Cáncer de próstata: síntomas, causas y tratamiento (con test online)

Actualizado en noviembre 2023

El cáncer de próstata inicialmente no suele ocasionar síntomas, pero a medida que el tumor crece, puede surgir dificultad para orinar, sensación constante de vejiga llena, dolor al orinar o al eyacular, sangre en la orina o en el semen, dificultad para mantener la erección y dolor en los testículos, por ejemplo.

El cáncer de próstata es un tumor maligno que aparece en la próstata, y es el segundo cáncer más común en hombres, especialmente luego de los 50 años de edad. Este cáncer se desarrolla lentamente, por lo que los hombres mayores de 50 años, y a partir de los 45 en aquellos con antecedentes familiares de cáncer de próstata, deben consultar regularmente al urólogo para realizar exámenes que evalúen la salud de la próstata y el riesgo de cáncer.

El cáncer de próstata tiene cura siempre que sea identificado por el urólogo en fases iniciales y que el tratamiento sea realizado por el oncólogo justo después del diagnóstico, pudiendo ser indicada una cirugía para remoción de la próstata, quimioterapia, radioterapia u hormonoterapia, por ejemplo. 

Imagem ilustrativa número 1

Principales síntomas

Los principales síntomas de cáncer de próstata incluyen:

  • Ganas frecuentes de orinar;
  • Dificultad para iniciar la micción y chorro de orina débil;
  • Dolor al orinar o al eyacular;
  • Dificultar para mantener la erección;
  • Sangre en la orina o en el semen;
  • Sensación de vaciado incompleto de la vejiga;
  • Dolor en la región de los testículos.

Estos síntomas surgen a medida que el tumor crece, pues en una fase inicial, normalmente no causa síntomas.

En caso de que el cáncer se haya diseminado a otros órganos, pueden surgir otros síntomas como dolor óseo, hinchazón en las piernas, dolor en el abdomen, tos, cansancio excesivo, pérdida de peso sin razón aparente y malestar general, por ejemplo.

Ante la presencia de síntomas de cáncer de próstata, es importante consultar al urólogo para que sea realizada una evaluación y sean indicados exámenes que ayuden a identificar la causa de los síntomas. 

Vea en el video a continuación cuáles son los síntomas que indican problemas en la próstata y cuáles son los exámenes que pueden realizarse:

youtube image - CÁNCER DE PRÓSTATA: Exámenes de prevención

Test online de síntomas

Para saber si existe riesgo de tener algún problema en la próstata, marque a continuación los síntomas que presenta:

  1. 1. Dificultad para comenzar a orinar
  2. 2. Disminución del chorro de orina
  3. 3. Ganas frecuentes de orinar, inclusive por las noches
  4. 4. Sensación de tener la vejiga llena, inclusive después de haber orinado
  5. 5. Presencia de gotas de orina en la ropa interior
  6. 6. Impotencia o dificultad para mantener una erección
  7. 7. Dolor al eyacular y/o al orinar
  8. 8. Presencia de sangre en el semen
  9. 9. Ganas repentinas de orinar
  10. 10. Dolor en la región de los testículos o cerca del ano

El test de síntomas es solo una herramienta de orientación, por lo cual no funciona como diagnóstico ni sustituye la consulta con el urólogo.

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico del cáncer de próstata es realizado por el urólogo a través de la evaluación de los síntomas, antecedentes personales de salud y antecedentes familiares de cáncer de próstata.

Asimismo, el médico debe solicitar la realización de la medición de los niveles de PSA libre y total en la sangre, del test de PCA3 en la orina y del examen de tacto rectal, donde el médico puede sentir la próstata y evaluar la presencia de un nódulo duro y firme, el cual puede ser indicativo de cáncer.

En caso de que sean identificadas alteraciones en estos exámenes, el médico puede indicar la realización de una biopsia de próstata guiada por ultrasonido para confirmar el diagnóstico y descartar otras afecciones. Conozca los exámenes que evalúan la próstata

Cuando el cáncer de próstata es confirmado, el urólogo debe referir al hombre a consulta con el oncólogo, el cual puede indicar exámenes adicionales para evaluar el estadio del cáncer e iniciar el tratamiento.

Estadios del cáncer de próstata

En caso de que se confirme la existencia del cáncer de próstata, es fundamental identificar el estadio del cáncer para que el tratamiento sea orientado:

Los estadios del cáncer de próstata son:

  • T0: no existen evidencias de tumor;
  • T1: tumor que no se identificó por palpación o examen de imagen:
  • T2: tumor primario que está limitado a la próstata;
  • T3: tumor que además de la próstata también afecta a la cápsula prostática y que puede afectar a las vesículas seminales;
  • T4: tumor que invade otras estructuras próximas, como esfínter, recto o músculos;
  • N0: no existen metástasis en los ganglios linfáticos cercanos a la próstata;
  • N1: existe metástasis en los ganglios linfáticos cerca de la próstata;
  • M0: no existe metástasis a distancia;
  • M1: existe metástasis en otros órganos, huesos o ganglios linfáticos más alejados de la próstata.

El grado del cáncer permite definir el mejor tratamiento y entender si existe alguna cura para la enfermedad.

Posibles causas

El cáncer de próstata es causado por mutaciones en el ADN en las células de la próstata, las cuales comienzan a multiplicarse de manera anormal y descontrolada.

Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de padecer de cáncer de próstata incluyen:

  • Tener un familiar de primer grado (padre o hermano) con antecedentes de cáncer de próstata;
  • Tener más de 50 años de edad;
  • Tener una dieta poco equilibrada, rica en grasas o calcio;
  • Sufrir de obesidad o exceso de peso;
  • Niveles elevados de testosterona de manera persistente.

Además, los hombres de etnia afroamericana tienen el doble de riesgo de sufrir cáncer de próstata, en comparación con cualquier otra etnia.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para el cáncer de próstata debe ser orientado por el oncólogo, y puede variar de acuerdo con la edad del hombre, la gravedad de la enfermedad y si existen otras afecciones asociadas. De esta forma, puede recomendarse lo siguiente:

1. Seguimiento médico

El seguimiento médico regular puede ser indicado para el cáncer de próstata de bajo grado, que crece muy lentamente, en especial en adultos mayores que no presentan síntomas u hombres que presentan otras enfermedades y cuya expectativa de vida es de 10 años o menos.

De esta manera, es necesario acudir a las consultas médicas con el urólogo y/u oncólogo de manera regular y realizarse exámenes de sangre, tacto rectal y biopsia para monitorizar la evolución del tumor.

2. Cirugía

La cirugía para remoción completa de la próstata, conocida como prostatectomía radical, es el tratamiento indicado para el cáncer de próstata limitado a la próstata, con el objetivo de curar el cáncer y evitar que se disemine a otros órganos, formando metástasis en los ganglios linfáticos, huesos, hígado, pulmones, vejiga e intestinos.

La remoción completa de la próstata también puede indicarse para el cáncer de próstata avanzado, asociada a otros tratamientos. Conozca más sobre la cirugía para el cáncer de próstata y su recuperación.

3. Radioterapia

La radioterapia es realizada con el objetivo de eliminar o reducir el crecimiento de las células del cáncer, siendo indicada para complementar el tratamiento quirúrgico de remoción de la próstata.

No obstante, también puede ser indicada para sustituir la cirugía en los casos donde el tumor está limitado a la próstata, siendo en estos casos elegida esta opción junto con el oncólogo, de acuerdo con los riesgos y beneficios de la cirugía y la radioterapia.

La radioterapia puede ser aplicada por radiación externa, a través de una máquina que emite haces de radiación sobre la región de la próstata, o por braquiterapia, donde el material radiactivo es colocado dentro o cercano al cáncer.

El tipo de radioterapia debe ser indicado por el médico y depende del estadio del tumor. En los casos avanzados, tanto la radioterapia externa como la interna pueden ser empleadas para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

4. Terapia de ablación

La terapia de ablación es llevada a cabo para destruir los tejidos de la próstata, utilizando un gas frío directamente en este órgano para congelar los tejidos, tratamiento conocido como crioterapia o crioablación.

Otro tipo de terapia de ablación es la aplicación de calor en la próstata a través de un ultrasonido de alta intensidad focalizado, que calienta los tejidos de la próstata, provocando su muerte.

Por lo general, este tipo de tratamiento es para el cáncer de próstata pequeño, cuando no es posible realizar cirugía para remover la próstata, o en los casos donde no hubo una buena respuesta a la radioterapia.

5. Hormonoterapia

La hormonoterapia es un tratamiento para el cáncer de próstata para impedir el crecimiento del tumor, pudiendo ser llevado a cabo con medicamentos para bloquear la producción de testosterona por el cuerpo o evitar que la testosterona se una a las células del tumor, como leuprolida, goserelina, abiraterona, degarelix, flutamida, bicalutamida o enzalutamida, por ejemplo. 

Otro tipo de hormonoterapia que puede ser indicada por el médico es la orquiectomía o castración quirúrgica, que es una cirugía que consiste en retirar los testículos, pues son los responsables por la producción de testosterona en el cuerpo.

6. Quimioterapia

La quimioterapia emplea medicamentos directamente en la vena, como docetaxel, mitoxantrona, estramustina, cisplatino o carboplatino, por ejemplo, que ayudan a destruir las células cancerígenas localizadas en la próstata o diseminadas por el cuerpo.

Este tipo de tratamiento es indicado para el cáncer de próstata más avanzado, y puede ser llevado a cabo en combinación con la hormonoterapia, de acuerdo con la indicación del oncólogo.

Vea en el siguiente video cómo evitar el cáncer de próstata a través de la alimentación:

youtube image - Cómo prevenir el Cáncer de Próstata a través de la alimentación

¿ El cáncer de próstata tiene cura?

Es posible alcanzar la cura del cáncer de próstata cuando es identificado en la fase inicial y está localizado solo en la próstata. En estos casos, es indicada la realización de cirugía para retirar la próstata y eliminar por completo el cáncer.

Sin embargo, dependiendo de la edad del hombre y del estadio de la enfermedad, el oncólogo puede indicar otros tipos de tratamiento, como el uso de medicamentos e incluso quimioterapia y radioterapia para garantizar que todas las células cancerígenas fueron eliminadas.

Dudas comunes

A continuación, aclaramos las principales dudas sobre el cáncer de próstata:

1. ¿El cáncer de próstata solo ocurre en adultos mayores?

A pesar de ser más frecuente en adultos mayores, el cáncer de próstata puede ocurrir en cualquier hombre, independientemente de la edad, principalmente si tiene antecedentes de cáncer en la familia. De esta manera, es importante que siempre se esté atento al surgimiento de signos y síntomas que puedan indicar problemas en la próstata, consultando un urólogo siempre que esto ocurra.

Asimismo, es muy importante hacer un rastreo anual, que se recomienda a partir de los 50 años de edad en hombres aparentemente saludables y sin antecedentes de cáncer de próstata en la familia, o a partir de los 45 años en hombres de etnia negra y en aquellos que tienen familiares cercanos, como padre o hermanos, con antecedentes de cáncer de próstata.

2. ¿Tener PSA alto significa tener cáncer?

El valor aumento de PSA, por encima de 4 ng/ml, no siempre significa que existe cáncer desarrollándose, pues cualquier inflamación en la próstata puede causar un aumento de la producción de esta enzima, incluyendo problemas más simples que el cáncer, como la prostatitis o la hipertrofia benigna, por ejemplo.

En estos casos, aunque se requiera tratamiento, este es diferente al del cáncer, siendo necesaria una correcta orientación por parte de un urólogo.

3. ¿El examen de tacto rectal es realmente necesario?

El examen de tacto rectal puede parecer incómodo, por lo cual muchos hombres prefieren optar por realizarse solo el examen de PSA como forma de rastreo del cáncer. No obstante, el tacto rectal es muy rápido, indoloro y proporciona informaciones importantes sobre la próstata.

Existen varios casos de cáncer registrados donde no fue posible observar alteraciones en los niveles de PSA en la sangre, manteniéndose iguales a los de un hombre completamente saludable y sin cáncer. De esta manera, el tacto rectal es un examen fundamental para ayudar al médico a identificar cualquier alteración de la próstata, incluso si los valores de PSA están correctos. Lo ideal es que siempre se hagan al menos ambos exámenes en conjunto para intentar identificar un posible cáncer.

4. ¿Aumento de tamaño de la próstata es lo mismo que cáncer?

El aumento de tamaño de la próstata puede ser un signo de cáncer desarrollándose en la glándula; no obstante, esto también puede ocurrir en otros problemas, como en el caso de hiperplasia benigna de próstata.

La hiperplasia benigna de próstata también es muy frecuente en hombres mayores de 50 años de edad, y puede que no cause ningún síntoma o alteración en el día a día. De igual forma, algunos hombres que tienen hiperplasia benigna de próstata también pueden presentar síntomas similares a los del cáncer, como dificultad para orinar o sensación constante de vejiga llena. Conozca más sobre la hiperplasia benigna de próstata.

En estas situaciones, lo mejor siempre es consultar al urólogo para identificar correctamente la causa del aumento de tamaño de la próstata e iniciar el tratamiento más adecuado.

5. ¿Las semillas de calabaza reducen el riesgo de cáncer?

Pese a que las semillas de calabaza son ricas en carotenoides, que son sustancias con potente acción antioxidante capaz de prevenir varios tipos de cáncer, aún no hay evidencias científicas robustas para recomendar su uso para la prevención del cáncer de próstata. Aparte de las semillas de calabaza, el tomate también ha sido estudiado como un alimento importante para la prevención del cáncer de próstata, debido a su rica composición en licopeno, un tipo de carotenoide. Vea más sobre qué comer para prevenir el cáncer de próstata.

6. ¿El tratamiento del cáncer siempre causa impotencia?

El tratamiento de cualquier tipo de cáncer siempre está acompañado de varios efectos secundarios, en especial cuando son empleadas técnicas más agresivas, como quimioterapia o radioterapia. En el caso del cáncer de próstata, el principal tipo de tratamiento utilizado es la cirugía, la cual, aunque sea considerada relativamente más segura, también puede acompañarse de complicaciones, incluyendo problemas de erección. 

No obstante, esto es más frecuente en los casos más avanzados de cáncer, cuando la cirugía es mayor y es necesario remover una próstata muy aumentada de tamaño, lo que eleva el riesgo de afección de nervios importantes relacionados con el mantenimiento de la erección.

7. ¿La vasectomía puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata?

Los resultados de investigaciones son contradictorios, pues algunos estudios mostraron que la vasectomía puede aumentar ligeramente el riesgo de cáncer de próstata, mientras que otros mostraron que no existe relación entre la vasectomía y el riesgo aumentado de cáncer de próstata.

De esta manera, aún son necesarias más investigaciones que muestren si existe o no un riesgo de desarrollar cáncer de próstata en hombres con vasectomía.

Vea el siguiente video y confirme qué es verdad y qué es mito sobre el cáncer de próstata:

youtube image - Cáncer de próstata: 10 mitos y verdades