Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo aliviar el dolor de espalda en el embarazo

​Para aliviar el dolor de espalda durante el embarazo, la gestante se puede acostar boca arriba con las piernas dobladas y los brazos estirados a lo largo del cuerpo, manteniendo toda la columna alineada en el piso o un colchón firme. Esta posición hace con las vértebras se acomoden, retirando el peso de la espalda y aliviando el dolor en pocos minutos.

La mujer también puede aliviar aún más el dolor de espalda haciendo un estiramiento, desde esta misma posición sosteniendo sólo una pierna a la vez, colocando las manos detrás de los muslos como muestra la imagen de abajo. Con este movimiento la columna lumbar se rectifica causando alivio inmediato del dolor. Este estiramiento se debe mantener por lo menos 1 minuto en cada pierna, controlando bien la respiración.

Acostarse en una superficie firme
Acostarse en una superficie firme
Estirar
Estirar

Otras estrategias para aliviar el dolor en la espalda durante el embarazo son:

  • Utilizar compresas calientes: tomar un baño caliente, dirigiendo el chorro de agua de la ducha a la región donde duele o aplicar una bolsa de agua caliente en la espalda. Además de esto, colocar compresas calientes con aceite esencial de albahaca o de eucalipto sobre la región afectada durante 15 minutos, 3 a 4 veces al día también puede ayudar;
  • Utilizar una almohada entre las piernas para dormir de lado, o debajo de las rodillas cuando duerme boca arriba;
  • Hacer masajes: el masaje en la espalda y en las piernas puede ser hecho con aceite de almendras 2 a 3 veces al día, por la pareja o por un fisioterapeuta, para aliviar la presión en los músculos;
  • Hacer estiramientos en todo el cuerpo para relajar la tensión de los músculos.

En algunos casos puede ser necesario colocar una pomada antiinflamatoria como Cataflam, sin embargo, en estos casos se debe consultar al obstetra antes de su uso, para no perjudicar la salud del bebé. 

Vea cómo hacer una compresa calienta para aliviar el dolor en la espalda en el vídeo a continuación: 

Cómo evitar el dolor de espalda durante el embarazo

Para evitar el dolor de espalda en el embarazo es importante estar dentro del peso ideal antes de quedar embarazada. Además de esto es importante:  

  • No aumentar de peso más de lo recomendado por el médico;
  • Utilizar una faja de apoyo para las embarazadas;
  • Hacer ejercicios de estiramientos para las piernas y la espalda todos los días por la mañana y por la noche;
  • Hacer actividad física, para mantener los músculos y las articulaciones fuertes;
  • Mantener siempre la espalda erguida, tanto cuando se está sentada y como cuando se camina.
  • Evitar levantar peso, pero en caso que tenga que hacerlo, sostenga el objeto cerca del cuerpo, doblando las rodillas y manteniendo la espalda derechas;
  • Evitar utilizar tacones altos y sandalias bajas, prefiriendo zapatos con una cuña de 3 cm, cómodos y firmes.

Durante el embarazo los ligamentos se aflojan, dejando las articulaciones más propensas a sufrir lesiones. El centro del equilibrio del cuerpo también cambia de posición, causando incomodidad.

¿Qué puede causar dolor de espalda?

El dolor en la espalda durante el embarazo generalmente es causado por alteraciones musculares. Este dolor casi siempre empeora cuando la embarazada se mantiene de pie o sentada durante mucho tiempo, si se voltea en la cama, cuando agarra algo del piso, camina o al final del día. Normalmente es de origen muscular y surge debido al crecimiento de la barriga, que provoca que los músculos abdominales se debiliten y se sobrecargue la columna. 

Otra causa de dolor de espalda es el dolor en la ciática, que suele ser muy fuerte y que parece que va por toda la pierna, dificultando que la embarazada camine y permanezca sentada. Además de esto, al final del embarazo después de las 37 semanas, las contracciones uterinas también pueden manifestarse como dolor en la espalda, dolor que surge rítmicamente y que sólo se alivia después del nacimiento del bebé. Vea cómo saber si son contracciones para saber cuándo debe acudir al hospital.

Cuando debe acudir al médico

El dolor de espalda en el embarazo no siempre es peligroso, pero la embarazada debe acudir al médico si el dolor permanece después de haber intentado todas las estrategias para aliviarlo, o cuando es tan intenso que le impide dormir o caminar. Además de esto, debe comunicarse con el médico cuando el dolor en la espalda surge de forma repentina o está acompañado de otros síntomas como mareos o falta de aire. 

Lea también: 10 consejos para eliminar el dolor en la espalda

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar