Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Pielonefritis: qué es, síntomas y cómo tratar

La pielonefritis es una infección del tracto urinario, generalmente causada por bacterias procedentes de la vejiga que suben a través de los uréteres y que alcanzan los riñones provocando su inflamación. Estas bacterias están presentes normalmente en el intestino pero debido a alguna condición pueden proliferar y alcanzar los riñones.

La Escherichia coli es una bacteria gramnegativa que vive normalmente ne los intestinos, siendo responsable por aproximadamente el 90% de los casos de pielonefritis. La pielonefritis se puede clasificar e varios tipos, siendo las principales la pielonefritis aguda y crónica, esta última caracterizándose por infecciones recurrentes. 

Esta inflamación es más común en los bebés con menos de un año, mujeres debido a la mayor proximidad entre el ano y la uretra, y en los hombres con hiperplasia prostática benigna, ya que hay un aumento en la retención urinaria.

Pielonefritis: qué es, síntomas y cómo tratar

Principales síntomas

Los síntomas más característicos de la pielonefritis son el dolor lumbar, pélvico, abdominal y en la parte baja de la espalda. Otros síntomas son:

  • Dolor y ardor al orinar;
  • Ganas frecuentes de orinar;
  • Orina con mal olor;
  • Malestar;
  • Fiebre;
  • Escalofríos;
  • Náuseas y vómitos;
  • Sudoración;
  • Orina turbia.

Además de esto, cuando el médico indica la realización de un examen de orina, se puede observar la presencia de numerosas bacterias, leucocitos y la presencia de sangre, en algunos casos. Vea cuáles son los síntomas de la infección urinaria.

Tipos de pielonefritis

La pielonefritis se puede clasificar como:

1. Pielonefritis aguda

La pielonefritis aguda es la infección que surge en los riñones de forma repentina e intensa, la cual es causada por la subida de las bacterias desde la vejiga hasta los riñones, desapareciendo al cabo de unas semanas o días después de realizar el tratamiento médico.

2. Pielonefritis crónica

La pielonefritis crónica se caracteriza por infecciones bacterianas recurrentes y que no han sido bien tratadas, provocando una inflamación prolongada en el riñón y lesiones graves que pueden causar un daño irreversible al riñón y que a largo plazo puede convertirse en una insuficiencia renal.

3. Pielonefritis enfisematosa

La pielonefritis enfisematosa es una lesión que causa necrosis en los tejidos del riñón, esto ocurre debido a la acumulación de gases producidos por cierto tipo de bacterias presentes en el riñón, siendo más común en los diabéticos. Este tipo de infección debe ser tratado lo más pronto posible, ya que puede causar una septicemia y a su vez la muerte. 

4. Pielonefritis xantogranulomatosa

La pielonefritis xantogranulomatosa es una forma atípica de la pielonefritis crónica que se caracteriza por una inflamación intensa y constante del riñón causando su destrucción. Por lo general el tratamiento suele ser la realización de una cirugía donde se extirpa parcial o totalmente el riñón.

Pielonefritis en el embarazo 

La pielonefritis en el embarazo generalmente se debe a una infección prolongada en la vejiga, causada generalmente por bacterias u hongos como la Candida albicans.

En el embarazo, las infecciones renales son bastante comunes, pues el aumento de los niveles de hormonas como progesterona conlleva a la relajación del tracto urinario, facilitando la entrada de bacterias en la vejiga y su multiplicación. Cuando la infección no se diagnostica o se trata a tiempo los microorganismos se multiplican y empiezan a subir en el tracto urinario, alcanzando los riñones y causando su inflamación.

Es importante que este tipo de infecciones en las embarazadas sean tratadas a tiempo, debido a que hay mayor riesgo de parto prematuro o de aborto, recién nacido bajo peso e inclusive puede causar una septicemia, debido a que las bacterias migran del riñón a la sangre.

El tratamiento de la pielonefritis en el embarazo se puede hacer con antibióticos como la amoxicilina, que no tienen efectos sobre el desarrollo del bebé y por lo general se realiza por vía intravenosa.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la pielonefritis generalmente se realiza con antibióticos como amoxicilina o ciprofloxacino, debiendo comenzarse lo más pronto posible para prevenir lesiones en los riñones y evitar que las bacterias se extienden por el torrente sanguíneo causando septicemia. Para aliviar el dolor se pueden utilizar analgésicos y antiinflamatorios.

Cuando la pielonefritis es causada por obstrucción o malformación del riñón el médico podrá considerar la realización de una cirugía para corregir el problema.

La pielonefritis aguda, cuando no se trata puede favorecer la ocurrencia de septicemia, absceso renal, fallo renal, hipertensión y pielonefritis crónica. En el caso de pielonefritis crónica puede causar lesiones graves en el riñón e insuficiencia renal, el cual además de utilizar antibióticos para su tratamiento podrá ser necesario realizar una diálisis para poder filtrar la sangre y eliminar las toxinas acumuladas por el organismo.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de pielonefritis es realizado por el urólogo mediante la evaluación de los síntomas del paciente, examen físico como palpación de la región lumbar y examen de orina para identificar la presencia de sangre, leucocitos y bacterias en la orina. Los exámenes de ecografía, radiografía y tomografía computarizada se pueden realizar para confirmar el diagnóstico, dependiendo de cada caso.

El urocultivo y el antibiograma también pueden ser solicitados por el médico con el objetivo de identificar cuál es el agente causal de la pielonefritis y establecer el mejor tratamiento. Conozca cómo se hace el urocultivo.

La pielonefritis puede ser confundida con la uretritis y la cistitis, ya que todas son infecciones del tracto urinario. Sin embargo, la pielonefritis corresponde a la infección que alcanza los riñones, mientras que en la cistitis las bacterias alcanzan la vejiga y en la uretritis, la uretra. Conozca qué es la uretritis y cómo tratar.

Causas de la pielonefritis

Las posibles causas o situaciones que aumentan el riesgo de sufrir una pielonefritis son:

  • Embarazo;
  • Obstrucción de las vías urinarias causada por la presencia de piedras en los riñones, haciendo con que la orina se quede estancada y se favorezca la proliferación bacteriana;
  • Diabetes;
  • Tumores a nivel abdominal;
  • Individuos con inmunosupresión;
  • Anomalías del riñón;
  • Reflujo constante de la orina hacia el uréter.
¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje