3003-3230
Número para agendar consultas, disponible solo en territorio brasileño, con costo de llamada local.

19 remedios caseros para bajar la presión alta (¡inmediatamente!)

Actualizado en septiembre 2023
Evidencia científica

Algunos remedios caseros para ayudar a bajar la presión alta inmediatamente son colocar los pies en una palangana con agua tibia durante algunos minutos, realizar ejercicios de respiración profunda y tomarse un té de manzanilla, por ejemplo.

Además de esto, también existen otros remedios caseros, como el agua de ajo o el té de alpiste o de flor de Jamaica, que deben ser incorporados en la dieta y en la rutina diaria para que, a largo plazo, ejerzan un efecto hipotensor. 

Aunque estos remedios caseros son útiles para complementar el tratamiento para la presión arterial alta, solo deben tomarse bajo el conocimiento del cardiólogo, ya que no sustituyen el tratamiento indicado por el médico y podrían interactuar con la medicación para la hipertensión. Vea qué hacer cuando se eleva la presión arterial.

En el siguiente video, nuestra nutricionista indica más formas naturales de controlar la presión arterial: 

youtube image - ¿Cómo bajar la PRESIÓN ALTA sin medicamentos?

Remedios caseros con efectos inmediatos

Algunos remedios caseros para bajar la presión alta inmediatamente son: 

1. Sumergir los pies en agua tibia

Sumergir los pies en agua caliente es una técnica de relajación que estimula al cerebro, haciendo que se liberen endorfinas que ayudan a relajar los vasos sanguíneos y a disminuir la presión arterial.

Para realizar esta terapia solo es necesario colocar agua tibia en una palangana y sumergir los pies durante al menos 15 minutos.

2. Realizar respiraciones profundas

Realizar varias respiraciones profundas ayuda a relajar y a reducir el estrés, favoreciendo la disminución de la presión arterial. Para el ejercicio, es necesario inhalar profundamente aire, contener la respiración durante 2 segundos y exhalar lentamente, pudiendo repetirse cuantas veces sea necesario.

Esta práctica no solo puede ser usada para bajar la presión de inmediato, sino también puede practicarse dos veces al día para ayudar a mantenerla baja.

3. Tomar un té de manzanilla

La manzanilla tiene propiedades relajantes que ayudan a calmar, gracias a que posee un tipo de flavonoide llamado apigenina, un compuesto bioactivo que actúa en el sistema nervioso central promoviendo un efecto tranquilizante y sedativo. 

Además, también ejerce un efecto diurético y aporta flavonoides que promueven la elasticidad y la salud de las arterias, mejorando la circulación en la sangre, ayudando a regular la presión arterial.

Ingredientes

  • 0,5 a 4 g de flores de manzanilla deshidratadas;
  • 150 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Para hacer el té de manzanilla, basta con adicionar las flores en el agua hirviendo. Tapar y dejar reposar durante 4 o 5 minutos. Por último, colar y beber hasta 4 tazas de té de manzanilla por día.  

Remedios caseros a largo plazo

Algunos remedios caseros para bajar la presión arterial y que deben ser utilizados regularmente son:

1. Agua de ajo 

Tomar agua de ajo es una excelente forma de regular la presión arterial debido a que estimula la producción de óxido nítrico, que es un gas con fuerte acción vasodilatadora, el cual facilita la circulación de la sangre y disminuye la presión sobre el corazón. 

Además de esto, el ajo es un excelente aliado para mantener la salud cardiovascular de cualquier persona, pues posee increíbles propiedades antioxidantes y protectoras de los vasos sanguíneos que evitan el surgimiento de problemas como la aterosclerosis. 

Una excelente forma de consumir el ajo es tomando agua aromatizada de ajo o sus cápsulas a lo largo del día. 

Ingredientes

  • 1 diente de ajo crudo, sin cáscara y machacado;
  • 100 ml de agua.

Modo de preparación

Colocar el diente de ajo en un vaso de agua y dejar reposar durante 6 a 8 horas (mientras se duerme, por ejemplo) y tomar esta agua en ayunas a la mañana siguiente, o preparar un litro de agua con ajo y beber a lo largo del día.

Además de esta agua, el ajo puede ser ingerido durante el día con la comida, siendo así de más fácil ingestión que el agua. Un buen consejo es agregarle algunos dientes de ajo al aceite de oliva. De esta forma, siempre que se utilice este aceite, además de consumir una grasa buena, también se estarán aprovechando las propiedades del ajo. Conozca cuáles son los beneficios del ajo para la salud.

2. Jugo de limón 

Un buen remedio casero para controlar la presión alta es tomar una limonada mezclada con agua de coco, puesto que este jugo posee propiedades diuréticas que ayudan a regular la presión arterial.

Ingredientes

  • 3 limones;
  • 200 ml de agua de coco.

Modo de preparación

Mezclar muy bien los ingredientes y beber a continuación. Tomar 1 vez al día.

3. Té de alpiste 

Un buen remedio casero para la presión alta es comer alpiste, preparar agua de alpiste o hacer una infusión, debido a que es una alimento rico en antioxidantes y otros componentes que poseen propiedades vasodilatadoras, ayudando a disminuir la presión arterial.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de alpiste;
  • 1 rama de canela;
  • 500 ml de agua. 

Modo de preparación

Colocar los ingredientes en una olla y dejar hervir durante 5 minutos. Tapar la olla y dejar reposar durante 10 minutos aproximadamente, luego colar y beber a continuación. Tomar 2 o 3 tazas de este té por día. 

4. Jugo de arándano azul

Además de ser una excelente fuente de antioxidantes, combatir enfermedades como el cáncer y evitar el envejecimiento precoz, los arándanos también ayudan a disminuir la presión arterial, especialmente cuando se consumen a diario. Conozca más sobre los beneficios de los arándanos azules.

Asimismo, su acción parece notarse más en personas que poseen un alto riesgo cardiovascular, como los individuos obesos o con síndrome metabólico, pudiendo ser usado como tratamiento complementario indicado por el médico. 

Ingredientes

  • 1 taza de arándanos azules;
  • ½ vaso de agua;
  • Jugo de ½ limón.

Modo de preparación

Licuar todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Este jugo debe consumirse 1 o 2 veces por día.  

5. Té de flor de Jamaica

La flor de Jamaica, también conocida como hibisco, es una planta que ha sido muy utilizada durante el proceso de pérdida de peso. Sin embargo, esta planta tiene otros efectos importantes, como la reducción de la presión arterial. Esto ocurre debido a que es rica en antocianinas, las cuales son flavonoides que ayudan a regular la tensión. 

No obstante, para obtener mejores resultados, se deben utilizar los cálices de las flores más oscuros. Los cálices son las estructuras que conectan la cola de la flor a los pétalos. Mientras más oscuras sean las flores, mayor será la cantidad de antocianinas y mayor será su efecto para reducir la presión arterial.

Ingredientes

  • 1 o 2 g de flor de Jamaica seca;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Colocar los cálices secos de la flor de Jamaica en el interior de la taza y dejar reposar entre 5 a 10 minutos. Después, colar y beber 1 o 2 veces por día, manteniendo por lo menos 8 horas de intervalo entre una taza y otra.

Aunque todavía no existen estudios que lo comprueben, es posible que el hibisco sea tóxico por encima de la dosis diaria de 6 gramos, razón por la cual se aconseja no aumentar la dosis indicada. 

El té de flor de Jamaica puede tener un sabor bastante amargo, por lo que, en caso de que sea necesario, se puede agregar una pequeña cucharada de estevia o de miel para endulzarlo. Vea otros beneficios de la flor de jamaica

6. Chocolate 

El chocolate ayuda a disminuir la presión arterial y a mejorar la circulación sanguínea debido a que produce óxido nítrico, que es un gas que ayuda a relajar las arterias. Preferiblemente, se debe optar por el chocolate amargo o negro, que tiene más concentración de cacao, aportando estos beneficios. 

Para obtener estas propiedades, basta comer uno o dos cuadraditos de chocolate amargo o medio amargo por día, que es aproximadamente 6 g o 12 g. Conozca más beneficios del chocolate.

7. Té de cola de caballo

Imagem ilustrativa número 6

El té de cola de caballo es un excelente diurético natural que aumenta la producción de orina y la eliminación del exceso de líquidos en el cuerpo. Por lo que es un buen aliado para disminuir la presión arterial en personas que sufren de retención de líquidos, ya que el exceso de agua en el cuerpo causa más estrés sobre el corazón, empeorando los casos de hipertensión.  

Sin embargo, este té solo debe ser utilizado puntualmente cuando es difícil controlar la presión con otros métodos y existe mucha retención de líquidos. Por esta razón, este té no debe consumirse por más de 1 semana seguida, pues también provoca la eliminación de minerales importantes a través de la orina. Conozca más sobre la cola de caballo y para qué sirve.

Ingredientes

  • 2 o 3 cucharadas de hojas de cola de caballo secas;
  • 500 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Colocar las hojas de cola de caballo en el agua hirviendo y dejar reposar durante 5 a 10 minutos. Después, colar y beber tibio. Este té puede consumirse 2 o 3 veces por día. 

8. Batido de plátano y aguacate 

El aguacate y el plátano son dos frutas con elevado contenido de potasio y magnesio, minerales importantes que contribuyen a reducir la presión arterial, pues el potasio favorece la eliminación de sodio a través de la orina y el magnesio ayuda a aumentar la producción de óxido nítrico, un compuesto que ayuda a relajar los vasos sanguíneos.

Ingredientes

  • 1 vaso de yogur natural;
  • 1 plátano;
  • ½ aguacate maduro.

Modo de preparación

Licuar el yogur, la banana y el aguacate en una licuadora, endulzar con un una cucharadita de miel si se desea, y beber a continuación. De manera opcional, se puede agregar hielo antes de licuar la mezcla.

9. Té de valeriana

Las raíces de valeriana contienen excelentes propiedades tranquilizantes y relajantes que ayudan a mejorar la circulación sanguínea. Además de esto, por ser muy calmante y actuar directamente en el neurotransmisor GABA, la valeriana puede ser utilizada especialmente en personas que tienen crisis de ansiedad frecuentes, las cuales pueden causar aumento de la presión arterial. 

Ingredientes

  • 5 g de raíz de valeriana;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Colocar la raíz de valeriana en la taza con el agua hirviendo y dejar reposar durante 5 a 10 minutos. Luego, colar y beber 2 o 3 veces por día. En algunas personas, este té puede causar somnolencia durante el día, debiendo, en estos casos, ser utilizado solo antes de dormir. 

10. Té de hojas de olivo

Las hojas de olivo son uno de los mejores remedios naturales para la presión alta debido a que, a través de la acción de sus polifenoles, logran regular la presión arterial y disminuirla, sin causar riesgo de hipotensión, así se hayan consumido en exceso. 

Además de esto, también causan un ligero efecto calmante y relajante que ayuda a controlar los síntomas en personas que sufren de ansiedad constante. 

Ingredientes

  • 2 o 3 cucharadas de hojas de olivo secas;
  • ½ taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Colocar las hojas de olivo en una taza con agua hirviendo, dejándola reposar entre 5 a 10 minutos. Después, colar y beber tibio 3 o 4 tazas a lo largo del día. 

Aparte del té, también existe el extracto de hojas de olivo, que puede comprarse en tiendas de productos naturales bajo la presentación de cápsulas, las cuales pueden ser consumidas en una dosis de 500 mg, 2 veces al día después de las comidas. Conozca otros beneficios de las hojas de olivo

11. Agua de avena

La avena posee algunos compuestos con propiedades antioxidantes, como las avenantramidas, los cuales ayudan a reducir el estrés oxidativo e incrementan la producción de ácido nítrico, un compuesto que ayuda a relajar las paredes de los vasos sanguíneos, mejora la circulación y favorece la disminución de la presión arterial.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de salvado de avena;
  • 1 litro de agua.

Modo de reparación

Licuar la avena junto con el agua hasta que la mezcla esté homogénea. También se puede adicionar canela o jugo de limón para dar sabor. Se recomienda beber en la mañana en ayunas y antes de cada comida.

12. Jugo de apio y naranja

El jugo de apio, conocido también como apio España o celery, ayuda a disminuir la presión arterial debido a que posee propiedades vasodilatadoras. Asimismo, la naranja es una fruta con un excelente aporte de potasio, mineral que favorece la salida de sodio del organismo a través de la orina. 

Ingredientes

  • 3 palitos de apio España;
  • 3 naranjas.

Modo de reparación

Licuar todos los ingredientes y beber bien frío.

13. Vino tinto

Imagem ilustrativa número 3

El vino es rico en polifenoles, compuestos antioxidantes que ayudan a disminuir la presión arterial, ya que relajan los vasos sanguíneos. Para obtener este beneficio, se debe llevar un consumo regular de vino tinto, siendo indicado consumir 1 o 2 copas de 125 ml por día.

El jugo de uva también trae beneficios para la salud; no obstante, el alcohol presente en el vino aumenta la absorción de los compuestos beneficiosos de esta fruta, además de que los polifenoles se encuentran más concentrados. Conozca más beneficios del vino tinto para la salud.

14. Té de cúrcuma 

Por contener curcumina, una sustancia con potente acción antioxidante, la cúrcuma ayuda a combatir los radicales libres, mejorando las funciones de los vasos sanguíneos, promoviendo el relajamiento de las arterias y bajando la presión. 

Ingredientes

  • 1 cucharadita de polvo de cúrcuma
  • 150 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Colocar la cúrcuma en el agua hirviendo y dejar reposar durante unos 10 a 15 minutos. Después, dejar entibiar y beber hasta 3 tazas al día entre las comidas.

15. Jugo de granada 

Los antioxidantes presentes en la granada promueven el relajamiento de los vasos sanguíneos y facilitan la circulación de la sangre, ayudando a prevenir la hipertensión arterial. Los estudios indican que beber un vaso de jugo de granada durante por lo menos 14 días puede disminuir la presión arterial alta en personas hipertensas[1]

Ingredientes

Modo de Preparación

Picar la granada y retirar sus semillas, licuarlas con la taza de agua hasta que todas las semillas se partan. Después, colar y beber, preferiblemente sin endulzar. 

16. Té de ruibarbo

El ruibarbo es otra excelente opción para ayudar a bajar la presión arterial, ya que es rico en antioxidantes con efectos antiinflamatorios y contiene potasio, un mineral que aumenta la relajación de los vasos sanguíneos, favoreciendo el paso de la sangre por las arterias, lo que mejora la circulación.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de tallo de ruibarbo;
  • 500 ml de agua.

Modo de preparación

Colocar el agua y el tallo de ruibarbo en una olla y llevarla a fuego alto. Luego de que hierva, bajar el fuego y dejar cocinar durante 10 minutos. Colar y beber caliente o frío y sin endulzar. Conozca más beneficios del ruibarbo y otras maneras de consumirlo.