Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Dolor en la columna- Consejos para aliviarlo

Para aliviar el dolor en la columna, también conocido como raquialgia, puede ser útil acostarse boca abajo, con las piernas apoyadas en unos cojines altos y colocar una compresa tibia en la región del dolor durante 20 minutos. Esta estrategia ayuda a relajar los músculos de la espalda, disminuyendo la tensión sobre las vértebras y sus ligamentos aliviando el dolor en pocos minutos.

Otras medidas que también pueden ser indicadas son medicamentos, acupuntura y cirugía, dependiendo del estado general de salud del individuo y de los síntomas que presente. Algunas opciones de tratamiento para aliviar el dolor en la columna pueden ser:

1. Colocar una compresa tibia 

Las compresas de gel o de agua caliente pueden ser compradas en las farmacias o preparadas en casa utilizando granos secos como arroz o frijoles. La compresa tibia aumenta el flujo sanguíneo en la región, relaja las estructuras musculares promoviendo sensación de alivio y calmando el dolor, pero debe ser utilizada con cuidado para no quemar la piel. Vea cómo hacerlo en el vídeo a continuación:

2. Utilizar medicamentos 

Colocar una pomada en la zona del dolor puede ser útil para combatir los síntomas, se pueden encontrar buenas opciones en la farmacia y pueden ser compradas bajo la orientación del farmacéutico. 

Los analgésicos y antiinflamatórios como Diclofenac, Citrato de orfenadrina, Clorhidrato de ciclobenzaprina e Ibuprofeno son indicados cuando el dolor es intenso y no permite el trabajo, disminuyendo la calidad de vida del paciente, pero sólo deben ser usados bajo la orientación del traumatólogo porque deben ser utilizados en exceso porque poseen ciertas contraindicaciones. Los medicamentos para el dolor en la columna pueden ser usados durante algunas semanas y siempre con el acompañamiento de un protector gástrico para evitar lesiones en el estómago. Vea más sobre los medicamentos que pueden ser utilizados aquí.

3. Hacer fisioterapia

La fisioterapia con aparatos, masaje terapéutico y ejercicios es excelente para aliviar el dolor y tratar los problemas de columna porque está dirigida a la causa. Debe ser realizada, preferiblemente todos los días pero con 2 o 3 consultas por semana también pueden ayudar a controlar los síntomas.

4. Estirar los músculos 

El dolor en la columna puede ser aliviado y tratado con ejercicios que deben ser indicados por el fisioterapeuta porque ni todos los ejercicios son indicados. A dor na coluna pode ser aliviada e tratada com exercícios que devem ser indicados pelo fisioterapeuta porque nem todos os exercícios são indicados. Algunos ejemplos pueden ser:

  • Con las piernas juntas y doblar el cuerpo hacia adelante, como muestra la imagen, manteniendo las piernas estiradas. Permanecer 30 segundos en esa posición.
  • Sentarse en el piso y colocar un pie cerca de las partes íntimas y la otra pierna se debe estirar bien, doblar el cuerpo hacia adelante intentando agarrar la punta del pie, como muestra la imagen. Permanecer en esta posición durante 30 segundos.  
Dolor en la columna- Consejos para aliviarlo
Dolor en la columna- Consejos para aliviarlo

5. Recurrir a la acupuntura

Las sesiones de acupuntura pueden ayudar a aliviar el dolor en la espalda, pero no debe ser usada exclusivamente. Lo ideal es que sea realizada 1 vez por semana, mientras los síntomas están presentes. 

Las causas más comunes de dolor en la columna son dolor lumbar, hernia de disco y artrosis que pueden estar relacionadas con aumento de peso, sedentarismo, mala postura y exceso de esfuerzo físico. Algunas situaciones que pueden favorecer los cambios en la columna son sostener el teléfono con el hombro mientras habla y cargar una carpeta o mochila pesada diariamente, por lo que es importante mantener los músculos fuertes y mantener la buena postura. En los casos más graves, cuando hay compromiso de las vértebras o de los discos intervertebrales, el médico puede indicar la cirugía para recomponer las estructuras, aliviando los síntomas. Sin embargo, la fisioterapia puede retrasar la cirugía o complementar este tratamiento.

Cuándo debe acudir al médico

La consulta con un traumatólogo es aconsejada cuando la persona siente dolor en la columna que irradia a otras áreas del cuerpo, tiene sensación de hormigueo o de falta de fuerza. El médico deberá solicitar exámenes de imagen de la columna como radiografía o resonancia magnética y después de ver los resultados decidirá cuál es el mejor tratamiento a realizar. Algunos casos deben ser tratados con fisioterapia y los casos más graves pueden necesitar cirugía.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar