Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Identifique las señales que pueden indicar Cáncer de Hígado

El cáncer de hígado es un tipo de turmo maligno que se origina en las células que forman el hígado como hepatocitos, canales biliares o vasos sanguíneos, siendo generalmente bastante agresivo. Puede causar síntomas que suelen surgir en las fases más avanzadas de la enfermedad e incluyen dolor en el abdomen, mareos, pérdida del apetito, pérdida de peso y ojos amarillentos. 

Personas con grasa en el hígado, cirrosis hepática o que usan anabolizantes tienen mayor riesgo de desarrollar este cáncer, que suele ser diagnosticado por un examen de imagen abdominal como ecografía o tomografía, los cuales son capaces de detectar uno o más nódulos en el hígado. 

El tratamiento se realiza con cirugía y quimioterapia, dependiendo del tamaño y de la gravedad de cada caso, y las posibilidades de que se cure son mayores cuando el tumor se identifica precozmente, en fases más iniciales. Cuando ya no es posible curar el cáncer de hígado, el tiempo promedio de vida es de aproximadamente 5 años, pero este valor varía dependiendo del grado de desarrollo de la enfermedad y si tiene enfermedades asociadas. 

Identifique las señales que pueden indicar Cáncer de Hígado

Síntomas que pueden indicar cáncer

Los síntomas más comunes que pueden surgir en el cáncer de hígado son:

  1. Dolor abdominal, especialmente en el lado derecho;
  2. Hinchazón abdominal;
  3. Pérdida de peso sin razón aparente;
  4. Pérdida del apetito;
  5. Cansancio excesivo;
  6. Piel y ojos amarillentos;
  7. Mareos constantes.

Infelizmente estos síntomas normalmente surgen cuando el cáncer ya está avanzado y, por esto, en la mayoría de los casos, el cáncer de hígado es descubierto en una fase avanzada, disminuyendo las posibilidades de sanación. 

Por lo que cuando existen factores de riesgo como consumo excesivo de alcohol o enfermedades en el hígado, es importante realizar consultas regulares con el hepatólogo para evaluar frecuentemente el hígado y observas las alteraciones que puedan surgir.  

Qué hacer en caso de sospecha

En loos casos en que surge alguno de estos síntomas o existen muchos factores de riesgo, se aconseja consultar un hepatólogo para hacer exámenes de diagnóstico como una ecografía abdominal, tomografía computarizada o resonancia magnética, para confirmar si existen alteraciones que puedan indicar la presencia de una mancha o nódulo que pueda indicar la presencia de un tumor.

Es importante recordar que no todos los nódulos o quistes en el hígado indican cáncer, debiendo esperar que sus características sean analizadas por el médico, el cual indicará si hay riesgo o no. Si se identifican alteraciones sospechosas, el médico podrá pedir una biopsia de un pedazo del hígado para comprobar en el laboratorio si existen o no células cancerígenas presentes en este órgano. 

Para los casos donde la sospecha es menor, se indica la repetición de los exámenes anualmente o cada 3 años, dependiendo del caso, para que sea posible acompañar si este quisto crece o desarrolla nuevas características que puedan indicar la presencia de un cáncer. 

Identifique las señales que pueden indicar Cáncer de Hígado

¿Quién tiene mayor riesgo?

A pesar de que cualquier persona puede desarrollar cáncer en el hígado, este tipo de cáncer es más común en personas con:

  • Infección crónica con Hepatitis B o Hepatitis C;
  • Cirrosis;
  • Uso de anabolizantes;
  • Diabetes;
  • Grasa en el hígado;
  • Consumo excesivo de alcohol.

Además de esto, en casos de colitis ulcerativa o de colangitis esclerosante de larga duración, también pueden desarrollar cáncer de hígado más fácilmente. 

Cómo se realiza el tratamiento

En casi todos los casos, el tratamiento del cáncer de hígado se realiza con cirugía para retirar toda el área afectada. Sin embargo, puede ser necesario realizar quimioterapia o radioterapia antes de la cirugía para disminuir el tamaño del cáncer y facilitar su extirpación.

En los casos más graves, en los que el cáncer está muy desarrollado o se extiende a otros órganos, la quimioterapia y la radioterapia también pueden ser utilizados sólo después de la cirugía para tratar de eliminar las células cancerígenas restantes.

Si hay otra enfermedad asociada como cirrosis, la extirpación de una parte del hígado puede ser más complicada y, por lo tanto, el médico podrá recomendar un trasplante de hígado para tratar de alcanzar la cura.

¿Cuáles son los tipos?

El cáncer de hígado puede ser primario, es decir, cuando aparece directamente en el hígado, o puede ser secundario, por metástasis o diseminación del cáncer proveniente de otros órganos como pulmones, estómago, intestino o mama, por ejemplo.

El tipo más común de cáncer primario del hígado es el hepatocarcinoma o carcinoma hepatocelular, que también es el más agresivo, y se origina en las principales células que forman el hígado, llamadas hepatocitos. Otro tumor primario común es el colangiocarcinoma, originado en las vías biliares.

Otros tipos de tumor más raros incluyen el carcinoma hepático variante fibrolamelar, angiosarcoma o hepatoblastoma.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar