Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

10 Causas principales de tobillos hinchados y qué hacer

La hinchazón del tobillo es un síntoma muy común que generalmente no es un signo de problemas graves y suele estar relacionado con cambios normales en la circulación, especialmente en las personas que se mantienen mucho tiempo de pie o caminando, por ejemplo.

Cuando la hinchazón en los pies se mantiene por más de 1 día o se acompaña de otros síntomas como dolor, enrojecimiento intenso o dificultad para caminar, puede indicar algún problema o lesión como la presencia de un esguince, una infección y en casos más graves una trombosis.

En el embarazo esta situación es muy común y, por lo general, se relaciona con los cambios a nivel del sistema circulatorio de la mujer. En muy pocas situaciones es un signo de que está ocurriendo algo mal con la gestación.

10 Causas principales de tobillos hinchados y qué hacer

1. Mala circulación en las piernas

Esta es la causa más común de hinchazón en las piernas y los tobillos y, generalmente, surge al final del día en adultos, ancianos o embarazadas. Esta mala circulación, aunque no provoque dolor, puede causar una ligera incomodidad, similar a tener los pies más pesados o llenos de líquido.

La mala circulación en las piernas es un proceso natural que surge debido al envejecimiento de las venas, que las hace menos capaces de empujar la sangre de vuelta al corazón y, por eso, la sangre se va acumulando en exceso en los pies y las piernas.

Qué hacer: para aliviar la hinchazón se debe acostar y elevar las piernas por encima del nivel del corazón. Otra opción consiste en hacer un ligero masaje desde los tobillos hasta la cadera, para ayudar a que la sangre vuelva al corazón. Las personas que trabajan de pie o se quedan mucho tiempo caminando pueden utilizar medias de compresión elásticas, compradas en farmacias, para evitar que el problema surja, por ejemplo. Vea algunos remedios caseros para mejorar la circulación.

2. Torceduras y otras lesiones

Cualquier tipo de lesiones o golpes en el tobillo pueden provocar hinchazón, que es acompañado por dolor, dificultad para mover el pie, y un color rojizo en el lateral del pie. Una de las lesiones más comunes es el esguince, que ocurre cuando se apoya mal el pie o si se sufre un golpe en el pie.

En estas situaciones los ligamentos del tobillo se estiran en exceso y, por esto, pueden surgir pequeñas fisuras que acaban iniciando el proceso inflamatorio que conlleva al surgimiento de la inflamación, muchas veces acompañado de dolor intenso, manchas moradas y dificultad para caminar o mover el pie. Muchas veces esta situación puede ser confundida con una fractura, pero es más probable que se trate apenas de una torcedura.

Qué hacer: lo más importante en estos casos es colocar hielo en la zona justo después de la lesión, vendar el tobillo y mantenerlo de reposo, evitando practicar deportes intensos o caminar mucho tiempo, por lo menos durante 2 semanas. Vea cómo tratar un esguince en casa. Otra estrategia es colocar el pie en un balde con agua caliente y después cambiar y colocar agua fría, porque esa diferencia de temperatura ayudará a deshinchar el pie y el tobillo rápidamente. Vea en el vídeo a continuación cómo debe realizar este shock térmico:

Tratamiento casero para los tobillos hinchados

78 mil visualizaciones

3. Preeclampsia en el embarazo

Aunque la hinchazón de los tobillos es un síntoma muy común en el embarazo y que no está relacionado con problemas graves, existen casos en que esta inflamación se acompaña de otros síntomas como dolor abdominal, disminución de la orina, dolor de cabeza o náuseas, por ejemplo. En estos casos, la hinchazón puede ser señal de preeclampsia, que ocurre cuando la presión arterial es muy elevada, necesitando ser tratada. Vea otros síntomas que surgen en la preeclampsia.

Qué hacer: si existe sospecha de preeclampsia, es muy importante consultar al obstetra para evaluar la presión arterial. Sin embargo, para evitar este problema la embarazada debe hacer una dieta baja en sal y aumentar la ingesta de agua de 2 a 3 litros por día.

4. Insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca es más común en los ancianos y ocurre debido al envejecimiento del músculo del corazón, que pasa a tener menos fuerza para empujar la sangre y, por eso, se va acumulando en las piernas, tobillos y pies, por acción de la gravedad.

Generalmente, la hinchazón del tobillo, en estos casos, se acompaña de cansancio excesivo, sensación de falta de aire y sensación de presión en el pecho. Vea otras señales que pueden indicar problemas en el corazón.

Qué hacer: la insuficiencia cardíaca necesita ser tratada con medicamentos recetados por el médico, por lo que se aconseja consultar a un cardiólogo para iniciar el tratamiento adecuado.

5. Trombosis

La trombosis ocurre cuando un coagulo consigue tapar una de las venas de la pierna y, por esto, la sangre no consigue regresar adecuadamente al corazón, acumulándose en las piernas y en el tobillo.

En estos casos, además de la hinchazón del tobillo es posible que surjan otros síntomas como dolor, sensación de hormigueo, enrojecimiento intenso y, fiebre baja.

Qué hacer: siempre que existe sospecha de trombosis se debe ir rápidamente a la emergencia para iniciar el tratamiento con anticoagulantes, evitando que este coagulo puede ser transportando para otras zonas como el cerebro o el corazón pudiendo dar origen a un infarto o ACV. Vea más sobre el tratamiento de la trombosis.

10 Causas principales de tobillos hinchados y qué hacer

6. Problemas en el hígado o riñones

Además de los problemas en el corazón, alteraciones en el funcionamiento de los riñones o del hígado también pueden causar hinchazón en el cuerpo, especialmente en las piernas, pies y tobillos.

En el caso del hígado esto ocurre debido a la disminución de la albúmina, que es una proteína que ayuda a mantener la sangre dentro de los vasos. En el caso de los riñones, la hinchazón surge porque los líquidos no son eliminados adecuadamente por la orina.

Qué hacer: si la hinchazón es frecuente y aparecen otros síntomas como disminución de la cantidad de orina, hinchazón de la barriga o piel y ojos amarillentos, se recomienda consultar al médico general para realizar exámenes de sangre o de orina, e identificar si existe algún problema con los riñones o el hígado. Vea los síntomas que surgen cuando hay un problema en el hígado.

7. Infección

La infección asociada a la hinchazón del tobillo, normalmente sólo ocurre cuando existe una herida en la región del pie o de la pierna que no está siendo tratada adecuadamente y, por esto, acaba infectándose. Esta situación es más común en personas con diabetes descontrolada que sufren cortes en los pies, pero no lo sienten debido a la destrucción de los nervios de los pies por la enfermedad.

Qué hacer: cualquier herida infectada en el diabético debe ser tratada por un enfermero o médico, siendo recomendado ir a la emergencia hospitalaria. Hasta entonces, se debe mantener la zona limpia y tapada, para evitar el crecimiento de más bacterias.

8. Insuficiencia venosa

La hinchazón en los pies y en los tobillos también pueden ocurrir en caso de una insuficiencia venosa, que es cuando la sangre de los miembros inferiores presenta dificultad para retornar al corazón.

Dentro de las venas existen pequeñas válvulas que ayudan a direccionar la sangre hacia el corazón en contra de la fuerza de gravedad, pero cuando estas válvulas se debilitan no son tan eficientes, por lo que la sangre se acumula en las piernas y pies. Además de esto, durante la insuficiencia venosa hay mayor permeabilidad de los vasos sanguíneos que permiten que el líquido salga y se acumule en los miembros inferiores.

Qué hacer: La insuficiencia venosa debe tratarse para evitar complicaciones graves como heridas en la piel e infecciones. El cardiólogo o el cirujano cardiovascular podrá indicar el uso de medias de compresión para facilitar el retorno venoso y de medicamentos.

Los medicamentos actúan sobre las paredes y válvulas venosas aumentando su tono y disminuyendo la permeabilidad capilar, de esta forma se previene el retorno venoso y la acumulación de líquido en los miembros inferiores, además de poseer acción antiinflamatoria. Estos medicamentos suelen tener hesperidina y diosmina en su composición, un ejemplo es el Daflon.

En casos más complicados donde ocurra una gran retención de líquidos, el médico podría indicar el uso de diuréticos para ayudar al organismo a eliminar el exceso a través de la orina.

9. Efecto secundario de algún medicamento

El uso de algunos medicamentos pueden originar como efecto secundario hinchazón en las piernas y en los pies. Algunos de ellos son los anticonceptivos, medicamentos para el corazón, esteroides, corticoides, medicamentos para diabetes y antidepresivos.

Qué hacer: Si está tomando alguno de estos medicamentos, debe conversar con su médico sobre esto, porque dependiendo de su gravedad el médico podrá decir cambiarlo por otro que no cause este efecto.

10. Linfedema

El linfedema es cuando existe una acumulación de líquido entre los tejidos, fuera de los vasos sanguíneos, pudiendo ocurrir debido a la extirpación de ganglios linfáticos o alteraciones en los vasos linfáticos. Esta acumulación de líquido puede ser crónica y difícil de solucionar, principalmente después de la extracción de los ganglios linfáticos de la región de la ingle como tratamiento del cáncer, por ejemplo.

Qué hacer: Se debe consultar al médico para que realice una evaluación clínica para poder diagnosticar el problema. En los casos de linfedema, el tratamiento puede realizarse con sesiones de fisioterapia, el uso de medias de compresión y de hábitos de postura.

Bibliografía >

  • SITT, Rodger; KEITH, Michael. Why Is My Foot Swollen?. JCR: Journal of Clinical Rheumatology. 25(4). 42-43, 2019
  • AL-MOHREJ, Omar A; AL-KENANI, Nader S. Acute ankle sprain: conservative or surgical approach?. EFORT Open Rev. Vol.2. 1.ed; 34-44, 2016
  • HUANG J; WANG, Yu N; LONG, X. Incidence of lower limb lymphedema after vulvar cancer: A systematic review and meta-analysis. Medicine (Baltimore). Vol.96. 46.ed; 2017
  • FILHO, Roberto Kalil; FUSTER, Valentin. Medicina Cardiovascular: Reduzindo o impacto das doenças. 1.ed. São Paulo: Atheneu, 2016.
  • WEBMMD. Swollen Ankles and Feet. 2019. Disponible en: <https://www.webmd.com/a-to-z-guides/swollen-ankles-and-feet#1>. Acceso en 16 Abr 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje