Cuello hinchado: 6 principales causas y qué hacer

Revisión médica: Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
noviembre 2020

El cuello hinchado puede deberse a una gripe, un resfriado o a infecciones en la garganta o el oído, por ejemplo, lo que genera el aumento de tamaño de los ganglios presentes en el cuello. Por lo general, la hinchazón del cuello se soluciona fácilmente; sin embargo, cuando está acompañada por otros síntomas como fiebre, dolor en los ganglios linfáticos al tocarlos o pérdida o ganancia de peso sin causa aparente, puede ser indicativo de situaciones más serias, como cáncer y síndrome de Cushing, por ejemplo.

Por lo tanto, es importante observar el progreso de la hinchazón, por lo que se debe acudir al médico cuando esto dura más de 3 días o surge acompañado de otros síntomas. De esta forma, el médico podrá realizar exámenes para identificar la causa de la hinchazón y así iniciar el tratamiento más idóneo.

Las principales causas del cuello hinchado son:

1. Aumento de tamaño de los ganglios linfáticos

Los ganglios linfáticos, también conocidos como nódulos linfáticos o linfonodos, son pequeñas glándulas que se encuentran distribuidas por el cuerpo y que se concentran más en las ingles, las axilas y el cuello, cuya función es permitir el buen funcionamiento del sistema inmunitario y, por ende, ser responsables por el combate de infecciones.

El aumento de tamaño de los ganglios linfáticos normalmente es indicativo de infecciones o inflamaciones, por lo que es posible notar una hinchazón leve asociada a un pequeño nódulo en estos casos. De esta forma, la hinchazón del cuello debido al aumento de tamaño de los ganglios linfáticos suele ser indicativo de gripes, resfriados e inflamación de la garganta, por ejemplo, y es más común en niños.

Conozca las principales causas del aumento de tamaño de los ganglios linfáticos.

Qué hacer: en caso de que se determine que los ganglios linfáticos aumentan de tamaño con el paso del tiempo, duelen o surgen otros síntomas como fiebre persistente, por ejemplo, es importante acudir al médico para que sea investigada la causa e iniciado el tratamiento más adecuado.

2. Problemas en la tiroides

Algunas alteraciones en la tiroides ocasionan la hinchazón del cuello, principalmente el bocio, que se caracteriza por el aumento de tamaño de la glándula tiroides como una forma de compensar la producción de hormonas tiroideas debido al hipo o hipertiroidismo, por ejemplo.

Qué hacer: en caso de que se sospeche de problemas en la tiroides, es importante acudir al endocrinólogo para que sean llevados a cabo exámenes de imagen y de laboratorio que puedan confirmar el diagnóstico. El tratamiento es realizado de acuerdo con la causa del bocio y puede llevarse a cabo por medio de la administración de yodo o de la reposición hormonal, por ejemplo.

Conozca otras enfermedades relacionadas con la tiroides.

3. Paperas

Las paperas, afección científicamente conocida como parotiditis, es una enfermedad infecciosa causada por un virus que se aloja en las glándulas salivales, lo que promueve la hinchazón del rostro y, principalmente, de la parte lateral del cuello. 

Qué hacer: la mejor forma de prevenir las paperas es mediante la administración de la vacuna triple vírica, la cual protege contra la parotiditis, el sarampión y la rubéola, y debe ser aplicada en el primer año de vida. No obstante, en caso de que el niño no haya sido vacunado, es importante desinfectar objetos contaminados con secreciones de garganta, boca y nariz, y evitar el contacto del niño con otras personas que puedan tener la enfermedad.

El tratamiento de las paperas es realizado con el objetivo de aliviar los síntomas, recomendándose reposo y uso de medicamentos para aliviar las molestias, como el paracetamol o el ibuprofeno, por ejemplo. Conozca cómo es realizado el tratamiento de las paperas.

4. Cáncer

Ciertos tipos de cáncer, principalmente los linfáticos, pueden ocasionar el aumento de tamaño de los ganglios linfáticos, lo que a su vez causa hinchazón del cuello. Aparte de la hinchazón de los ganglios, puede haber pérdida de peso sin razón aparente, malestar y cansancio frecuente, por lo que es importante acudir al médico para que sean realizados exámenes y el diagnóstico pueda ser establecido.

Qué hacer: en caso de que se sospeche de cáncer linfático, el médico puede solicitar varias pruebas, principalmente hemograma, tomografía y biopsia. El tratamiento del cáncer linfático es llevado a cabo según el grado de compromiso del sistema linfático, pudiendo ser realizado con quimioterapia o radioterapia.

5. Síndrome de Cushing

El síndrome de Cushing es una enfermedad endocrina que se caracteriza por el aumento de la concentración de cortisol en la sangre, lo que hace que haya un incremento rápido de peso y acumulación de grasa en la región abdominal y en el rostro, generando hinchazón en el cuello. El diagnóstico de este síndrome es realizado por el endocrinólogo mediante pruebas de sangre y de orina, en las que se verifica una elevada concentración de la hormona cortisol. Conozca qué es el síndrome de Cushing y sus principales causas.

Qué hacer: en caso de que haya un repentino aumento de peso, por ejemplo, es importante acudir al médico general o endocrinólogo para que sea realizado el diagnóstico y, de esta forma, sea iniciado el tratamiento. Este varía de acuerdo con la causa de la enfermedad: en el caso de uso prolongado de corticosteroides, la recomendación es suspender el tratamiento; y en caso de que la enfermedad sea el resultado de un tumor hipofisiario, puede ser indicada la realización de cirugía para remover el tumor y, además, quimioterapia o radioterapia.

6. Celulitis

La celulitis es una infección de la piel que puede ser causada por una bacteria que infecta una región específica de la misma, como la piel del cuello, por ejemplo, luego de ciertas lesiones, como una herida o una picada de insecto. Este tipo de infección normalmente causa síntomas de inflamación, como hinchazón, dolor, calor y enrojecimiento de la zona; y, además, puede estar asociada a fiebre, temblores y debilidad.

Qué hacer: en caso de que se sospeche de celulitis, el médico va a examinar el área afectada por la hinchazón, indicar el tratamiento con antibióticos y puede solicitar pruebas de laboratorio para complementar la investigación, como pruebas de sangre y de imagen, por ejemplo. Si la celulitis se encuentra en el cuello o en la cara, principalmente en personas ancianas o en niños, puede ser un indicativo de mayor gravedad, por lo que es probable que el médico indique la administración de medicamentos por vía intravenosa durante la hospitalización.

Conozca más sobre la celulitis

Cuándo acudir al médico

Es importante acudir al médico cuando la hinchazón del cuello dura más de 3 días y surgen otros síntomas, como fiebre persistente, cansancio excesivo, sudoración nocturna y pérdida de peso sin causa aparente, por ejemplo. Asimismo, en caso que se determine que los ganglios están aumentados de tamaño y duelen al tacto, se recomienda buscar orientación médica para que sean realizadas pruebas y así identificar la causa.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em noviembre de 2020. Revisión médica por Dr.ª Clarisse Bezerra - Medicina Familiar, em noviembre de 2020.
Revisión médica:
Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
Médica formada por el Centro Universitario Christus y especialista en Salud Familiar por la Universidad Estácio de Sá. Registro CRM-CE nº 16976.

Tuasaude no Youtube

  • Alimentación para problemas en la tiroides

    04:47 | 280677 visualizações