Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Amigdalitis - Síntomas, causas y cómo curarla

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas que son los ganglios linfáticos presentes en el fondo de la garganta y que tienen como función defender al organismo contra infecciones de bacterias y virus. 

De acuerdo a la casa y la duración de los síntomas, la amigdalitis puede ser clasificada en:

  • Amigdalitis bacteriana: generalmente causada por bacterias del tipo Streptococcus y Neumococos;
  • Amigdalitis viral: generalmente causada por virus Epstein-barr, que es el principal agente causal de la mononucleosis. También puede ser causada por el Citomegalovirus, el virus de la parotiditis y el adenovirus, los cuales corresponden a un tipo de virus que suelen causar enfermedades respiratorias;
  • Amigdalitis aguda: cuando la infección dura hasta 3 meses;
  • Amigdalitis crónica: cuando la infección dura más de 3 meses o es recurrente.

La amigdalitis causa mucho malestar a nivel de la garganta y su tratamiento debe ser orientado por un médico genera ya que por lo general se indica el uso de antibióticos. Conozca otras posibles causas del dolor de garganta y cómo combatir este síntoma.

Amigdalitis - Síntomas, causas y cómo curarla

Síntomas de amigdalitis

Los síntomas de la amigdalitis generalmente son:

  • Dolor de garganta por más de 2 días;
  • Dificultad para tragar;
  • Garganta roja e hinchada;
  • Fiebre y escalofríos;
  • Tos seca irritable;
  • Pérdida del apetito;
  • Malestar.

Además de esto, también puede notarse la presencia de unos puntos blancos en la garganta, esto indica que hay pus y por consiguiente la presencia de bacterias, por lo que la amigdalitis debe ser evaluada por un médico, ya que puede ser necesario iniciar el tratamiento con antibióticos. Vea cómo quitar el pus de la garganta.

En el caso de una amigdalitis viral, normalmente no existe pus y los síntomas son más leves, pudiendo ser tratados en casa sin el uso de antibióticos.

¿La amigdalitis es contagiosa?

La amigdalitis es contagiosa, principalmente cuando se trata de amigdalitis viral, por lo que para evitar la transmisión de la enfermedad se aconseja:

  • Toser siempre con un pañuelo en la boca o colocar el antebrazo delante de la boca cuando vaya a toser;
  • Lavarse bien las manos y;
  • No compartir toallas, platos, vasos y cubiertos, por ejemplo.

La transmisión de la amigdalitis ocurre por el contacto directo con gotitas de saliva del individuo contaminado, principalmente cuando la salud del individuo se encuentra debilitada como ocurre en el caso de bebés y ancianos, por lo que es muy importante que se mantengan alejados de las personas contaminadas.

Causas de amigdalitis

Las causas de la amigdalitis están relacionadas con la presencia de virus o bacterias en la región, principalmente cuando el individuo se encuentra con el sistema inmune comprometido.

Para el diagnóstico de la amigdalitis el médico podrá observar la garganta del individuo, palpar el cuello y si es necesario solicitar exámenes de sangre y una muestra del tejido de las amígdalas para identificar el microorganismo que está causando la infección.

Amigdalitis - Síntomas, causas y cómo curarla

Tratamiento para la amigdalitis

El tratamiento para la amigdalitis se puede hacer con la ingesta de antibióticos derivados de la penicilina, en caso de inflamación causada por bacterias, y medicamentos para controlar la fiebre y el dolor si son de origen viral. La enfermedad dura en promedio 3 días, pero es común que el médico indique la ingesta de antibióticos por 5 o 7 días, especialmente cuando se trata de una amigdalitis bacteriana.

Beber bastante agua, aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina C y dar preferencia al consumo de alimentos líquidos, tipo puré o pastosos también ayuda a controlar mejor la enfermedad. 

La extirpación de las amígdalas se indica en caso de amigdalitis crónica. Vea en el vídeo a continuación cómo es la recuperación:

Me quitaron las AMÍGDALAS ¿Y AHORA?

1.5 mil visualizaciones

Tratamiento casero para la amigdalitis

Un buen tratamiento casero para amigdalitis es hacer gárgaras con agua tibia con sal 2 veces al día, ya que la sal es bactericida y ayuda a eliminar las bacterias para tratar la enfermedad.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje