Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas de problemas hepáticos

Las primeras señales y síntomas que indican problemas en el hígado son dolor que se presenta del lado derecho del abdomen y tener la barriga hinchada. Además de estos también pueden ocurrir otras señales como coloración amarillenta de la piel, ojos y orina oscura de color amarillo fuerte. ​

Las causas comunes de problemas en el hígado son exceso de grasa en este órgano, que ocurre principalmente en personas con exceso de peso o que no practican actividad física, exceso de alcohol, el uso abusivo de medicamentos y enfermedades como hepatitis, cirrosis, ascitis, bilharziasis e hipertensión portal.

Si quisieras saber cuáles son las probabilidades de tener esta enfermedad, señale sus síntomas: 

  1. 1. Dolor en la región superior derecha de la barriga
    No
  2. 2. Náuseas y mareos frecuentes
    No
  3. 3. Dolor de cabeza frecuente
    No
  4. 4. Cansancio fácil y sin razón aparente
    No
  5. 5. Facilidad de que aparezcan hematomas
    No
  6. 6. Color amarillenta en los ojos y en la piel
    No
  7. 7. Orina oscura
    No
  8. 8. Pérdida del apetito
    No
  9. 9. Heces amarillentas, grisáceas o blanquecinas
    No
  10. 10. Barriga hinchada
    No
  11. 11. Comezón en todo el cuerpo
    No
Imagen que indica que el site está cargando

Si tiene presente algunos de estos síntomas es importante buscar un médico para que investigue la causa del problema y se inicie el tratamiento adecuado.

Síntomas de problemas hepáticos

Exámenes de diagnóstico

Para diagnosticar problemas en el hígado, se debe realizar un examen de sangre llamado hepatograma, y evalúa las funciones de este órgano a partir de los niveles de:

  • AST y ALT;
  • GGT;
  • Fosfatasa alcalina;
  • Bilirrubina directa, indirecta y total;
  • Albúmina;
  • LDH;
  • INR y TAP o PT;
  • 5′ nucleotidasa (5’NTD).

Además de estos exámenes sanguíneos, el médico puede pedir exámenes complementarios como un ultrasonido o una tomografía computarizada.

Tratamiento

El tratamiento puede ser hecho depende de las causas de la enfermedad, pero los casos más leves son tratados apenas con alteraciones en la alimentación. Sin embargo, en las situaciones de mayor gravedad, también puede ser necesario tomar medicamentos para disminuir la inflamación, el colesterol, la glicemia u otros factores que afecten al hígado.

Además de esto, se debe conversar con el médico y pedir autorización para complementar el tratamiento con remedios caseros como boldo, lechuga o lavanda, ya ayudan a limpiar este órgano.

Alimentación para tratar el hígado

En caso de problemas en el hígado se recomenda beber por lo menos 1,5L de agua por día, consumir alimentos de fácil digestión y con poca grasa como por ejemplo, pescados, carnes blancas, frutas, legumbres, jugos naturales, quesos blancos, leche y sus derivados descremados. 

Además de esto se deben preferir preparaciones cocidas, asadas o a la plancha, evitando frituras, refrescos, galletas rellenas, mantequilla, carnes rojas, embutidos, tocineta, chocolate y dulces en general, siendo también importante evitar el consumo de cualquier tipo de bebidas alcohólicas.

El gastroenterólogo es el médico especialista más indicado para el tratamiento de las enfermedades del hígado, y debe ser consultado si los síntomas persisten después de haber hecho cambios en la alimentación. 

Más sobre este tema:
Carregando
...