youtube

  • Me quitaron las AMÍGDALAS ¿Y AHORA?

    07:18 | 233415 visualizações