Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Cómo bajar la panza en 1 mes?

Para bajar de peso y perder panza en 1 mes debe realizar actividad física como mínimo 3 veces por semana, además de realizar una alimentación baja en calorías, disminuyendo el consumo de alimentos ricos en azúcar y en grasa, de manera que el cuerpo queme la grasa acumulada para generar energía. 

Es importante saber por qué se quiere perder barriga, manteniendo el foco en el objetivo final, un ejemplo es anotar cuál es el objetivo, por qué se está haciendo, tomar unas fotografías al inicio y luego semanalmente, de manera que se pueda observar el progreso. Lo ideal es tener una balanza para pesarse 1 vez por semana, porque así es posible tener una noción real del beneficio de los ejercicios y de la dieta que se está realizando.

Algunas estrategias que promueven la pérdida de peso y ayudan a perder barriga en 1 mes son:

1. Aumentar el metabolismo

Una estrategia para acelerar el metabolismo para bajar de peso es agregar una pizca de pimienta roja también llamada pimienta de cayena en 1 litro de agua e ir bebiendo durante el día. Si se va poniendo muy picante con el pasar del tiempo, se puede colocar una cantidad un poco menor. En caso que existan problemas de acidez o gastritis, puede tomar té de jengibre con canela durante el día, sin añadirle azúcar porque también ayuda a quemar grasa y acelerar el metabolismo.

Es importante beber 2 litros de agua al día, si no suele tomarla puede agregar unas gotas de limón, de naranja o de colocarle rodajas de pepino, sino también puede beber té sin azúcar. Los jugos y los tés industrializados no cuentan. 

Beber agua, jugo o té sin azúcar
Beber agua, jugo o té sin azúcar
Correr o caminar
Correr o caminar

2. Quemar grasa

La mejor forma de quemar grasa es haciendo ejercicio. Hacer algún ejercicio es siempre mejor que ser sedentario, pero los mejores ejercicios para quien quiere bajar de peso y bajar la panza rápido es alternar ejercicios aeróbicos (caminar o correr) con ejercicios anaeróbicos intensos (pesas), ya que ellos se complementan. Los ejercicios deben realizarse 3 a 5 veces por semana, con una duración de 1 hora como mínimo.

3. Comer bien

Los alimentos ricos en grasas saturadas deben retirarse de la alimentación, pero es muy importante el consumo de grasas buenas para mantener el buen humor y garantizar el buen funcionamiento hormonal. Por esto, se debe cambiar las hamburguesas y las papas fritas (grasas saturadas) por grasas provenientes de alimentos como maní, aguacate y aceite de oliva en pequeñas porciones a diario, ya que estas contienen grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas que son buenas para cuidar la salud del corazón.

También es importante evitar comidas procesadas como por ejemplo: lasaña congelada, albóndigas listas, tortas, galletas y barras de cereales industrializadas, ya que contienen muchas toxinas y favorecen a la acumulación de grasa en panza.

Comer grasas buenas para el corazón
Comer grasas buenas para el corazón
Cambiar el azúcar por estevia
Cambiar el azúcar por estevia

4. No pasar hambre

Para no sentir hambre se debe comer alimentos ricos en fibra cambiando el pan francés por el pan integral, o la pasta común y el arroz por la versión integral, ya que produce sensación de llenura. Una buena sugerencia es comer un plato de ensalada acompañada de 1 porción de proteína como 2 huevos cocidos, 1 lata de atún en agua o 1 porción de carnes blancas preferiblemente de pollo sin piel o pescado, tanto en el almuerzo como en la cena. 

Comer cada 3 horas es muy importante, por lo que se pueden realizar las 3 comidas principales con 2 o 3 meriendas al día, de esta forma se disminuyen las porciones, se controlan mejor las hormonas y se evita el hambre y la ansiedad. Vea algunas meriendas saludables que puede incluir en su dieta

5. Eliminar el azúcar

El azúcar es un vicio y mientras más alimentos dulces se ingieren, más ganas provocan de comer más. Por esto una excelente estrategia es dejar de agregar azúcar en los alimentos como el café, los jugos y la leche, pero también es importante leer el etiquetado nutricional porque el azúcar está presente en muchos alimentos. 

El uso de edulcorantes no se aconseja porque contienen toxinas que perjudican al organismo, pero si es difícil dejar de consumir azúcar, lo ideal es consumir estevia, el cual es un edulcorante natural o usa la miel, pero en pequeñas cantidades. 

Cómo evitar el efecto rebote

Para no aumentar de peso nuevamente es necesario mantener cierta disciplina. El cuerpo es inteligente y siempre que el individuo ingiere más calorías y grasas de lo que gasta, será almacenada en forma de grasa, especialmente en la panza. Por esto para no volver a engordar es necesario: 

  • Continuar practicando actividad física de forma regular y;
  • Hacer de la dieta un estilo de vida.

Bajar de peso es posible y todos pueden lograr su objetivo, sin embargo, las personas con más sobrepeso probablemente necesitarán de ayuda médica, del nutricionista y de un entrenador personal para lograrlos, y hasta en algunos casos el endocrinólogo podrá indicar el uso de medicamentos para bajar de peso. 

La mejor motivación para la pérdida de peso son los resultados alcanzados, por esto es importante que se celebre cada objetivo logrado y se mantenga enfocado en la meta, adoptando este nuevo estilo de vida. Seguir éstos consejos, disminuir las porciones en las comidas, y realizar actividad física ayudará a quemar toda la grasa acumulada creando un estilo de vida saludable.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar