13 remedios caseros para llagas en la boca (y cómo prepararlos)

Actualizado en febrero 2024
Evidencia científica

Los remedios caseros para llagas en la boca, como la solución de agua oxigenada, el té de clavo de olor o la tintura de mirra, por ejemplo, pueden ser utilizados en forma de enjuague, pues poseen acción antiinflamatoria, analgésica, antiséptica y antibacteriana, por lo que ayudan a aliviar los síntomas de las llagas en la boca como dolor, hinchazón y enrojecimiento.

Las llagas en la boca, conocidas también como aftas, provocan úlceras dolorosas en la boca, las cuales poseen una forma redonda u oval y, en los casos más graves, pueden incluso dificultar la alimentación o la ingesta de bebidas, y suelen ser causadas por estrés y cambios hormonales o del sistema inmunitario, por ejemplo. 

Lea también: Estomatitis Aftosa: qué es, síntomas, causas y tratamiento tuasaude.com/es/estomatitis-aftosa

Los remedios caseros son una buena opción natural para las llagas en la boca, y aunque no sirvan para sustituir el tratamiento médico, pueden ser empleados para aliviar los síntomas más rápido.

Imagem ilustrativa número 1

Remedios caseros para llagas en la boca

Algunas opciones de remedios caseros para aftas o llagas en la boca incluyen:

1. Solución de agua tibia y sal marina

La solución de agua tibia con sal marina es una buena opción de remedio casero para las llagas en la boca, pues el agua salada ayuda a cicatrizar y a calmar las mucosas inflamadas de la boca y a aliviar el dolor, además de ser un antiséptico natural.

Ingredientes:

  • ½ cucharadita de sal marina;
  • 1 vaso de agua tibia.

Modo de preparación:

Adicionar la sal marina en el vaso con agua tibia y mezclar con ayuda de una cuchara. Enjuagar la boca, haciendo buches durante 20 a 30 segundos, y escupir la solución. Repetir el proceso 2 o 3 veces al día.

Se recomienda el uso de la solución de agua tibia con sal durante un máximo de una semana, pues utilizarla por más tiempo puede dañar el esmalte de los dientes, por ser una solución ácida.

2. Té de clavo de olor

El té de clavo de olor ayuda a reducir el dolor y la inflamación causada por las llagas en la boca, debido a que posee eugenol en su composición, que cuenta con acción analgésica y antiinflamatoria, por lo que es una buena opción de remedio casero para las aftas.

Ingredientes:

Modo de preparación:

En una olla, colocar los clavos de olor en el agua, tapar y llevar a ebullición durante 5 minutos. Dejar enfriar, colar, enjuagar la boca por 20 a 30 segundos y escupir a continuación. Repetir el proceso 2 veces al día.

3. Extracto de regaliz

El extracto de regaliz, cuando es aplicado directamente sobre la llaga en la boca, ayuda a sanarla y a cicatrizarla, pues posee propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes.

Ingredientes:

  • 15 a 30 gotas de extracto de regaliz;
  • 1 vaso de agua tibia.

Modo de preparación:

Adicionar las gotas del extracto de regaliz en el agua tibia y enjuagar durante algunos segundos. El tratamiento debe repetirse de 2 a 3 veces al día.

Otra opción es colocar 3 o 4 gotas de extracto de regaliz directamente en el afta. 

4. Té de salvia

El té de salvia ayuda a reducir los síntomas de las llagas en la boca, como hinchazón, dolor o incluso sangrados, pues contiene en su composición cineol y alcanfor, que poseen acción antiinflamatoria, antibacteriana y astringente, siendo una buena opción de remedio casero para las aftas.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de salvia fresca o 1 cucharada de salvia seca;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Adicionar la salvia en la taza de agua hirviendo, tapar y dejar reposar de 5 a 10 minutos. Dejar enfriar, colar, hacer enjuagues por 20 a 30 segundos y escupir a continuación. Repetir 2 o 3 veces por día.

5. Extracto de propóleo

El extracto de propóleo, por poseer acción cicatrizante, antiinflamatoria y bactericida, puede ser empleado para tratar, desinfectar y curar las aftas. Asimismo, este medicamento posee un potente efecto regenerador sobre la piel, ayudando en la recuperación de los tejidos.

Ingredientes:

Modo de preparación:

Aplicar 1 o 2 gotas sobre la llaga o herida en la boca, 4 o 5 veces por día.

El extracto de propóleo debe ser evitado por personas alérgicas al propóleo, al polen o a la miel. 

6. Miel de abejas

La miel de abejas es una excelente opción para tratar las llagas en la boca causadas por la estomatitis aftosa, pues es un poderoso antiséptico, lo que alivia las molestias.

Ingredientes:

Modo de preparación:

Aplicar una pequeña cantidad de miel de abejas orgánica directamente sobre el afta, repitiendo este procedimiento varias veces al día, siempre que se sientan molestias o se considere necesario.

Asimismo, en combinación con la miel, también puede ser utilizado un clavo de olor seco, que puede ser chupado a lo largo del día, con la finalidad de combatir las bacterias y favorecer la cicatrización de las aftas y heridas.

La miel debe ser evitada por personas alérgicas a la miel, al polen o al propóleo.

7. Aceite esencial de menta piperita

El aceite esencial de menta piperita es rico en mentol y mentona, que poseen propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antisépticas, las cuales ayudan a combatir las llagas en la boca. Además, este aceite esencial contribuye a la reducción del dolor y mantiene el aliento fresco.

Ingredientes:

Modo de preparación:

Adicionar las gotas del aceite esencial de menta piperita en el vaso con agua y mezclar. Hacer enjuagues por 30 a 40 segundos y escupir a continuación. Repetir el procedimiento 2 o 3 veces al día.

8. Tintura de mirra

La tintura de mirra también es una excelente opción de remedio casero para aftas o heridas en la boca, pues posee acción antiséptica y antimicrobiana debido a los taninos presentes en su composición, los cuales ayudan a reducir la inflamación y la irritación de las mucosas.

Esta tintura solo debe ser usada para hacer enjuagues y no debe ser ingerida.

Ingredientes:

  • 20 g de resina de mirra; 
  • 100 ml de alcohol al 70 %.

Modo de preparación:

Triturar la resina de mirra y colocarla en un frasco de vidrio limpio, seco y cubierto con papel de aluminio. Adicionar el alcohol y dejar reposar durante 10 días, agitándolo frecuentemente. Luego de ese período, colocar de 5 a 10 gotas de la tintura de mirra en un vaso de agua y hacer enjuagues, 2 o 3 veces al día. No ingerir la solución.

9. Solución de agua oxigenada

La solución de agua oxigenada posee acción antiinflamatoria y antiséptica, por lo que ayuda a eliminar las bacterias que favorecen el surgimiento de llagas en la boca, reduciendo el dolor, el enrojecimiento y la hinchazón.

Ingredientes:

  • ¼ de taza de agua oxigenada de 10 volúmenes;
  • ½ taza de agua.

Modo de preparación:

Adicionar el agua oxigenada en la taza con agua y mezclar. Hacer gárgaras durante 30 segundos y escupir a continuación. Esta solución de agua oxigenada puede ser utilizada por 2 o 3 días.

No es necesario enjuagar la boca con agua luego de emplear la solución de agua oxigenada; no obstante, si a la persona no le gusta el sabor que queda en la boca, puede hacerlo.

10. Té de hidrastis

El te de hidrastis, elaborado con la planta medicinal Hydrastis canadensis L., posee propiedades antiinflamatorias, astringentes y antisépticas, las cuales ayudan a calmar la irritación en las mucosas y a combatir la inflamación causada por el afta.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de raíz de hidrastis en polvo;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Adicionar el hidrastis en polvo en el agua hirviendo, mezclar, cubrir y dejar reposar durante alrededor de 15 minutos. Colar el té utilizando un filtro de café para remover todas las partículas del polvo de hidrastis. Luego, dejar entibiar el té de hidrastis, hacer enjuagues durante alrededor de 1 minuto y escupir el té a continuación. Se puede emplear el té de hidrastis hasta 3 veces al día.

11. Té negro

El té negro es rico en tatinos, por lo cual posee propiedades astringentes que ayudan a aliviar el dolor y las molestias de las llagas en la boca y a acelerar la recuperación, razón por la que es un buen remedio casero para las aftas.

Ingredientes:

Modo de preparación:

Llevar el agua a ebullición y verterla en la taza. Colocar la bolsita de té negro en la taza con agua hirviendo y dejar reposar hasta entibiar. Luego, colocar la bolsita de té negro directamente sobre el afta, dejándola actuar durante algunos minutos. Descartar el té y la bolsita de té negro. Se puede repetir este procedimiento 2 o 3 veces al día.

12. Té de agrimonia

El té de agrimonia, también conocida como hierba de San Guillermo, es preparado con la planta medicinal Agrimonia eupatoria L., que posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a combatir las aftas, aliviando el dolor y las molestias.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de flores secas de agrimonia; 
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación:

Llevar el agua a ebullición, apagar el fuego y adicionar las flores secas de agrimonia. Dejar reposar durante 5 a 10 minutos, colar y dejar entibiar. Hacer buches con el té de agrimonia 2 o 3 veces al día.

13. Aceite esencial de laurel

El aceite esencial de laurel posee eugenol y cineol en su composición, que cuentan con propiedades antiinflamatorias y antisépticas, las cuales ayudan a aliviar el dolor y las molestias de las llagas en la boca y a acelerar la cicatrización de las mucosas.

El aceite esencial de laurel debe ser empleado solo sobre el afta y no debe ser ingerido.

Ingredientes:

  • 1 gota de aceite esencial de laurel;
  • 10 ml de aceite de coco.

Modo de preparación:

Mezclar los ingredientes y, con ayuda de un hisopo o bastoncillo de algodón, aplicar sobre el afta 3 o 4 veces por día.

El aceite esencial de laurel no debe ser utilizado por niños ni por mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Vea otros consejos para curar las aftas en el siguiente video:

youtube image - Cómo eliminar LAS AFTAS rápidamente