Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Medicamentos para el dolor de muela

Los medicamentos para el dolor de muela ayudan a aliviar el dolor y la inflamación local, en la mayoría de los casos pueden ser la solución definitiva para el malestar sin tener que consultar con el odontólogo, especialmente durante el nacimiento de las muelas del juicio.

Sin embargo, cuando el dolor de muela se mantiene por más de 2 días después de iniciar el tratamiento con este tipo de medicamentos, se aconseja consultar al odontólogo para evaluar el diente e iniciar el tratamiento más adecuado, que puede incluir el uso de antibióticos en caso de que exista una infección. 

Medicamentos para el dolor de muela

Así que los medicamentos más utilizados para el dolor de muela son: 

  • Medicamentos de anestesia local, como pomada de benzocaína o xilocaína: ayudan a anestesiar los nervios que están junto al diente, permitiendo aliviar el dolor muy rápidamente;
  • Medicamentos analgésicos, como Paracetamol, Dipirona o Nimesulida: poseen propiedades que ayudan a aliviar dolores leves a moderados;
  • Medicamentos anti-inflamatórios, como Ibuprofeno, Naproxeno ou Aspirina: reducen la inflamación en el encía donde se encuentra el diente y, por esto son más usados en los casos de dolor constante y provocado por el crecimiento de las muelas de juicio;

Sin embargo, antes de utilizar cualquiera de estos medicamentos es importante consultar un médico o al odontólogo para orientar la dosis y el horário de ingestión de los medicamentos, adaptándonos a su historial clínico, ya que por ejemplo pacientes que hacen tratamientos con anticoagulantes no deben ingerir Aspirina.

En el caso del dolor de muela en el embarazo, el único medicamento recomendado es el acetaminofén, que es un analgésico muy utilizado durante el embarazo para aliviar el dolor.

Cuándo ir al dentista

Es recomendado consultar al odontólogo siempre que surge el dolor en el diente, sin embargo, las situaciones que necesitan de más atención son: 

  • Dolor que no mejora después de 2 días;
  • Surgimento de fiebre por encima de 38ºC;
  • Desarrollo de síntomas de infección como hinchazón, enrojecimiento o alteraciones en el paladar;
  • Dificultad para respirar o tragar.

Cuando el dolor de dientes no es tratado de forma adecuada, puede resultar en una infección generalizada y en el internamiento del paciente para que le sea colocado antibióticos vía intravenosa.

Más sobre este tema:
Carregando
...