Ojos amarillos: 9 causas y qué hacer

Los ojos amarillentos normalmente surgen cuando hay una acumulación excesiva de bilirrubina en la sangre, una sustancia amarilla producida por el hígado a partir de la destrucción de los glóbulos rojos, y que se almacena en la vesícula biliar para ser eliminada en las heces u orina. Cuando hay algún problema en el hígado, vesícula biliar o páncreas, como cirrosis o piedras en la vesícula, por ejemplo, la bilirrubina no es eliminada del cuerpo, acumulándose en la sangre y causando la coloración amarillenta de los  ojos.

Sin embargo, los ojos amarillos también son muy frecuentes en los recién nacidos, situación conocida como ictericia neonatal, pero en estos casos, generalmente sucede porque el hígado aún no está completamente desarrollado, por lo que no significa un problema grave.

Por eso, es importante consultar al médico general siempre que se observen los ojos amarillos para que se realicen exámenes e identifique si hay alguna alteración en el hígado o en los órganos del sistema digestivo, y así iniciar el tratamiento más adecuado.

Ojos amarillos: 9 causas y qué hacer

1. Hepatitis

La hepatitis es una inflamación del hígado que, generalmente es causada por el virus de la hepatitis A, B o C, sin embargo, también puede ocurrir debido al uso de medicamentos. Esta inflamación altera la función del hígado, dificultando el transporte de bilirrubina hacia los ductos biliares, por lo que es eliminada en el torrente sanguíneo, produciendo la manifestación de piel y ojos amarillentos, además de síntomas como dolor abdominal, náuseas o vómitos, por ejemplo.

Qué hacer: es importante consultar a un médico general o gastroenterólogo para que solicite exámenes de sangre y evalúe la cantidad de bilirrubina en la sangre e identifique el tipo de virus para iniciar el tratamiento más adecuado, el cual puede incluir reposo o uso de medicamentos como interferon, adefovir o entecavir, por ejemplo. Conozca más sobre el tratamiento de la hepatitis.

2. Cirrosis

La cirrosis puede causar coloración amarillenta en los ojos y orina oscura, además de otros síntomas como heces blanquecinas, hinchazón en las piernas, náuseas o vómitos, principalmente cuando está en etapas más avanzadas.

Esta enfermedad ocurre cuando el alcohol, grasa en el hígado o hepatitis producen destrucción permanente de las células hepáticas, haciendo que estas sean sustituidas por tejido fibroso, como si fuera una cicatriz, dificultando el trabajo del hígado.

Qué hacer:se debe consultar a un gastroenterólogo para que inicie el tratamiento que varía de acuerdo a la causa, pudiendo realizarse suspendiendo el uso de alcohólicas, llevando una dieta baja en grasas o utilizar medicamentos diuréticos para reducir la hinchazón en el cuerpo. En las etapas más graves, el médico puede indicar el trasplante de hígado. Conozca más sobre el tratamiento de la cirrosis.

3. Anemia hemolítica

La anemia hemolítica es un tipo de enfermedad autoinmune en que este produce anticuerpos que atacan y destruyen a los eritrocitos. Cuando esto sucede, la bilirrubina llega al torrente sanguíneo causando ojos amarillentos, además de cansancio excesivo, barriga hinchada o dolor en el pecho, por ejemplo. 

Qué hacer: se debe consultar a un médico general o a un gastroenterólogo para que inicie el tratamiento, el cual puede ser realizado con el uso de corticoides o inmunosupresores. En los casos más graves, puede ser necesaria una cirugía para remover una parte del bazo, órgano responsable de la destrucción de los glóbulos rojos. Conoce más sobre el tratamiento de la anemia hemolítica.

4. Piedras en la vesícula

Las piedras en la vesícula se producen cuando estas bloquean los ductos de la vesícula biliar, impidiendo la salida de bilirrubina hacia el intestino, que llegará entonces a la sangre, causando ojos amarillos. Además, las piedras en la vesícula pueden causar síntomas como dolor fuerte del lado derecho de la barriga, principalmente después de las comidas, diarrea constante, fiebre, náuseas o vómitos.

Qué hacer: se debe consultar a un médico general o a un gastroenterólogo para que solicite un análisis de sangre y exámenes de imagen como ultrasonido, resonancia magnética, gammagrafía o tomografía computarizada para verificar el tamaño y cantidad de piedras en la vesícula. Generalmente, cuando la piedra es pequeña, el tratamiento puede incluir el uso de Ursodiol para ayudar a deshacer la piedra. Sin embargo, en los casos en que la piedra sea de gran tamaño y haya presencia de fiebre y dolor abdominal fuerte, el médico puede indicar cirugía para remover la vesícula biliar. Conozca cómo se realiza la cirugía de vesícula biliar.

5. Pancreatitis

La pancreatitis es la inflamación del páncreas la cual puede causar ojos amarillentos, dolor intenso del lado izquierdo de la barriga que puede irradiarse hacia la espalda, además de otros síntomas como náuseas, vómitos o fiebre.

Qué hacer: se debe consultar a un médico general o a un gastroenterólogo para la hospitalización e inicio del tratamiento adecuado, que puede realizarse con la administración de suero intravenoso y de analgésicos para controlar el dolor. En casos más graves, el médico puede sugerir la realización de cirugía. Además, es importante hacer cambios en la alimentación evitando alimentos grasosos y tomar suplementos de enzimas pancreáticas de acuerdo a la orientación del médico. Conozca más sobre el tratamiento de la pancreatitis.

6. Ictericia neonatal

La ictericia neonatal es una alteración muy común en el recién nacido, especialmente en prematuros, caracterizada por el exceso de bilirrubina en la sangre, causando ojos y piel amarillos. Esta condición ocurre debido a que el hígado del bebé aún no está completamente maduro al nacer, dificultando la eliminación de la bilirrubina.

Qué hacer:se debe consultar al pediatra para que realice una evaluación de salud del bebé e indique el mejor tratamiento. La ictericia neonatal no siempre necesita tratamiento, siendo indicado solamente que el bebé sea amamantado o tome su biberón cada 2 horas para facilitar la eliminación de los residuos intestinales. Sin embargo, en caso de que la ictericia se agrave o si el bebé presente ojos y piel muy amarillos, puede realizarse fototerapia, en la que el bebé permanece en una incubadora con luz directa. Conozca más sobre el tratamiento de la ictericia neonatal.

7. Malaria

La malaria o paludismo es una enfermedad infecciosa causada por el mosquito Anopheles infectado por el parásito del género Plasmodium que se multiplica en el hígado y llega al torrente sanguíneo, donde invade y rompe glóbulos rojos. Debido a esta destrucción, hay una liberación de bilirrubina en la sangre que produce síntomas como ojos amarillentos y dolor de cabeza, además de fiebre, sudoración, escalofríos, náuseas, vómitos y debilidad.

Qué hacer:se debe consultar a un médico general para iniciar el tratamiento de la malaria, el cual debe realizarse con el uso de antipalúdicos como cloroquina, primaquina o mefloquina, por ejemplo. Conozca más sobre el tratamiento de la malaria.

8. Pinguécula

La piguécula es una degeneración de la conjuntiva del ojo que ocurre por un crecimiento del tejido constituido por proteínas, grasas y calcio, es de color amarillo, causando esta coloración en el ojo además de otros síntomas como sensación de ojo seco e irritado, hinchazón, enrojecimiento, visión borrosa y comezón en el ojo.

Qué hacer: se debe consultar al oftalmólogo para confirmar el diagnóstico e iniciar el tratamiento adecuado, que puede realizarse con el uso de colirios y pomadas oculares. En algunos casos, también puede recomendarse la cirugía.

9. Cáncer de hígado

El cáncer de hígado es un tipo de tumo maligno que cuando se encuentra en una fase inicial puede no presentar síntomas, pero a medida que la enfermedad avanza, pueden surgir síntomas com piel y ojos amarillentos, dolor en el abdomen, pérdida de peso o hinchazón de la barriga, poro ejemplo. 

Qué hacer: es importante consultar al oncólogo o hepatólogo siempre que haya sospecha de cáncer u otro problema grave en el hígado para identificar la causa e iniciar el tratamiento. En caso de cáncer, el médico puede indicar una cirugía, quimioterapia o trasplante de hígado de acuerdo a la etapa y situación médica.

Conozca otras opciones de tratamiento para el cáncer de hígado

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • DHALIWAL, Gurpreet; et al. Hemolytic anemia. Am Fam Physician. 69. 11; 2599-606, 2004
  • THUENER, Jennifer. Hepatitis A and B Infections. Prim Care. 44. 4; 621-629, 2017
  • FEINSTONE, Stephen M. History of the Discovery of Hepatitis A Virus. Cold Spring Harb Perspect Med. 9. 5; a031740, 2019
  • LAUER, Bryon J.; SPECTOR, Nancy D. Hyperbilirubinemia in the newborn. Pediatr Rev. 32. 8; 341-9, 2011
  • HABTEZION, Aida. Inflammation in acute and chronic pancreatitis. Curr Opin Gastroenterol. 31. 5; 395-9, 2015
  • MARENGO, Andrea; et al. Liver Cancer: Connections with Obesity, Fatty Liver, and Cirrhosis. Annu Rev Med. 67. 103-117, 2016
  • STATPEARLS [INTERNET]. TREASURE ISLAND (FL): STATPEARLS PUBLISHING. Pinguecula. 2021. Disponible en: <https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32644391/>. Acceso en 07 May 2021
  • GUTT, Carsten; et al. The Treatment of Gallstone Disease. Dtsch Arztebl Int. 117. 9; 148-158, 2020
  • LIU, Chun-Yu; et al. Treatment of Liver Cancer. Cold Spring Harb Perspect Med. 5. 9; a021535, 2015
  • SOLÉ, Cristina; SOLÀ, Elsa. Update on acute-on-chronic liver failure. Gastroenterol Hepatol. 41. 1; 43-53, 2018
Más sobre este tema: