Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Bronquiolitis: síntomas y cómo evitarla

La bronquiolitis es una infección pulmonar muy común en bebés con menos de 2 años de edad, que provoca inflamación de las vías aéreas más estrechas del pulmón conocidas como bronquiolos. Cuando estos canales se inflaman, aumentan la producción de moco, dificultando el paso de aire y causando como consecuencia dificultad respiratoria. 

Los primeros dos días, la bronquiolotis causa síntomas semejantes a los de una gripe o resfriado como tos persistente, fiebre por encima de 37,5º C, nariz tapada y coriza. Estos síntomas normalmente duran uno o dos días, y luego evolucionan provocando: 

  • Sibilancias al respirar;
  • Respiración rápida;
  • Ampliación de las narinas al respirar;
  • Aumento de la irritabilidad y cansancio;
  • Disminución del apetito;
  • Dificultad para dormir.

Aunque los síntomas pueden ser asustadores, la bronquiolitis tiene cura y generalmente no necesita de un tratamiento específico, puediendo ser tratada en casa con algunos cuidados simples que alivian los síntomas y facilitan la respiración. 

Bronquiolitis: síntomas y cómo evitarla

Cómo tratar la bronquiolitis

No existe un medicamento antiviral para eliminar el virus que esté provocando la bronquiolitis, pero normalmente el virus es eliminado por el organismo naturalmente al cabo de 2 a 3 semanas. 

Durante este tiempo, es impotante cuidar al bebé de la misma forma en como se trata un resfriado, evitando alteracioens de temperatura, realizando nebulizaciones y vistiéndolo adecuadamente según se encuentre el clima. Además de esto, en algunos casos donde se presenta fiebre, se puede consultar al pediatra para que sea evaluado y recetes medicamentos como el Paracetamol o el ibuprofeno para aliviar los síntomas. 

En muy pocas situaciones es necesario que el bebé sea hospitalizado, suele ocurrir sólo cuando presenta mucha dificultad para respirar. 

Vea cómo es el tratamiento de la bronquiolitis.

Cuándo debe acudir al médico

Es importante consultar al pediatra cuando surge alguna alteración en la salud del bebé. Sin embargo, los casos que son más urgentes de la bronquiolitis ocurren cuando el bebé presenta mucha dificultad para respirar, tiene la piel de los pies y las manos azuladas, no come, y es posible notar que se hunden los músculos de las costillas al respirar o si la fiebre no disminuye al cabo de 3 días.

Cómo evitar que surja de nuevo

La bronquiolitis ocurre cuando un virus es capaz de llegar al pulmón, causando inflamación de las vías respiratorias. Por lo que, para evitar que este problema surja nuevamente se recomienda: 

  • Evitar que el bebé juegue con otros bebés con gripe o resfriados;
  • Lavar frecuentemente las manos del bebé, especialmente después de haber estado en contacto con el piso y otras personas; 
  • Limpiar frecuentemente los juguetes y las superficies donde el bebé juega;
  • Vestir al bebé adecuadamente, evitando alteraciones bruscas de temperatura;
  • Evitar acudir a lugares con mucho humo o polvo. 

Aunque esta infección es muy común en cualquier bebé hasta los 2 años de edad, el riesgo de desarrollarla es mayor cuando el bebé nació prematuro, tiene problemas cardíacos, no ha sido amamantado o tiene hermanos que frecuentan la guardería o escuelas y otros lugares donde acuda mucha gente.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar
Más sobre este tema:


Carregando
...