13 alimentos buenos para el hígado

agosto 2022

Los alimentos buenos para el hígado son, principalmente, alimentos ricos en vitaminas C y E, omega-3, carotenos y flavonoides, como alcachofa, salmón, nuez de Brasil, ajo o brócoli, ya que estos nutrientes tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y protectoras del hígado, contribuyendo a mantener el buen funcionamiento de este órgano y previniendo la acumulación de grasas que puede causar hígado graso, por ejemplo.

Estos alimentos pueden incluirse en la alimentación diaria y, además, también es fundamental mantener una hidratación adecuada del cuerpo para el funcionamiento del hígado, por lo que se recomienda ingerir de 1,5 a 2 litros de agua al día. 

Lo ideal es que los alimentos buenos para el hígado sean indicados por el médico o nutricionista, ya que deben formar parte de una dieta balanceada para obtener todos sus beneficios.

Algunos alimentos buenos para la salud del hígado son:

1. Alcachofa

La alcachofa es rica en antioxidantes, como cinarina y silimarina, que ayudan a proteger al hígado de daños que pueden causar los radicales libres, además de aumentar la producción de bilis, reducir la producción de colesterol y estimular el crecimiento de nuevas células sanas en el hígado, por lo que es una excelente opción de alimento bueno para este órgano.

Una buena manera de consumir alcachofa es en forma de té, el cual se puede preparar utilizando 5 a 6 g de hojas secas de la alcachofa en 1000 mL de agua hirviendo, debiendo taparlo y dejarlo reposar durante 5 minutos. A continuación, se debe colar y beber hasta 3 tazas al día. 

2. Jugo de betabel

El jugo de betabel es una gran opción de alimento bueno para el hígado, pues es rico en nitratos y antioxidantes, como las betalaínas, que ayudan a reducir el daño oxidativo causado por los radicales libres y la inflamación en las células del hígado.

Asimismo, el jugo de betabel también actúa aumentando la producción de enzimas hepáticas responsables por la desintoxicación del cuerpo.

Vea más beneficios del jugo de betabel para la salud.

3. Brócoli

El brócoli es rico en kaempferol, un tipo de flavonoide que tiene acción antiinflamatoria potente y que ayuda a proteger al hígado y a prevenir enfermedades como hígado graso, hepatitis o cirrosis, ya que reduce la producción de sustancias responsables de provocar inflamación en este órgano.

Además, el brócoli es rico en fibras que contribuyen a la reducción de la absorción de las grasas de los alimentos en el intestino, ayudando a regular los niveles de colesterol malo, aparte de estimular al hígado a producir enzimas que desintoxican al cuerpo.

Otras verduras ricas en kaempferol que también son buenas para el hígado son las coles de Bruselas, el repollo y la col.

4. Salmón

El salmón es otra opción de alimento bueno para el hígado, ya que es rico en omega-3, especialmente el DHA, que es un tipo de grasa buena con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que protegen el hígado, manteniéndolo sano, pues ayudan a prevenir la acumulación de colesterol y triglicéridos que pueden causar hígado graso, por ejemplo.

Una buena forma de consumir el salmón es prepararlo cocido o asado con piel, ya que es aquí donde se encuentra el omega-3 más concentrado. Lo ideal es consumir salmón al menos 3 veces por semana.

Otros alimentos ricos en omega-3 que son buenos para el hígado incluyen semillas de linaza o de chía, nueces y otros pescados como atún, sardina y arenque.

5. Avena

La avena es rica en beta-glucano, un tipo de fibra excelente para la salud del hígado, ya que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo que pueden acumularse en este órgano, al disminuir la absorción de grasas de los alimentos, mejorar el funcionamiento del sistema inmunitario y combatir la inflamación que puede causar hígado graso.

Para obtener este beneficio, se recomienda ingerir al menos 3 gramos de beta-glucano por día, lo que equivale a aproximadamente a 150 gramos de avena en hojuelas.

6. Uva morada

La uva morada contiene resveratrol en su composición, principalmente en las semillas, que es una sustancia antioxidante que reduce la inflamación y previene daños hepáticos, siendo una excelente opción de alimento bueno para el hígado. Asimismo, la uva morada también es rica en vitamina C, flavonoides y antocianinas, que también tienen propiedades antioxidantes, ayudando a mantener la salud del hígado.

Una buena forma de consumir la uva morada es comerla entera con semillas, en forma de jugos orgánicos o de suplementos de extracto de semillas.

Otros alimentos ricos en estos nutrientes que son buenos para el hígado son los frutos rojos como fresas, cerezas, arándanos, frambuesas, guayaba roja y moras, por ejemplo, que pueden ser adicionados a la dieta y consumidos diariamente.

7. Nueces de Brasil

La nuez de Brasil es otro alimento bueno para el hígado, ya que es rica en grasas buenas como omega-3, además de vitamina E, que tienen acción antiinflamatoria y antioxidante, protegiendo a las células de hígado de los daños causados por los radicales libres y evitando que las grasas se acumulen, manteniéndolo saludable.

Para obtener estos beneficios, se puede consumir dos unidades de nuez de Brasil por día en el desayuno o en la merienda.

8. Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra es una de las grasas más saludables para el cuerpo, ya que posee polifenoles en su composición, como oleocantal, con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que ayudan a reducir la acumulación de grasas y a mejorar el flujo sanguíneo hacia el hígado, siendo una excelente opción de alimento bueno para este órgano.

Para obtener estos beneficios, se puede consumir una cucharadita de (6,5 ml) de aceite de oliva virgen extra al día.

9. Ajo

El ajo posee alicina en su composición, que tiene acción antioxidante que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y de triglicéridos, disminuyendo así el riesgo de acumulación de grasa en el hígado, siendo una gran opción de alimento bueno para este órgano.

Una buena forma de incrementar el consumo de ajo y obtener estos beneficios es preparar té de ajo o picar un diente de ajo y colocarlo en 1 litro de agua, dejar reposar al menos 10 minutos para aumentar la cantidad de alicina, y usar esta agua para cocinar alimentos.

Vea otros beneficios del ajo para la salud y otras formas de consumirlo.

10. Aguacate

El aguacate posee muchos nutrientes como carotenoides, tocoferoles, omega-3 y vitaminas A,B,C y E, con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, lo que reduce la producción de sustancias inflamatorias en el organismo, las cuales están relacionadas con el desarrollo de enfermedades en el hígado.

Aparte de eso, algunos estudios muestran que el consumo de aguacate está asociado a la pérdida de peso, reducción del IMC, control de niveles de azúcar en sangre, aumento del colesterol bueno, reducción del colesterol malo y de triglicéridos, lo que disminuye el riesgo de desarrollar hígado graso. Conozca otros beneficios del aguacate para la salud.

Sin embargo, el aguacate debe consumirse de forma moderada y en pequeñas porciones, ya que, a pesar de tener beneficios y ser rico en grasas buenas, es una fruta que contiene muchas calorías y puede engordar si se consume en exceso.

11. Naranja

La naranja es una excelente fuente de vitamina C, además de flavonoides y carotenoides, con acción antiinflamatoria, que actúan disminuyendo los daños de las células que pueden provocar inflamación y desarrollo de enfermedades hepáticas.

Lo ideal es consumir al menos 1 naranja cruda al día o 150 mL de jugo natural. Además de esta fruta, otras que son ricas en vitamina C y son buenas para el hígado incluyen kiwi, acerola, piña, limón y mandarina, que pueden incorporarse en la alimentación diaria.

Vea cuáles son los beneficios de la naranja para la salud

12. Café

El café es una bebida que ayuda a promover la salud hepática, ya que es rico en antioxidantes como cafeína, que protege a este órgano de enfermedades, especialmente del hígado graso, incluso para las personas que ya tienen problemas en el hígado.

Aparte de eso, algunos estudios muestran que la ingesta diaria de café puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades hepáticas crónicas, como cirrosis o fibrosis, y a proteger contra el cáncer de hígado.

Lo ideal es beber de dos a tres tazas de café negro por día, sin azúcar, para obtener este beneficio, ya que el azúcar perjudica la salud del hígado y puede provocar diabetes. Conozca la mejor forma de consumir el café y otros beneficios para la salud.

Asimismo, deben evitar el consumo de café las personas alérgicas o que sufren de insomnio o irritación en el estómago.

13. Té verde

El té verde posee compuestos fenólicos en su composición, como la epigalocatequina, que tiene propiedades antioxidantes que ayudan a disminuir el colesterol malo y los triglicéridos, los cuales pueden depositarse en el hígado, causando hígado graso. Conozca otras opciones de tés que pueden ser utilizados para el hígado graso.

Una buena forma de consumir el té verde es preparar la infusión y beber alrededor de 2 o 3 tazas al día, usando el té verde en hojas, en bolsitas para preparar el té o en polvo. No obstante, es importante no beber el té después de las comidas, ya que puede perjudicar la absorción del hierro, calcio y vitamina C por parte del organismo.

El té verde se debe utilizar con orientación médica, pues su uso en exceso puede causar efecto contrario y perjudicar al hígado.

Peores alimentos para el hígado

Los peores alimentos para el hígado son aquellos que perjudican su funcionamiento y causan inflamación o daño en las células, como por ejemplo:

  • Comidas fritas;
  • Alimentos ricos en grasa o azúcares;
  • Especias o salsas artificiales;
  • Carnes procesadas, como jamón serrano, pechuga de pavo, salchicha, chorizo o tocino.

Asimismo, el consumo frecuente de bebidas alcohólicas puede originar inflamación del hígado, perjudicando su funcionamiento y aumentando el riesgo de cirrosis.

Conozca más sobre la cirrosis hepática.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em agosto de 2022. Revisión clínica por Tatiana Zanin - Nutricionista, em agosto de 2022.

Bibliografía

  • BOZZETTO, Lutgarda; et al. Liver Fat Is Reduced by an Isoenergetic MUFA Diet in a Controlled Randomized Study in Type 2 Diabetic Patients. Diabetes Care. 35. 7; 1429–1435, 2012
  • GUPTA, Vikas; et al. Oily fish, coffee and walnuts: Dietary treatment for nonalcoholic fatty liver disease. World J Gastroenterol. 21. 37; 10621–10635, 2015
Abrir la bibliografía completa
  • SAKATA, Ryuichiro; et al. Green tea with high-density catechins improves liver function and fat infiltration in non-alcoholic fatty liver disease (NAFLD) patients: a double-blind placebo-controlled study. Int J Mol Med. 32. 5; 989-994, 2013
  • CHEN, Shaohua; et al. Coffee and non-alcoholic fatty liver disease: brewing evidence for hepatoprotection?. J Gastroenterol Hepatol. 29. 3; 435-441, 2014
  • SAAB, Sammy; et al. Impact of coffee on liver diseases: a systematic review. Liver Int. 34. 4; 495-504, 2014
  • MORISCO, Filomena; et al. Coffee and liver health. J Clin Gastroenterol. 48. Suppl 1; S87-90, 2014
  • CLIFFORD, Tom; et al. The potential benefits of red beetroot supplementation in health and disease. Nutrients. 7. 4; 2801-22, 2015
  • NIGAM, Priyanka; et al. Effect of a 6-month intervention with cooking oils containing a high concentration of monounsaturated fatty acids (olive and canola oils) compared with control oil in male Asian Indians with nonalcoholic fatty liver disease. Diabetes Technol Ther. 16. 4; 255-261, 2014
  • PINTÓ, Xavier; et al. A Mediterranean Diet Rich in Extra-Virgin Olive Oil Is Associated with a Reduced Prevalence of Nonalcoholic Fatty Liver Disease in Older Individuals at High Cardiovascular Risk. J Nutr. 149. 11; 1920-1929, 2019
  • SCORLETTI, Eleonora; BYRNE, Christopher D. Omega-3 fatty acids and non-alcoholic fatty liver disease: Evidence of efficacy and mechanism of action. Mol Aspects Med. 64. 135-146, 2018
  • REN, Jie; et al. Recent progress regarding kaempferol for the treatment of various diseases. Exp Ther Med. 18. 4; 2759–2776, 2019
  • MADADI, Elaheh; et al. Therapeutic Application of Betalains: A Review. Plants (Basel). 9. 9; 1-27, 2020
  • SALEM, Maryem Ben; et al. Pharmacological Studies of Artichoke Leaf Extract and Their Health Benefits. Plant Foods Hum Nutr. 70. 4; 441-53, 2015
Revisión clínica:
Tatiana Zanin
Nutricionista
Formada por la Universidad Católica de Santos con registro profesional CRN-3 nº 15097. Especialista en nutrición clínica por la Universidad de Porto.

Tuasaude en Youtube

  • 7 mejores alimentos para limpiar el HÍGADO GRASO

    14:27 | 10903 visualizações
  • ¿Para qué sirve el omega 3?

    05:39 | 21129 visualizações