5 consejos para quitar una postemilla (afta) rápido

Las postemillas conocidas también como aftas, llagas o fuegos en la boca son pequeñas lesiones muy dolorosas que generalmente surgen en la lengua o en los labios y que pueden tener diversas causas, pero que normalmente están relacionadas al consumo de alimentos muy ácidos. Por este motivo, lo primero que se debe hacer al tratar las postemillas, es evitar el consumo de este tipo de alimentos, ya que así se evitar que la herida se irrite y permite que se curen más rápido.

Sin embargo, también existen alimentos y productos que pueden ayudar en la cicatrización de las aftas que pueden encontrarse en casa.

5 consejos para quitar una postemilla (afta) rápido

1. Agua tibia y sal

Enjuagar la boca con agua tibia y sal ayuda a desinfectar las aftas y acelerar su cicatrización, ya que la sal tiene una acción bactericida potente, eliminando las bacterias de la zona. Para esto basta colocar 1 cucharadita de sal en un vaso con agua tibia y enjuagar durante algunos minutos, 2 veces al día.

2. Clavo de la india

Mascar un clavo también ayuda a curar las aftas rápidamente y aliviar el dolor en pocos minutos, porque el clavo posee propiedades antisépticas y analgésicas que son capaces de mantener el afta limpia, promoviendo la cicatrización.

3. Té negro

Aplicar una bolsita de té negro sobre el afta ayuda a aliviar el dolor y el malestar causado por el mismo, ya que el té negro posee tanino, una sustancia que es astringente y que elimina residuos y suciedades. Para aplicar el té negro correctamente se debe preparar el té colocando 1 bolsita en una taza de agua hirviendo y dejar reposar. Cuando esté tibio se debe aplicar la bolsita directamente sobre el afta.

4. Yogur natural o con bifidobacterias

Comer yogur con bífido bacterias o con probióticos ayuda a mejorar el intestino y toda la flora del sistema gastrointestinal, fortaleciendo las defensas naturales del organismo, siendo también útil para curar las aftas más rápidamente.

5. Leche de magnesia

Hacer gárgaras de leche de magnesia permite recubrir y proteger la lesión de bacterias, acelerando también la cicatrización. Para hacer las gárgaras se debe mezclar 1cda de leche de magnesia con 1 vaso de agua.

¿El bicarbonato cura las postemillas?

Aplicar bicarbonato de sodio directamente sobre las aftas puede causar dolor intenso y ardor en la zona, por lo que no es aconsejado. El bicarbonato ayuda a curarlas más rápido cuando disminuye el pH de la saliva, pero para ello, en vez de aplicarlo directamente sobre las aftas, se debe diluir 1 cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y enjuagarse 2 a 3 veces al día.

Además de esto, es importante evitar el uso de enjuague bucal que contenga alcohol porque también causa dolor intenso. Los alimentos con pimienta tampoco son bienvenidos mientras esté con afta, pero seguir las 5 formas caseras arriba indicadas son un gran tratamiento casero contra las aftas.

Vea en el siguiente video otros consejos para eliminar las aftas:

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: