Tratamiento de la obesidad: dieta, medicamentos y cirugías

Revisión médica: Dr. Gonzalo Ramírez
Médico general y Psicólogo
noviembre 2021

El tratamiento de la obesidad puede realizarse con dieta para perder peso, práctica de ejercicio e incluso, con medicamentos indicados por el médico para ayudar a reducir el apetito y las ganas de comer. En algunos casos, la cirugía bariátrica puede estar indicada, ya que disminuye el área de absorción de los alimentos en el tracto gastrointestinal, lo que lleva a la pérdida de peso.

El principal objetivo de estos tratamientos es alcanzar y mantener el peso saludable, evitando el desarrollo de complicaciones relacionadas con la obesidad, como diabetes, presión alta, colesterol alto, reflujo gastroesofágico e incluso impotencia o infertilidad, por ejemplo. Conozca las complicaciones de la obesidad y cómo evitarlas.

El tratamiento de la obesidad debe realizarse por un equipo multidisciplinario compuesto por un endocrinólogo, nutriólogo, bariatra y un preparador físico, ya que generalmente es necesario más de un tipo de tratamiento. Además, es importante llevar un acompañamiento psicológico para identificar comportamientos que puedan causar la compulsión alimentaria y para ayuda a no desistir del tratamiento.

Los principales tratamientos indicados para la obesidad son:

1. Cambios en la dieta

El primer paso, tanto para tratar como para prevenir la obesidad, es hacer cambios en la dieta, incluyendo una alimentación balanceada y rica en frutas, legumbres, verduras, fibra y agua de acuerdo a la orientación del médico y del nutricionista.

Estos cambios en la dieta permiten controlar el consumo de calorías ingeridas durante el día, el cual debe ser menor que el que se gasta, para mantener el metabolismo del cuerpo, siendo calculada de acuerdo a la alimentación habitual, a la cantidad de peso que es necesario perder, además de la edad, sexo, altura y peso actual.

Utilice la calculadora para saber cuántas calorías gasta por día:

kg
Erro
Erro
kg
Erro
Erro
años
Erro
cm
Erro
Erro
Erro
Erro

La pérdida de peso constante a largo plazo se considera la manera más segura de perder peso y la mejor forma de mantenerlo, ya que los cambios drásticos como dietas radicales o querer adelgazar muy rápido, pueden dar resultados inmediatos, pero probablemente se recupere el peso en un corto período de tiempo. Vea una dieta para adelgazar de forma saludable.

2. Practicar actividad física

La práctica de actividades físicas, como caminar o nadar, por ejemplo, son parte esencial del tratamiento de la obesidad, ya que ayuda a aumentar el metabolismo del cuerpo, favoreciendo el gasto de energía y la quema de calorías, facilitando la pérdida de peso.

Lo ideal es que, para perder peso, se realice de 150 a 300 minutos de actividad física por semana, siendo fundamental tener una evaluación médica antes de iniciar los ejercicios para conocer el estado de salud, además de recibir la orientación de un educador físico para evitar lesiones como tendinitis o distensiones musculares, por ejemplo. Conozca los mejores ejercicios para adelgazar.

Además, pequeños cambios en los hábitos de vida, como reducir el uso del automóvil u optar por el uso del elevador en lugar de las escaleras, por ejemplo, ayuda a mover más el cuerpo, gastar calorías y a perder peso.

3. Medicamentos para la obesidad

El uso de medicamentos para tratar la obesidad son indicados por el médico cuando la persona tiene un IMC superior a 30kg/m2, IMC mayor de 27kg/m2 y que tengan otras enfermedades relacionadas como diabetes, colesterol alto y presión alta, además de los casos de personas con cualquier tipo de obesidad que no logran adelgazar con dieta y ejercicio.

Los principales medicamentos indicados en el tratamiento de la obesidad son:

  • Inhibidores del apetito, como sibutramina o anfepramona, ya que actúan directamente en el centro de la saciedad en el cerebro, disminuyendo el apetito, reduciendo el consumo de calorías a lo largo del día y ayudando a perder peso;
  • Reductores de la absorción de grasa, como orlistat, que actúan inhibiendo algunas enzimas en el intestino, lo cual bloquea la absorción de las grasas de los alimentos, disminuyendo la cantidad de calorías ingerida en el día;
  • Antagonistas del receptor CB-1, como rimonabant, que actúa directamente en el cerebro inhibiendo el apetito, aumentando la saciedad y disminuyendo la compulsión alimentaria;
  • Termogénicos, como efedrina, que actúan acelerando el metabolismo y haciendo que el cuerpo gaste la grasa acumulada como principal fuente de energía.

Además de estos medicamentos, existen otros que se utilizan en el tratamiento de otras enfermedades que pueden ayudar a combatir la obesidad, como los antidepresivos fluoxetina, sertralina o bupropiona

Los medicamentos para el tratamiento de la obesidad deben utilizarse solo bajo orientación médica, ya que requieren atención y acompañamiento regular, debido al riesgo de efectos colaterales, como aumento de los latidos cardíacos, aumento de la presión arterial, dolor de cabeza, diarrea, cambios de humor, irritabilidad, ansiedad o insomnio, por ejemplo.

4. Cirugía bariátrica

La cirugía bariátrica es indicada por el médico en los casos de obesidad mórbida, es decir con un IMC superior a 40 mg/m2, u obesidad moderada, con un IMC superior a 35mg/m2, en personas que tengan enfermedades causadas por obesidad como diabetes, apnea del sueño, presión alta, colesterol alto, enfermedades cardiovasculares, ACV, arritmias u osteoartritis.

Los principales tipos de cirugía bariátrica son:

  • Banda gástrica: se coloca una faja ajustable alrededor del estómago, disminuyendo su tamaño y contribuyendo a que la persona coma menos;
  • Bypass gástrico: se realiza una reducción del tamaño del estómago y alteración del intestino, el cual se une directamente al pequeño estómago, lo cual disminuye la capacidad de la persona para alimentarse con grandes comidas, llevando a la pérdida de peso. Vea cómo es la recuperación de la cirugía de bypass gástrico;
  • Derivación biliopancreática: se realiza a través de la remoción de una gran parte del estómago y la unión del estómago con la parte final del intestino delgado;
  • Gastrectomía vertical o sleeve gástrico: se realiza la remoción de la parte izquierda del estómago, haciendo que haya una disminución en la capacidad del estómago para almacenar comida. Conozca cómo se realiza la cirugía de gastrectomía vertical.

El tipo de cirugía indicada para cada persona es seleccionada de acuerdo a las necesidades y el procedimiento que mejor se adecúe. Otra opción de tratamiento es la colocación de un balón gástrico temporal por medio de endoscopia, siendo indicado como incentivo para algunas personas para disminuir el consumo de alimentos por un período de tiempo.

Consejos para no desistir del tratamiento

El tratamiento para la obesidad no es fácil de cumplir porque implica la alteración de hábitos alimentarios y estilos de vida que el paciente ha tenido durante toda su vida, por lo que algunos consejos para ayudar a no desistir del tratamiento pueden ser los siguientes:

  • Establecer objetivos semanales que sean posibles de alcanzar;
  • Pedir al nutricionista que ajuste la dieta si es muy difícil de cumplir;
  • Elegir un ejercicio físico que le guste y practicarlo de forma regular;
  • Registrar los resultados, anotando medidas en un papel o con fotografías semanales.

Es importante recordar que existen programas gratuitos para bajar de peso realizados por hospitales universitarios o el sistema de salud público, los cuales dependerán de cada país.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em noviembre de 2021. Revisión médica por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em noviembre de 2021.

Bibliografía

  • WANG, Fu-Gang. Comparison of safety and effectiveness between laparoscopic mini-gastric bypass and laparoscopic sleeve gastrectomy: A meta-analysis and systematic review. Medicine (Baltimore). 96. 50; e8924, 2017
  • ANDREASSON, Kalle; VIDEHULT, Per. Gastric bypass versus sleeve, pros and cons. Lakartidningen. 114. ER3H, 2017
Abrir la bibliografía completa
  • MECHANICK, Jeffrey; et al. Clinical Practice Guidelines for the Perioperative Nutritional, Metabolic, and Nonsurgical Support of the Bariatric Surgery Patient—2013 Update: Cosponsored by American Association of Clinical Endocrinologists, The Obesity Society, and American Society for. Surgery for obesity and related diseases. 9. 159-191, 2013
  • SANCHEZ-VILLEGAS, Almudena; et al. Physical activity, sedentary index, and mental disorders in the SUN cohort study. Med Sci Sports Exerc. 40. 5; 827-34, 2008
  • TREMBLAY, Mark S.; et al. Sedentary Behavior Research Network (SBRN) – Terminology Consensus Project process and outcome. International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity. 14. 75; 1-17, 2017
  • THORP, Alicia A.; et al. Sedentary Behaviors and Subsequent Health Outcomes in Adults A Systematic Review of Longitudinal Studies, 1996 –2011. American Journal of Preventive Medicine. 41. 2; 207–215, 2011
  • JACKSON, V. Margaret.; et al. Latest approaches for the treatment of obesity. Expert Opin Drug Discov. 10. 8; 825-39, 2015
  • THOMPSON; Warren G.; et al. Treatment of obesity. Mayo Clin Proc. 82. 1; 93-101, 2007
Revisión médica:
Dr. Gonzalo Ramírez
Médico general y Psicólogo
Médico general por la UPAEP con cédula profesional Nº12420918 y Licenciado en Psicología Clínica por la UDLAP Nº 10101998.

Tuasaude en Youtube

  • ¿Cómo disminuir el hambre y adelgazar sin sufrir?

    04:27 | 56479 visualizações