Castaña de Indias: qué es, para qué sirve y cómo tomar

Evidencia científica

La castaña de Indias es una semilla del árbol llamado castaño de Indias que sirve para el tratamiento de hemorroides y problemas de circulación, como insuficiencia venosa y varices, pues aporta propiedades antiinflamatorias, antihemorroidales y vasoconstrictoras.

Además, el castaño de Indias es rico en quercetina y kaempferol, que son compuestos bioactivos con acción antioxidante que combaten los radicales libres, evitando la acumulación de placas de grasa en los vasos sanguíneos, previniendo enfermedades cardiovasculares.

Conocida científicamente como Aesculus hippocastanum, la castaña de indias se encuentra en farmacias y tiendas naturistas en forma de tabletas, cápsulas, tinturas, geles, pomadas y jabones. No obstante, esta semilla no debe ser consumida en su forma natural como alimento, ya que podría ocasionar una intoxicación.

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve

La castaña de la india sirve para:

1. Combatir la mala circulación

La castaña Indias ayuda a combatir la mala circulación por su acción venotónica, aumentando la presión natural de las venas, favoreciendo la circulación sanguínea. Además, también es un excelente vasoconstrictor y ayuda a reducir la fragilidad capilar, previniendo lesiones en las venas.

Esta castaña contiene escina, una sustancia con acción antiedema, que disminuye la hinchazón de las piernas y ayuda a aliviar la sensación de dolor y pesadez en las piernas, que son síntomas de mala circulación y varices.

2. Ayudar en el tratamiento de hemorroides

La castaña de Indias se recomienda en el tratamiento de hemorroides debido a sus propiedades de vasoconstricción que disminuyen la dilatación de las venas y la inflamación local, aliviando el dolor y las molestias provocadas por las hemorroides. Conozca otras opciones de remedios caseros para las hemorroides.

3. Favorecer la cicatrización de heridas

La castaña de indias ayuda en la cicatrización de heridas debido a su propiedad venotónica y antiinflamatoria, que disminuye la hinchazón y aumenta la circulación sanguínea, lo cual es importante para el proceso de curación.

Sin embargo, para una correcta cicatrización, también es importante tomar otras precauciones, como evitar fumar y consumir bebidas alcohólicas, y mantener una dieta saludable. Vea cómo curar una herida más rápido.

4. Reducir el riesgo de aterosclerosis

La castaña de Indias contiene escina, quercetina y kaempferol, compuestos bioactivos que tienen acción antioxidante, combatiendo los radicales libres y evitando así la oxidación de las células grasas.

De esta forma, la castaña de Indias ayuda a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, previniendo la formación de placas grasas en los vasos sanguíneos y reduciendo el riesgo de aterosclerosis.

Vea en el siguiente video algunos consejos en caso de colesterol alto:

5. Ayudar en el tratamiento de enfermedades de la piel

La castaña de indias puede estar indicada para prevenir o ayudar en el tratamiento de enfermedades inflamatorias de la piel como dermatitis y eccemas, debido a sus propiedades antiinflamatorias. Conozca más sobre los síntomas del eczema.

¿El castaño de Indias sirve para adelgazar?

El castaño de indias no tiene ningún componente con propiedades adelgazantes. Además, hasta el momento no existen estudios científicos que demuestren que el uso del castaño de Indias favorezca la pérdida de peso.

Propiedades de la castaña de Indias

La castaña de Indias tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antihemorroidales, vasoconstrictoras, venotónicas, vasopresoras y reductoras de la permeabilidad capilar.

Cómo tomar la castaña de Indias

La castaña de indias se puede consumir en forma de cápsulas, tabletas o tés. Además, el castaño de indias también se puede encontrar en forma de geles, pomadas y jabones.

El castaño de indias no puede consumirse en su forma natural, como alimento, porque contiene una elevada cantidad de esculina, compuesto que, en exceso, puede provocar intoxicación, provocando síntomas como espasmos musculares, pupilas dilatadas, náuseas, vómitos y, en casos más graves, parálisis, coma y muerte.

1. Té de castaña de Indias

El té de castaña de indias se puede utilizar para ayudar a tratar las hemorroides, venas varicosas, mala circulación, problemas de la piel, como la dermatitis o el eccema, y la inflamación de las articulaciones como la artritis o la osteoartritis.

Ingredientes:

  • 1,5 g de semillas de castaña de Indias trituradas;
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación:

En una cacerola, colocar las semillas de castaña de indias y el agua, dejar hervir durante 10 minutos. A continuación, dejar enfriar, colar y beber un máximo de 2 tazas de este té al día.

2. Cápsulas o tabletas de castaña de Indias

El castaño de Indias también se puede tomar en forma de cápsulas o tabletas de 100 a 200 mg. La ingesta generalmente recomendada es de 1 a 2 comprimidos o cápsulas, 2 veces al día, que se deben tomar con un vaso de agua.

3. Baño de asiento

El baño de asiento con castaño de indias ayuda en el tratamiento de las hemorroides externas, ya que contiene propiedades que mejoran la circulación y reducen la inflamación, aliviando rápidamente el dolor y las molestias.

Ingredientes:

  • 60 g de la corteza del castaño de Indias; 
  • 2 litros de agua.

Modo de preparación:

Mezclar todos los ingredientes en una cacerola y llevar a ebullición durante 10 minutos. Dejar enfriar, colar y colocar la mezcla en un bol. Después de realizar la higiene íntima debe sentarse en el recipiente durante 20 minutos. Este baño de asiento se puede realizar siempre que sea necesario.

Para problemas de la piel, este té puede colocarse en compresas limpias, aplicándose en la zona afectada durante 15 minutos, sin frotar sobre la piel.

4. Tintura de castaña de India

La tintura de castaño de indias es una excelente opción para tratar problemas de mala circulación en las piernas, varices e hinchazón en las piernas.

Generalmente, se recomienda diluir 15 gotas de esta tintura en 1 vaso de agua o jugo y tomarla hasta 3 veces al día.

5.  Pomada o gel de castaña de India

La pomada o gel de castaña de Indias se debe aplicar en una fina capa sobre la zona a tratar, hasta 3 veces al día.

La pomada o gel debe aplicarse siempre de abajo hacia arriba para estimular el retorno venoso y evitar lesiones en los pequeños vasos sanguíneos.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios que pueden surgir al ingerir tinturas, cápsulas o tés de castaña de Indias son picazón en la piel, náuseas, reflujo, dolor de cabeza, dolor de estómago o molestias.

Además, cuando la castaña de Indias se usa en forma de pomada, puede causar picazón y enrojecimiento en la región donde se aplicó.

Contraindicaciones

La castaña de indias en forma de infusiones, tinturas, comprimidos o cápsulas no está indicado durante el embarazo o período de lactancia. Además, la ingesta de esta semilla tampoco está indicada para niños, personas con problemas gastrointestinales e insuficiencia cardíaca, hepática o renal.

Las personas que usan medicamentos anticoagulantes y medicamentos derivados del ácido acetilsalicílico tampoco deben ingerir castaña de indias, ya que esta semilla contiene esculina, una sustancia que puede aumentar el riesgo de sangrado.

Además, no se deben aplicar pomadas o geles que contengan castaña de indias sobre heridas abiertas y alrededor de los ojos.