Síntomas de problemas en el hígado

Los primeros síntomas de problemas en el hígado generalmente son dolor abdominal del lado derecho y abdomen inflamado, sin embargo, pueden variar de acuerdo al tipo de problema, que puede ser desde hígado grado hasta la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas o enfermedades, como hepatitis, cirrosis o esquistosomiasis, por ejemplo.

Los principales signos y síntomas que pueden indicar un problema en el hígado incluyen:

  1. Dolor en la parte superior derecha del abdomen;
  2. Náuseas y mareos frecuentes;
  3. Dolor de cabeza recurrente;
  4. Cansancio fácil y sin razón aparente;
  5. Surgimiento de manchas moradas con facilidad;
  6. Color amarillento de los ojos o piel;
  7. Orina oscura;
  8. Pérdida del apetito;
  9. Heces amarillas, grises o blanquecinas;
  10. Abdomen inflamado;
  11. Comezón por todo el cuerpo.

En caso de que surjan algunos de estos síntomas es importante consultar a un médico general o a un gastroenterólogo para que diagnostique la causa e indique el tratamiento más adecuado.

Test online de problemas en el hígado

Para saber si puede tener algún problema en el hígado señale los síntomas que manifiesta:

  1. 1. Dolor en la región superior derecha de la barriga
  2. 2. Náuseas y mareos frecuentes
  3. 3. Dolor de cabeza frecuente
  4. 4. Cansancio fácil y sin razón aparente
  5. 5. Facilidad de que aparezcan hematomas
  6. 6. Color amarillenta en los ojos y en la piel
  7. 7. Orina oscura
  8. 8. Pérdida del apetito
  9. 9. Heces amarillentas, grisáceas o blanquecinas
  10. 10. Barriga hinchada
  11. 11. Comezón en todo el cuerpo
Imagem que indica que o site está carregando

Los principales problemas que pueden afectar al hígado incluyen:

1. Hígado graso

El hígado graso, conocido científicamente como esteatosis hepática, es causado por la acumulación de grasa en el hígado, que generalmente ocurre debido a una mala alimentación, consumo excesivo de bebidas alcohólicas o por enfermedades como obesidad, diabetes o colesterol alto.

Generalmente, en las etapas iniciales, el hígado graso no produce síntomas, sin embargo, a medida que la grasa se va acumulando en el hígado, puede provocar síntomas como dolor abdominal, pérdida de peso, cansancio, malestar general como náuseas y vómitos, por ejemplo. El tratamiento incluye alteraciones en la dieta, cambios en los hábitos de vida y/o tratamiento de la enfermedad que puede ser la causa de grasa en el hígado. Vea cómo debe ser la dieta para hígado graso.

2. Hepatitis

La hepatitis es una inflamación del hígado que puede ser causada por una infección por los virus de la hepatitis A, B, C, D o E, pero que también es común en personas que ingieren de forma excesiva bebidas alcohólicas, medicamentos o drogas de abuso. Además, algunas enfermedades autoinmunes como hepatitis autoinmune o colangitis primaria, por ejemplo, y la obesidad también pueden aumentar el riesgo de desarrollo de la hepatitis.

Los síntomas más comunes de la hepatitis son piel u ojos amarillentos y el tratamiento se realiza de acuerdo a la causa de la enfermedad. Conozca más sobre los diferentes tipos de hepatitis y su tratamiento.

3. Cirrosis

La cirrosis se produce debido a la destrucción permanente de las células hepáticas, haciendo que estas células sean sustituidas por tejido fibroso, como si fuera una cicatriz, dificultando la función hepática.

Esta enfermedad puede ser causada por toxinas, uso excesivo de alcohol, grasa en el hígado o hepatitis, por ejemplo, y en las etapas iniciales puede no manifestar síntomas. Sin embargo, en los casos más avanzados puede causar dolor en el abdomen, orina oscura o heces blanquecinas, por ejemplo. Vea otros síntomas de cirrosis y cómo se realiza el tratamiento.

4. Insuficiencia hepática

La insuficiencia hepática es la enfermedad más grave del hígado, ya que este órgano deja de realizar sus funciones pudiendo causar una serie de complicaciones como problemas de coagulación, edema cerebral, infección pulmonar o insuficiencia renal.

Esta enfermedad normalmente surge después de muchos años de lesiones repetidas en el hígado causadas por el uso de medicamentos, hepatitis, cirrosis, hígado graso, cáncer o enfermedades autoinmunes y su tratamiento casi siempre se realiza con trasplante de hígado.

5. Cáncer de hígado

El cáncer de hígado es un tipo de tumor maligno que cuando se encuentra en una fase inicial no manifiesta síntomas, pero a medida que la enfermedad avanza, pueden surgir síntomas como dolor abdominal, pérdida de peso, inflamación del abdomen o piel y ojos amarillentos, por ejemplo. El tratamiento puede realizarse por medio de cirugía, quimioterapia o trasplante de hígado. Vea cómo identificar los síntomas de cáncer de hígado.

Este tipo de cáncer puede causado por antecedentes familiares de cáncer de hígado, alcoholismo, cirrosis, hepatitis o productos químicos como cloruro de vinilo o arsénico.

Principales causas de problemas en el hígado

Los cambios en el hígado son más comunes en personas sedentarias y que tienen hábitos de vida poco saludables, como una dieta rica en grasas y un consumo excesivo de bebidas alcohólicas, pudiendo comprometer el buen funcionamiento del hígado y dar lugar a la aparición de síntomas. Además, otras afecciones que pueden causar problemas hepáticos son:

  • Uso de medicamentos sin indicación médica, que puede sobrecargar al hígado y comprometer su función, ya que este órgano es el responsable por la metabolización de los medicamentos;
  • Infecciones por virus, principalmente el de la hepatitis, que una vez que infecta al hígado, disminuye su actividad;
  • Infección por parásitos, principalmente el parásito Schistosoma mansoni, el cual es responsable de la esquistosomiasis, una enfermedad infecciosa en la que las formas más jóvenes del parásito alcanzan la circulación portal del hígado y se desarrollan hasta la edad adulta, pudiendo causar agrandamiento y endurecimiento del hígado;
  • Hipertensión portal, que es una situación en la que se produce un aumento de la presión en las venas que llevan sangre desde los órganos abdominales al hígado, pudiendo alterar su funcionamiento;
  • Cirrosis, que es la inflamación crónica del hígado en la que se produce un endurecimiento su tejido, comprometiendo su función, pudiendo ocurrir por problemas autoinmunes y abuso de alcohol;
  • Diabetes descompensada, donde el aumento de los niveles de glucosa en sangre puede dañar la función hepática y provocar síntomas.

Es importante que se identifique la causa de los síntomas del problema hepático, para que el médico indique el tratamiento más adecuado, previniendo posibles complicaciones. Conozca otra causas de problemas en el hígado.

Exámenes de diagnóstico

El diagnóstico de problemas hepáticos se realiza inicialmente mediante la evaluación de los signos y síntomas por parte del médico, que luego solicita una serie de pruebas para evaluar el funcionamiento del hígado, este examen se conoce como hepatograma.

El hepatograma es un conjunto de pruebas de laboratorio y de imágenes que permiten saber si el hígado está funcionando o no adecuadamente. Los exámenes que incluye son: bilirrubina total directa e indirecta, albúmina, lactato deshidrogenasa (LDH), gamma glutamil transferasa (GGT), TGO / ALT, TGP / AST y tiempo de protrombina, así como un ultrasonido y una tomografía. Obtenga más información sobre los exámenes que evalúan la función hepática.

Síntomas de problemas en el hígado

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento indicado por el médico dependerá de las causas de la enfermedad, sin embargo, los casos más leves son tratados apenas con ciertas modificaciones en los hábitos alimentarios. En situaciones más graves, podrá ser necesario la ingesta de medicamentos para ayudar a disminuir la inflamación, el colesterol y la glucemia, que son factores que pueden causar más complicaciones para el hígado.

Además de esto, se debe conversar con el médico y pedirle autorización para complementar el tratamiento con el uso de remedios caseros como boldo, la lechuga o lavanda, ya que son plantas naturales conocidas porque ayudan a limpiar el hígado.

Alimentación para tratar el hígado

En caso de problemas en el hígado se recomienda beber por lo menos 1,5 L de agua por día, consumir alimentos de fácil digestión y con poca grasa como por ejemplo: pescados, carnes blancas, frutas, legumbres, frutas, quesos blancos, yogures naturales, leche y sus derivados descremados.

Además de esto, los alimentos deben ser preparados a la plancha, al vapor o cocidos, evitando las frituras, así como el consumo de refrescos, galletas rellenas, mantequilla, carnes rojas, embutidos, tocino, chocolate, dulces en general y cualquier tipo de bebidas alcohólicas. Vea cómo limpiar el hígado a través de la dieta.

El gastroenterólogo y el hepatólogo son los médicos especialistas indicados para el tratamiento de las enfermedades del hígado, debiendo ser consultado si los síntomas persisten después de haber realizado cambios en la alimentación.

Vea el siguiente video y conozca más consejos para tratar los problemas en el hígado:

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • STATPEARLS. Physiology, Liver. 2020. Disponible en: <https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK535438/>. Acceso en 19 May 2021
  • REMMER, M.D.H. The role of the liver in drug metabolism. The American Journal of Medicine. 49. 5; 617-629, 1970
Más sobre este tema: