Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

8 Señales de alerta que pueden indicar un paro cardíaco

Un paro cardíaco es una situación de emergencia en donde se detiene el corazón repentinamente, debido a que la sangre que normalmente transporta el oxígeno al corazón deja de llegar y el corazón comienza a morir, esto puede ocrurrir por una enfermedad cardíaca coronaria, por una arritmia, por estrés, entre otras, pudiendo causar la muerte si no se trata rápidamente.

Los síntomas clásicos de un paro cardíaco son la pérdida de conciencia y el desmayo, sin embargo, en algunas personas pueden surgir algunas señales de alerta que indican que está teniendo un paro cardíaco, por lo que es importante llamar al número de emergencia si comienza a sentir algún síntoma como los que se mencionan a continuación.

8 Señales de alerta que pueden indicar un paro cardíaco

Señales y síntomas de un paro cardíaco

Las señales de alerta y los síntomas que pueden indicar que la persona está sufriendo un paro cardíaco son:

  1. Dolor fuerte en el pecho, abdomen o en la espalda que no se alivia;
  2. Falta de aire o dificultad para respirar;
  3. Dificultad para hablar de forma clara;
  4. Hormigueo en el brazo izquierdo;
  5. Palidez y cansancio excesivo;
  6. Náuseas y mareos frecuentes;
  7. Fatiga;
  8. Sudoración fría.

El paro cardíaco puede variar de una persona a otra, pudiendo ser súbito y repentino en algunas, mientras que en otras pueden sentir un malestar leve durante varias horas, días o semanas o simplemente no sentir ningún síntoma. Por lo que mientras más signos y síntomas presentes, existe un mayor riesgo de que se produzca un paro cardíaco y, por lo tanto, es importante acudir inmediatamente al servicio de emergencia o llamar a una ambulancia.

Si el corazón deja de latir, se deben iniciar los primeros auxilios para aumentar las posibilidades de supervivencia.

Primeros auxilios en caso de paro cardíaco

Si la persona está inconsciente, los primeros auxilios que se deben tener son:

  • Llamar al número de emergencia y pedir una ambulancia;
  • Iniciar el siguiente masaje cardiaco, llamado reanimación cardiopulmonar (RCP):
  1. Con la víctima acostada en el suelo o en una superficie plana boca arriba y con la cabeza inclinada hacia atrás elevando el mentón;
  2. A continuación traze una linea imaginaria entre ambos pezones, y justo en el centro coloque la palma de la mano y la otra por encima, manteniendo los brazos bien estirados;
  3. Presiona el corazón con fuerza y ​​rápidamente, 30 veces seguidas utilizando el peso de tu cuerpo;
  4. Verificar que las vías aéreas estén despejadas, si hay algo que las obstruya se debe retirar, y luego inicie la respiración boca a boca, tapando la nariz y dando dos bocanadas de aire en la boca. Lo ideal es mirar hacia el pecho de la persona y verificar que se infle cuando se dan las bocanadas, en caso que no ocurra vuelva repita la inclinación de la cabeza hacia atrás; 
  5. Se debe realizar un ciclo de 30 compresiones en el pecho seguidas por 2 respiraciones para animar. 

El masaje cardíaco se debe mantener hasta que la víctima recupere la conciencia o hasta que la ambulancia llegue, ya que la respiración boca a boca permitirá que llegue oxígeno a los pulmones y las compresiones cardíacas mantendran la sangre oxigenada hasta que el paciente vuelva a tener latidos cardíacos. 

Secuelas del paro cardíaco

No siempre un paro cardíaco causa secuelas, ya que son más frecuentes en las víctimas que se mantuvieron mucho tiempo en ausencia de latidos cardíacos, ya que son los latidos que bombean el oxígeno a través de la sangre hacia todos los órganos, incluyendo al cerebro. Por esto, si un individuo se queda mucho tiempo en ausencia de latidos cardíacos, sus órganos van comenzando a fallar uno a uno, hasta causar la muerte.

Pero si la víctima de paro cardíaco fue atendida rápidamente, hay una menor probabilidad de que deje alguna secuela, sin embargo, este dependerá de su organismo y de cuánto tiempo su cerebro se mantuvo sin oxígeno. 

Algunas víctimas de paro cardíaco pueden desarrollar secuelas como alteraciones neurológicas, dificultad para hablar y alteraciones en la memoria, sin embargo, esto no es una regla y es más común en los ancianos.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...