Infección urinaria: síntomas, causas y tratamiento

Actualizado en febrero 2024

La infección del tracto urinario es una inflamación que puede ocurrir en la vejiga, uretra o riñones, pudiendo ser causada por infecciones bacterianas o fúngicas, que produce síntomas como ganas repentinas de orinar, dolor o ardor al orinar, sensación de presión en la vejiga o fiebre.

Las infecciones del tracto urinario son más comunes en las mujeres, pero también pueden ocurrir en hombres, siendo causadas principalmente por bacterias que están presentes de forma natural en el cuerpo, las cuales pueden proliferar debido a un desequilibrio en la microbiota de la región genital.

El tratamiento de las infecciones urinarias lo realiza un médico general, urólogo o ginecólogo quien puede recomendar el uso de antibióticos o incluso la hospitalización para recibir medicación a través de una vena.

Conozca más sobre las infecciones del tracto urinario en el video a continuación:

Síntomas de infección urinaria

Los principales síntomas de la infección del tracto urinario son:

  • Ganas de orinar varias veces al día;
  • Necesidad repentina de orinar;
  • Dolor y ardor al orinar;
  • Sensación de presión o dolor en la vejiga;
  • Malestar;
  • Pérdida de orina en la ropa;
  • Orina con mal olor.

Sin embargo, estos síntomas pueden no estar presentes en los casos en que la infección afecta principalmente a los riñones, donde generalmente es más grave y puede provocar fiebre, escalofríos, dolor de espalda, náuseas y vómitos. Vea otros síntomas de infección urinaria.

Por ello, si se presentan síntomas de infección urinaria, es importante consultar a un médico de cabecera, urólogo o ginecólogo lo antes posible para que pueda indicar el tratamiento más adecuado, previniendo el desarrollo de complicaciones.

Lea también: Infección urinaria en el embarazo: síntomas, diagnóstico y riesgos tuasaude.com/es/infeccion-urinaria-en-el-embarazo

Test online de síntomas

Para evaluar el riesgo de tener una infección del tracto urinario, seleccione los síntomas que presenta en el test a continuação:

  1. 1. Dolor o sensación de ardor al orinar
  2. 2. Ganas frecuentes y repentinas de orinar en poca cantidad
  3. 3. Sensación de que no consigue vaciar completamente la vejiga
  4. 4. Sensación de peso o malestar en la región de la vejiga
  5. 5. Orina turbia o con presencia de sangre
  6. 6. Fiebre baja persistente (entre 37,5º y 38ºC)

El test de síntomas es una herramienta que sólo sirve como orientación y no sustituye la consulta con un urólogo, ginecólogo o médico de cabecera.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de infección urinaria lo realiza un urólogo, ginecólogo o médico general mediante la evaluación de los síntomas, los antecedentes médicos y un análisis tanto de orina como de sangre.

Exámenes para detectar la infección urinaria

Las principales pruebas para detectar una infección urinaria son:

  • Examen general de orina, para evaluar las características físicas, químicas y la presencia de sangre, pus, leucocitos o microorganismos en la orina;
  • Urocultivo con antibiograma para identificar el microorganismo responsable de los síntomas;
  • Ultrasonido o tomografía computarizada, para detectar pielonefritis obstructiva, hidronefrosis o abscesos.

Además, si una persona desarrolla sepsis o septicemia, que es cuando la infección llega a la sangre, el médico puede solicitar un análisis de sangre y un hemocultivo. Vea cómo se realiza el hemocultivo.

Posibles causas

Las infecciones del tracto urinario son causadas por bacterias que normalmente viven en el intestino, especialmente Escherichia coli, que debido a un desequilibrio en la microbiota de la región genital, ascienden desde el ano y el perineo hasta la región que rodea la uretra, llegando al sistema urinario, causando inflamación.

Además, las infecciones del tracto urinario también pueden ser causadas por otras bacterias, como Klebsiella pneumoniae o Proteus mirabili, algunos virus u hongos, como la Candida albicans.

Quién tiene más riesgo

Algunos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar una infección del tracto urinario, estos son:

  • Género, siendo más común en mujeres, debido a la uretra más corta y la proximidad entre la uretra y el ano;
  • Mala higiene genital, limpiarse el ano de atrás hacia adelante;
  • Embarazo o menopausia;
  • Relaciones sexuales sin el uso de preservativos o el uso de espermicidas;
  • Hiperplasia benigna de próstata en hombres;
  • Uso de catéter urinario;
  • Vejiga neurogénica, insuficiencia renal, cálculos renales o malformaciones del tracto urinario;
  • Diarrea o deshidratación.

Además, las infecciones urinarias son más comunes en personas mayores, en personas que padecen enfermedades, como diabetes o VIH/SIDA, por ejemplo, o que utilizan medicamentos inmunosupresores. Conozca más causas de infecciones del tracto urinario.

Tipos de infección urinaria

Las infecciones del tracto urinario se pueden clasificar según el lugar del tracto urinario en el que se produce la infección en:

  • Uretritis: infección que afecta únicamente a la uretra;
  • Cistitis: cuando la infección afecta principalmente a la vejiga;
  • Pielonefritis: cuando la infección afecta principalmente a los riñones.

La identificación del tipo de infección suele realizarse mediante la evaluación de los signos y síntomas por parte del médico, siendo importante para decidir el tratamiento más adecuado.

Lea también: 10 enfermedades del sistema urinario (y cómo tratarlas) tuasaude.com/es/enfermedades-del-sistema-urinario

Tratamiento de la infección urinaria

El tratamiento de las infecciones del tracto urinario debe ser recomendado por un urólogo, ginecólogo o médico de cabecera y suele implicar el uso de medicamentos para eliminar las bacterias y/o aliviar los síntomas.

Los principales tratamientos que puede recomendarle su médico son:

1. Antibióticos

Los principales remedios para las infecciones del tracto urinario que puede recomendarte tu médico son los antibióticos, como la fosfomicina, la nitrofurantoína o el ciprofloxacino, por ejemplo, ya que actúan eliminando las bacterias que causan la infección. Vea los principales antibióticos para infección urinaria.

2. Medicamentos analgésicos o antiinflamatorios

El médico también puede recetar otros medicamentos, como analgésicos, antiinflamatorios o antiespasmódicos, para ayudar a aliviar el dolor o la sensación de ardor al orinar provocado por la infección del tracto urinario. Vea los principales medicamentos para la infección urinaria.

2. Cuidados personales

Durante el tratamiento de la infección urinaria, el médico puede recomendar algunos cuidados personales, como orinar con frecuencia y siempre que se sientan ganas, no retener la orina y mantener una adecuada higiene íntima.

Además, se debe evitar el contacto íntimo durante el tratamiento de la infección urinaria, para evitar que los síntomas empeoren, ya que puede provocar dolor o malestar.

3. Cuidados con la alimentación

La alimentación durante el tratamiento de la infección urinaria debe incluir alimentos ricos en agua o con propiedades diuréticas, como la sandía, la guanábana, el pepino y la zanahoria, por ejemplo. Vea qué comer para las infecciones urinarias.

Además, se debe beber mucha agua, tés o jugos, para favorecer la eliminación de la orina y las bacterias del sistema urinario.

Lea también: 8 tés para infección de las vías urinarias o mal de orín (¡comprobados!) tuasaude.com/es/infeccion-de-las-vias-urinarias-tes-naturales

6. Internamiento hospitalario

En el caso de pielonefritis o infecciones urinarias graves, el tratamiento pasa por la hospitalización y el uso de suero intravenoso y antibióticos.

El tratamiento hospitalario es importante por la gravedad o riesgo de empeoramiento, como ocurre en mujeres embarazadas, pacientes trasplantados de riñón o pacientes con cálculos renales. Conozco el tratamiento de la infección urinaria.

7. Vacuna para la infección urinaria

La vacuna para las infecciones del tracto urinario, llamada Uro-Vaxom, contiene componentes extraídos de la bacteria Escherichia coli y puede ser recomendada por el médico para prevenir infecciones urinarias recurrentes.

Además, esta vacuna también puede formar parte del tratamiento de las infecciones agudas del tracto urinario, junto con otros medicamentos. Vea qué es la Uro-Vaxom y cómo se utiliza.

Opciones de tratamiento natural

Algunos tés y remedios caseros, como el té de cola de caballo o de diente de león, son capaces de aliviar los síntomas de las infecciones del tracto urinario, ya que tienen propiedades antibacterianas y diuréticas.

Sin embargo, debido al riesgo de empeorar la infección, el tratamiento de las infecciones del tracto urinario con tés y remedios caseros no reemplaza el tratamiento con antibióticos y nunca deben usarse solos. Conozca los remedios caseros que pueden complementar el tratamiento de la infección urinaria.

Vídeos relacionados