Dolor en la espalda alta y media: posibles causas y qué hacer

El dolor en la espalda alta y media surge entre la parte inferior del cuello y las últimas costillas, razón por la que, generalmente, está relacionado con problemas en la columna en su porción torácica, la cual posee 12 vértebras que se ubican en esta región. Así, los problemas más comunes asociados a este dolor son: mala postura, hernia discal, osteoartritis e incluso pequeñas fracturas. 

Sin embargo, en ciertos casos, este tipo de dolor también puede ocurrir cuando existe alguna alteración en algún órgano localizado en esta región, como el pulmón o el estómago, por ejemplo. 

De esta forma, lo mejor es siempre consultar un médico general para identificar cuál es la verdadera causa del dolor e indicar el mejor especialista para llevar a cabo el tratamiento más adecuado.

Dolor en la espalda alta y media: posibles causas y qué hacer

1. Mala postura

La mala postura a lo largo del día es una de las principales causas del dolor en varias regiones de la espalda, en especial cuando se está mucho tiempo sentado con la espalda encorvada. Esto ocurre porque la columna está sometida a una presión constante que sobrecarga los músculos y ligamentos de la espalda, dando como resultado la sensación constante de dolor. 

Qué hacer: lo mejor es siempre mantener una postura correcta durante todo el día, y más aún en personas que trabajan con la espalda constantemente encorvada.

Conozca algunos hábitos que perjudican la postura y también algunos ejercicios que ayudan a fortalecer la espalda para aliviar este tipo de dolor

2. Lesión muscular o contractura

Junto con la mala postura, las lesiones musculares y las contracturas son otra de las principales causas de dolor en la espalda media. Este tipo de lesiones son más frecuentes en personas que entrenan con pesas muy pesadas; no obstante, también pueden ocurrir en casa, cuando se intenta levantar un objeto muy pesado utilizando solo la espalda. 

Qué hacer: se debe mantener reposo y, para aliviar el dolor, se puede aplicar una compresa de agua caliente para relajar los músculos afectados. Asimismo, realizar un masaje en la zona también ayuda a reducir la inflamación y la incomodidad. Conozca otros consejos para tratar una contractura muscular

3. Hernia discal

La hernia discal ocurre cuando algún disco de los que se encuentran entre las vertebras sufre alguna alteración, causando dolor constante que empeora al mover la espalda. Además, incluso puede generar sensación de hormigueo o ardor en la espalda, en algún brazo o en las piernas, pues puede irradiarse hacia otras regiones del cuerpo. 

La hernia normalmente surge como consecuencia de mala postura a lo largo de mucho tiempo; no obstante, también puede desarrollarse por levantar objetos muy pesados sin protegerse la espalda. Conozca todas las causas de la hernia discal y sus síntomas

Qué hacer: si se sospecha de hernia discal, se debe consultar un ortopedista para evaluar la alteración que ocurrió en el disco intervertebral e iniciar el tratamiento más adecuado, el cual puede incluir desde el uso de medicamentos analgésicos y antiinflamatorios hasta cirugía. 

4. Osteoartritis

Aunque sea menos usual, la osteoartritis también puede ser una causa importante de dolor en la espalda media, pues esta enfermedad ocasiona la degeneración gradual de los cartílagos ubicados entre las vértebras. Cuando esto ocurre, los huesos terminan rozándose unos con otros, causando el surgimiento de dolor que empeora a lo largo del tiempo. 

Qué hacer: se debe acudir al ortopedista para confirmar el diagnóstico y, en caso de que sea necesario, iniciar el tratamiento mediante sesiones de fisioterapia. Si este tipo de tratamiento no es suficiente para aliviar el dolor, el médico puede considerar la realización de cirugía.

Dolor en la espalda alta y media: posibles causas y qué hacer

5. Pequeñas fracturas en la columna

Con el paso de la edad, los huesos se vuelven más frágiles, razón por la que es común que surjan pequeñas fracturas en las vértebras de la columna, en especial después de algún accidente, caída o golpe en la espalda. El dolor que se manifiesta con la fractura puede ser muy intenso y aparecer justo después del traumatismo; sin embargo, también puede surgir de forma gradual. 

Aparte del dolor, una pequeña fractura en la columna también puede causar sensación de hormigueo en otras partes del cuerpo, como brazos, manos o piernas.

Qué hacer: aunque la mayoría de las fracturas sean muy pequeñas, pueden avanzar si no se lleva a cabo el tratamiento adecuado. Por esta razón, si hay sospecha de una fractura, se debe programar una consulta con el ortopedista. Hasta verse con el médico, lo ideal es evitar realizar mucho esfuerzo con la espalda.

6. Problemas en los pulmones

En ciertas ocasiones, el dolor en la espalda puede no estar directamente relacionado con la columna o con los músculos de la espalda, pudiendo surgir cuando existen problemas en los pulmones, especialmente si el dolor aparece o se intensifica al respirar. En estos casos, incluso pueden surgir otros síntomas asociados a la respiración, como falta de aire o tos persistente. 

Qué hacer: si el dolor en la espalda está relacionado con otros signos y síntomas de problemas en los pulmones, se debe acudir a un médico general o un neumólogo para identificar si existe alguna alteración o infección pulmonar que necesite ser tratada. 

7. Problemas en el estómago

Semejante a los pulmones, cuando el estómago se encuentra afectado por alguna alteración, como reflujo o úlcera, por ejemplo, el dolor puede irradiarse hacia la espalda media. Sin embargo, en esta situación, las personas también suelen presentar sensación de ardor en la garganta, dificultad para hacer la digestión e incluso vómitos. 

Qué hacer: cuando se sospecha de que el dolor en la espalda puede ser síntomas de un problema estomacal, se debe acudir al gastroenterólogo. Hasta la consulta, lo más importante es mantener una alimentación saludable, con pocas frituras, grasas y azúcar, así como beber tés digestivos.

Conozca algunas formas naturales para aliviar el dolor estomacal mientras espera la consulta médica. 

8. Osteoporosis

Es una enfermedad que se caracteriza por la disminución de la resistencia de los huesos. Generalmente no causa síntomas específicos, sin embargo, como los huesos se tornan más frágiles y pierden fuerza por la reducción de calcio y fósforo en el cuerpo, pueden ocurrir pequeñas fracturas, principalmente en las vértebras, pudiendo causar síntomas como dolor en la columna.

Qué hacer: el médico puede indicar el uso de medicamentos para fortalecer los huesos, fisioterapia, práctica de actividad física regular como caminar o ejercicios, así como la ingesta de alimentos ricos en calcio.

9. Herpes zóster

Esta enfermedad sólo afecta a las personas que ya sufrieron de varicela. Produce el surgimiento de ampollas y enrojecimiento a nivel del tórax, espalda o abdomen, así como dolor, hormigueo o sensación de ardor en la región afectada.

Qué hacer: el tratamiento se realiza con el uso de medicamentos antivirales como el Aciclovir, así como de analgésicos recetas por el médico para aliviar el dolor producido por las heridas de la piel.

Cuándo acudir al médico

En la mayor parte de los casos, el dolor en la espalda media no es un síntoma de problema grave. Sin embargo, como este dolor también puede estar asociado a situaciones de emergencia, como un infarto, se aconseja acudir al hospital si surgen otros síntomas tales como:

  • Sensación de opresión en el pecho;
  • Desmayo;
  • Dificultad intensa para respirar;
  • Dificultad para caminar. 

Asimismo, si el dolor también demora más de 1 semana en desaparecer, se debe acudir al médico general o al ortopedista para identificar la causa e iniciar el tratamiento más adecuado. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: