8 consecuencias de la obesidad

Revisión clínica: Tatiana Zanin
Nutricionista
abril 2021

La obesidad es una enfermedad caracterizada por el exceso de peso, que se identifica fácilmente a través del valor entre la relación del peso, la altura y la edad. Normalmente, esta condición se atribuye a hábitos alimenticios inadecuados, con ingesta exagerada de calorías, asociados al sedentarismo, lo que contribuye al aumento de la reserva de grasa y peso corporal y también al incremento del riesgo de enfermedades como diabetes, hipertensión, colesterol alto, osteoartritis, impotencia e incluso infertilidad.

Estas enfermedades causadas por la obesidad por lo general se controlan y a menudo se curan cuando se inicia el proceso de pérdida de peso.

Realizar ejercicio físico al menos 3 veces por semana, como hidrogimnasia, caminatas cortas diarias de media hora o andar en bicicleta, ayudan a prevenir las enfermedades relacionadas con la obesidad como diabetes, colesterol alto, hipertensión, dificultades respiratorias y disminución de la fertilidad en hombres y mujeres.

1. Diabetes

El aumento de la ingesta calórica hace que la insulina producida por el organismo sea insuficiente para todo el azúcar que se ingiere en la dieta, acumulándose en la sangre. Además, el propio cuerpo comienza a resistir la acción de la insulina, ayudando al desarrollo de diabetes del tipo 2. Este tipo de diabetes se revierte fácilmente con la pérdida de peso y alguna actividad física.

2. Colesterol alto

Aparte de la grasa visible en el abdomen, muslos o cadera, la obesidad también provoca la acumulación de grasa en el interior de los vasos sanguíneos en forma de colesterol, lo que aumenta el riesgo de ACV o infarto, por ejemplo.

3. Hipertensión

El exceso de grasa acumulada dentro y fuera de los vasos sanguíneos dificulta el paso de la sangre por el cuerpo, forzando al corazón a trabajar con más fuerza, lo que no solo aumenta la presión arterial, sino que también puede provocar la aparición de una insuficiencia cardíaca a largo plazo.

4. Problemas respiratorios

El excesivo peso de la grasa sobre el pulmón dificulta la entrada y salida del aire, lo cual normalmente conduce a un síndrome potencialmente fatal conocido como apnea del sueño.

Conozca los síntomas y el tratamiento de la apnea del sueño.

5. Impotencia e infertilidad

Los trastornos hormonales causados por el exceso de grasa no solo pueden aumentar la cantidad de pelos en el rostro de la mujer, sino que también puede conducir al desarrollo de ovarios poliquísticos que dificultan la concepción. En el hombre, la obesidad compromete la circulación de la sangre por todo el cuerpo, interfiriendo con la erección.

6. Enfermedades óseas, articulares y cutáneas

El exceso de grasa se relaciona con un mayor riesgo de artrosis y osteoartritis gracias a los daños causados por el sobrepeso en los huesos y articulaciones.

Asimismo, también es común que las personas obesas sean más propensas a sufrir de enfermedades cutáneas, pues esta condición puede aumentar la fragilidad de la piel y, por ende, puede haber un incremento del riesgo de infecciones por hongos; además de ser más susceptibles a sufrir de acantosis nigricans, condición en la cual los pliegues cutáneos se engrosan y se pigmentan debido, principalmente, a la resistencia a la insulina causada por el exceso de peso.

Vea más sobre qué es la acantosis nigrincans y cuál es el tratamiento.

 7. Problemas hepáticos y cálculos biliares

La resistencia a la insulina causada por la obesidad puede causar afecciones hepáticas como hígado graso. Además, el exceso de peso, sobre todo en mujeres, puede generar una alta cantidad de colesterol en la bilis, lo que hace que estas personas sean más propensas a desarrollar piedras en la vesícula biliar.

Conozca cuáles son los síntomas de piedras en la vesícula.

8. Cáncer

Aunque no se sabe exactamente cuáles son las causas, la obesidad se ha relacionado con el aumento del riesgo de algunos tipos de cáncer debido, posiblemente, a las variaciones en la concentración de ciertas hormonas, como el estrógeno y la insulina, por ejemplo, además de la inflamación crónica presente en esta condición, la cual puede ocasionar cambios en el ADN. 

De esta forma, entre los tipos de cáncer más comunes en la obesidad se incluyen el cáncer de próstata, hígado, páncreas, esófago, colon y recto, en los hombres; y el cáncer de mama, endometrio, cuello uterino, ovarios y vías biliares, en las mujeres.

¿Cuándo se considera obesidad?

Se considera obesidad cuando el índice de masa corporal (IMC) es igual o superior a 35 kg/m². Para saber si está en riesgo de desarrollar estas enfermedades, ingrese aquí sus datos personales y realice el siguiente test:

Erro
años
Erro
cm
Erro
kg
Erro

Para evitar el aislamiento y la depresión comunes entre los obesos, los cuales son más frecuentes a medida que la obesidad es más severa, es importante definir un plan y establecer reglas que se deben seguir independientemente de la voluntad.

Vea en el siguiente video cómo disminuir el hambre y adelgazar de manera saludable:

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Jean-Erick De Almeida - Odontólogo, em abril de 2021. Revisión clínica por Tatiana Zanin - Nutricionista, em abril de 2021.

Bibliografía

  • SÁNCHEZ, César; IBÁÑEZ, Carolina; KLAASSEN, Julieta. Obesidad y cáncer: la tormenta perfecta. Revista Médica de Chile . 142.ed; 211-221, 2014
  • CRUZ, Ricardo; BARRERA, Francisco; ARRESE, Marco. Obesidad e hígado graso no alcohólico. Acta gastroenterológica latinoamericana. Vol.25. S65-S69, 2014
Abrir la bibliografía completa
  • KASPER, Dennis et al. Harrison Principios de Medicina Interna. 16.ed. México. D.F.: Mc Graw Hill, 2006. 478-479.
Revisión clínica:
Tatiana Zanin
Nutricionista
Formada por la Universidad Católica de Santos con registro profesional CRN-3 nº 15097. Especialista en nutrición clínica por la Universidad de Porto.

Tuasaude no Youtube

  • 4 Suplementos infalibles para disminuir el hambre

    03:42 | 44964 visualizações
  • ¿Cómo disminuir el hambre y adelgazar sin sufrir?

    04:27 | 55752 visualizações