Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Causas más comunes de dolor en la espalda y en el abdomen

En la mayoría de los casos, el dolor de espalda es provocado por la inflamación de los músculos o cambios en la columna, debido a la mala postura a lo largo del día, como sentarse en el ordenador con la espalda curvada, pasar muchas horas de pie o dormir en un colchón muy suave. Pero cuando el dolor de espalda se irradia hacia la barriga, las posibles causas pueden ser:

1. Piedra en los riñones

Qué se siente: en una crisis renal es muy común que la persona sienta un dolor intenso agudo en la espalda pero más hacia el lado derecho o izquierdo, pero en algunos casos también se puede irradiar para la región abdominal. La inflamación de los riñones, vejiga o uréteres que causan infección urinaria también pueden causar dolor en la parte de abajo de la barriga.

Qué hacer: Debe ir a la emergencia, porque los cólicos renales son muy fuertes y es necesario tomar medicamentos o en casos más complicado realizar una cirugía para extraer el cálculo renal.  

Causas más comunes de dolor en la espalda y en el abdomen

2. Problemas de columna

Qué se siente: En el caso de artrosis el dolor en la espalda es cerca del cuello o al final de la espalda, siendo más centralizado, aunque también pueda afectar la barriga y la zona abdominal.

Qué hacer: Acudir al traumatólogo para que le indique una radiografía de la columna para identificar alguna posible alteración e iniciar el tratamiento que puede ser hecho con el uso de analgésicos y/o antiinflamatórios, o en el caso de problemas de postura con sesiones de fisioterapia, todo esto con la finalidad de combatir los síntomas y evitar que se agraven con la aparición de una hernia discal u osteofitosis.

3. Gases

Qué se siente:  En algunos casos la acumulación de gases intestinales también pueden causar dolor en la espalda y en el abdomen, haciendo que la barriga se hinche. El dolor aparece en forma de puntadas y tiende a estar localizado en algún lado de la espalda o de la barriga.

Qué hacer: Tomar un té de anís y a continuación caminar durante 40 minutos como mínimo puede ser útil para eliminar los gases naturalmente, pero si el dolor no se calma puede probar el agua de ciruela, ya que ayuda a eliminar las heces que favorecen la producción de gases. Además de esto, también es importante mantener una buena alimentación elaborando comidas ligeras, consumiendo alimentos frescos como frutas y vegetales, bebiendo pequeñas cantidades de agua a lo largo del día, e incluyendo el té de manzanilla o de toronjil que ayudan a aliviar el dolor.

4. Fractura de la columna

La fractura de la columna es más común durante un accidente de tránsito, en personas enfermas con osteoporosis y cuando hay enfermedades más graves como cáncer en los huesos.

Qué se siente:  El dolor es intenso y constante en la espalda y puede o no irradiarse para región abdominal. En caso de cáncer, el dolor no mejora con el reposo y la persona puede hasta despertarse debido al dolor en la espalda.

Qué hacer: Debe acudir al traumatólogo para que realice una evaluación médica e indique una radiografía para evidenciar si hay alguna fractura, también puede que indique la utilización de un corset para recuperarse más rápido.

5. Inflamación de la vesícula

La formación de piedras en la vesícula pueden causar su inflamación, el dolor se manifiesta siempre que la persona come alimentos con un alto contenido de grasa, pero no siempre es grave, en el caso de que la piedra obstruya el conducto de la vesícula puede causar lo que se conoce como un cólico biliar.

Qué se siente: Cuando la vesícula está inflamada la persona siente un dolor en la boca del estómago de forma aguda, y generalmente hay mala digestión, sensación de pesadez estomacal, barriga hinchada y eructos. El dolor abdominal se puede irradiar para la espalda. Como más síntomas para identificar las piedras en la vesícula.

Qué hacer: Debe ir al gastroenterólogo para que le indique la realización de una ecografía, y de esta forma confirmar la presencia de cálculos biliares e indicar el tratamiento que puede ser quirúrgico con la extirpación de la vesícula a través de una cirugía o pulverizar los cálculos o piedras.

6. Enfermedades del intestino

Las enfermedades intestinales como en el caso del Síndrome de Intestino Irritable, generalmente causan dolor en la parte inferior del abdomen, pero se puede irradiar también a la espalda, siendo un dolor más difuso.  

Qué se siente:  Pueden surgir síntomas como dolor abdominal con sensación de ardor, con puntadas o cólicos. También pueden surgir molestias en la parte inferior de la barriga, períodos intermitentes de diarrea y estreñimiento, barriga hinchada.

Qué hacer: Debe observar sus hábitos intestinales para identificar si puede ser estreñimiento, gases o diarrea. Una consulta con un gastroenterólogo puede ser útil para identificar otros síntomas, hacer exámenes para llegar al diagnóstico e iniciar el tratamiento. En el caso de intolerancia al gluten, por ejemplo, es necesario retirar el gluten de la alimentación, por lo que un nutricionista puede indicar los cambios necesarios para cada alteración intestinal.

Causas más comunes de dolor en la espalda y en el abdomen

7. Pancreatitis

La pancreatitis es una situación grave, que puede necesitar de atendimiento médico de urgencia, pudiendo ser realizada una cirugía de emergencia.

Qué se siente: Cuando el dolor comienza no se sabe donde está localizado, pero suele afectar el lado izquierdo de la barriga, en la parte más cercana a las costillas, y tiende a ir empeorando irradiando el dolor hacia la espalda, se puede decir que es forma de cinturón. A medida que la infección empeora el dolor se encuentra más localizado y se vuelve aún más fuerte. También puede estar presentar mareos y vómitos.

Qué hacer: Debe ir al centro de atención para saber si realmente es pancreatitis e iniciar el tratamiento con analgésicos, antiinflamatorios y enzimas específicas para el buen funcionamiento del páncreas. Si hay una obstrucción del páncreas, puede ser necesario una cirugía para quitar las piedras que están agravando la enfermedad.

8. Lumbalgia

Qué se siente: Es un dolor agudo localizado normalmente en la parte baja de la espalda, especialmente después de hacer mucho esfuerzo como subir escaleras o cargar bolsas pesadas. Quedarse mucho tiempo sentado o de pie, tiende a empeorar el dolor, que puede comenzar a irradiarse hacia el abdomen. Si se irradia hacia las nalgas o las piernas puede ser una inflamación del nervio ciático.  

Qué hacer: Colocar una compresa caliente en la espalda puede aliviar el dolor leve o moderado pero es necesario ir al traumatólogo para realizar exámenes e iniciar el tratamiento que puede ser hecho con sesiones de fisioterapia.

Dolor en el embarazo

El dolor en la espalda que se irradia para el abdomen en el inicio del embarazo puede ocurrir cuando hay una neuralgia intercostal debido al estiramiento del nervio por causa del crecimiento de la barriga. Sin embargo otra causa común son las contracciones uterinas.

Qué se siente: El dolor causado por la neuralgia intercostal puede ser en forma de puntada y generalmente es cerca de las costillas, pero el dolor en la espalda que se irradia hacia la barriga de forma profunda puede ser señal de contracciones uterinas, como ocurre en el trabajo de parto.

Qué hacer: Colocar una compresa tibia en donde se encuentra localizado el dolor y hacer estiramiento, inclinando el cuerpo para el lado opuesto del dolor, esto puede ser de gran ayuda para aliviar el dolor. El obstetra puede indicar tomar complejo de vitamina B, ya que ayuda en la recuperación de los nervios periféricos. Si hay sospecha de trabajo de parto se debe ir al hospital.

Cuándo se debe ir a la emergencia

Es importante ir al médico cuando el dolor en la espalda se irradia para la zona abdominal y tiene las siguientes características:

  • Es muy intenso e imposibilita la realización de actividades normales de la vida diaria como comer, dormir o caminar;

  • Surge después de una caída, lesión o golpe;

  • Se agrava al cabo de 1 semana;

  • Persiste durante más de 1 mes;

  • Surgen otros síntomas como incontinencia urinaria o fecal, falta de aire, fiebre, hormigueo en las piernas o diarrea.

En estos casos, la causa del dolor puede ser provocado por situaciones más graves como inflamación de un órgano o cáncer y, por esto, se debe ir al hospital para realizar exámenes como radiografías y ultrasonidos para poder iniciar el tratamiento más adecuado lo más pronto posible.

Más sobre este tema:
Carregando
...