El VPH en la mujer es una infección causada por el virus del papiloma humano, transmitido a través del contacto íntimo sin el uso de preservativo con una persona infectada por el virus. Puede no causar síntomas o resultar en el desarrollo de verrugas genitales, en la boca o el ano.

Estas verrugas son similares a una pequeña coliflor y pueden provocar picazón, especialmente en la región íntima. Dependiendo del tipo de virus del VPH, puede aumentar el riesgo de cáncer de cuello uterino, vulva, garganta o faringe.

El tratamiento del VPH en mujeres es realizado por el ginecólogo y, aunque no existe un remedio que pueda llevar a la cura, el médico puede indicar el tratamiento con pomadas específicas o sesiones con láser.

Contenido sensible
Esta imagen puede tener contenido que es incómodo para algunas personas.
Imagem ilustrativa número 4

Principales síntomas

Los principales síntomas de VPH en las mujeres son:

  • Verrugas de diversos tamaños en vulva, labios mayores o menores, pared vaginal, cuello uterino o ano;
  • Ardor en la región de las verrugas;
  • Comezón en las partes íntimas;
  • Verrugas en los labios, la parte interna de las mejillas, el paladar, la lengua o la garganta;
  • Formación de placas por la unión de pequeñas verrugas.

La mayoría de las mujeres no presentan ningún síntoma de VPH y se descubre mediante exámenes ginecológicos de rutina.

Esto se debe a que las verrugas características de esta infección pueden tardar meses o incluso años en aparecer. Sin embargo, la transmisión de la infección a la pareja íntima puede ocurrir incluso si no hay signos de la infección.

Si hay síntomas de VPH en mujeres, se recomienda consultar a un ginecólogo para su evaluación e inicio del tratamiento, ya que cuando esta condición no se trata, puede aumentar el riesgo de cáncer de boca y cuello uterino.

Lea también: Cáncer de cuello uterino: qué es, síntomas y tratamiento tuasaude.com/es/cancer-de-cuello-uterino

Cómo se transmite el VPH

La infección por VPH normalmente se contagia por vía sexual, con o sin penetración, lo que significa que este virus puede transmitirse por sexo vaginal, oral o anal sin protección e incluso por el contacto directo con la piel o mucosa infectada.

Aunque sea menos frecuente, el virus también puede contagiarse durante el parto, de la madre al bebé. Conozca más sobre cómo se contagia el VPH.

Cómo confirmar el diagnóstico

El VPH se diagnostica frecuentemente con la citología, conocido como papanicolau, además de la evaluación de los síntomas, antecedentes de salud y sexual, además de la vacunación para el VPH.

Otros exámenes que pueden ser necesarios para el diagnóstico del VPH son la colposcopia, para observar las células de la pared vaginal, vulva y cuello de útero, y verificar si existen lesiones que no son posible ver a simple vista. Conozca otros exámenes que pueden ser usados para identificar el VPH.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento del VPH femenino debe realizarse bajo la orientación del ginecólogo para evitar complicaciones de la infección. Por lo tanto, pueden indicarse:

1. Seguimiento médico regular

Dependiendo del tipo de virus de VPH encontrado en los exámenes de diagnóstico, el ginecólogo puede recomendar solo un seguimiento médico regular, ya que el propio organismo puede ser capaz de eliminar el virus.

Sin embargo, es importante realizar el seguimiento médico según las indicaciones, con exámenes de Papanicolaou, y utilizar métodos de barrera durante el contacto íntimo para evitar la transmisión del virus a la pareja.

2. Uso de pomadas

El uso de pomadas, como imiquimod y podofilotoxina, puede ser recomendado por el ginecólogo para el tratamiento de verrugas genitales causadas por el VPH.

Lea también: Imiquimod (crema): para qué sirve y cómo usarlo tuasaude.com/es/imiquimod

Estas pomadas deben aplicarse sobre las verrugas genitales externas, según la recomendación del ginecólogo.

Además, el médico también puede aplicar una solución de ácido tricloroacético directamente en las verrugas genitales, siendo este procedimiento realizado en el consultorio debido al riesgo de lesiones en la piel alrededor de las verrugas.

Lea también: Medicamentos para tratar el VPH en hombres y mujeres tuasaude.com/es/medicamento-para-vph

3. Cirugía

La cirugía para el VPH en la mujer puede ser indicada para la eliminación de las verrugas o cuando hay lesiones en el cuello uterino que indican cáncer.

De esta manera, algunos procedimientos quirúrgicos que puede realizar el ginecólogo son la cauterización, la crioterapia o la conización del cuello uterino, por ejemplo. Conozca todas las opciones de tratamiento para el VPH.

Cómo prevenir el VPH

Es importante que la mujer realice exámenes ginecológicos y citología en los períodos indicados por el ginecólogo.

En caso de que la mujer tenga varias parejas sexuales, se recomienda el uso de condón femenino durante la penetración, y el condón masculino en caso de que se realice sexo oral al hombre infectado, reduciendo el riesgo de transmisión de la infección.

De esta forma, el uso de preservativo puede no ser completamente seguro, especialmente cuando se coloca de forma incorrecta, se rompe o si no cubre totalmente la zona infectada. Conozca más sobre el condón femenino y cómo colocarlo correctamente.

Vacuna para el VPH

Una de las mejores formas de prevenir la infección por VPH, por lo menos de las formas más graves del virus es la vacunación contra este virus, la cual puede aplicarse en los servicios de salud pública, dependiendo del país, a niñas entre los 9 y 14 años de edad o en servicios de salud privados en mujeres de 9 a 45 años de edad. Conozca cómo funciona la vacuna del VPH.

Vea en el siguiente video cómo identificar, cómo es la transmisión y cómo tratar el VPH:

youtube image - VPH - Qué es, síntomas y tratamiento