Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas de infección respiratoria

Los principales síntomas de infección pulmonar son tos seca o con flema, dificultad para respirar, respiración rápida y superficial y fiebre alta que dura más de 48 horas, bajando sólo con el uso de medicamentos antipiréticos. 

La infección pulmonar o infección respiratoria ocurre cuando los microorganismos entran en el organismo a través de las vías respiratorias y permanecen en el pulmón, dando origen a los síntomas de infección como tos, dolor de garganta, dolor de cabeza y dificultad para respirar. 

El diagnóstico es hecho por el médico general o el neumólogo basándose en los síntomas y en el resultado de exámenes de laboratorio, que indican el microorganismo causante de la infección, para que pueda ser aplicado el tratamiento.

Síntomas de infección respiratoria

Principales síntomas

Los síntomas iniciales de infección pulmonar pueden ser confundidos con los síntomas de la gripe, resfriado común e incluso otitis, ya que puede haber dolor de garganta y dolor en el oído. Sin embargo, si los síntomas están acompañados de fiebre persistente, puede ser un indicador de que existe una infección pulmonar, cuyos principales síntomas son:

  • Tos seca o con secreción;
  • Fiebre alta y persistente;
  • Pérdida del apetito;
  • Dolor de cabeza;
  • Dolor de pecho;
  • Dolor en la espalda;
  • Dificultad para respirar;
  • Respiración rápida y superficial;
  • Secreción nasal.

En presencia de estos síntomas es importante consultar un médico general o un neumonólogo para que realice el diagnóstico de infección pulmonar a través de la auscultación, examen de sangre, radiografía de tórax y análisis del esputo para identificar cuál es el agente causante de la infección. Vea qué significa el color de la flema.

Tratamiento para la infección pulmonar

El tratamiento para la infección pulmonar generalmente se realiza con reposo, hidratación, ingestión de antibióticos durante 7 a 14 días. A veces, también pueden ser usados medicamentos para disminuir el dolor y la fiebre. 

La fisioterapia respiratoria es especialmente indicada para ancianos que tienden a estar encamados y para individuos hospitalizados, con el objetivo de ayudar a eliminar las secreciones. 

Más sobre este tema:


Carregando
...