Biopsia de próstata: qué es, cómo se hace y posibles riesgos

La biopsia de próstata es la única prueba capaz de confirmar la presencia de cáncer en la próstata y consiste en extraer pequeños fragmentos de la glándula para ser analizados en el laboratorio con el fin de identificar la presencia, o no, de células malignas.

Generalmente, este examen es solicitado por el urólogo cuando hay sospecha de cáncer, especialmente cuando el valor del PSA se encuentra elevado, cuando se encuentran alteraciones en la próstata durante el tacto rectal o cuando se realiza una resonancia magnética de la próstata con hallazgos sospechosos. Conozca los 6 exámenes que evalúan la salud de la próstata.

La biopsia de próstata no duele, pero puede ser incómoda y, por lo tanto, generalmente se realiza con anestesia local o sedación leve. Después del examen, también es posible que el hombre experimente algo de ardor en la región, pero suele pasar al cabo de unas horas.

Biopsia de próstata: qué es, cómo se hace y posibles riesgos

Cuándo se indica

La biopsia se indica en los casos que se mencionan a continuación:

  • Tacto rectal de la próstata alterado;
  • PSA superior a 2,5 ng/mL hasta los 65 años;
  • PSA superior a 4 ng/mL después de los 65 años;
  • Densidad de PSA por encima de 0,15 ng/mL;
  • Velocidad de aumento del PSA por encima de 0,75 ng/mL/ano;
  • Resonancia multiparamétrica de próstata clasificada como Pi Rads 3, 4 o 5.

En la mayoría de los casos, el cáncer de próstata, cuando está presente, se identifica inmediatamente después de la primera biopsia, pero la prueba puede repetirse cuando el médico no está satisfecho con el resultado de la primera biopsia, especialmente si hay:

  • PSA elevado de forma persistente o en elevación y con velocidad superior a 0,75 ng/mL/ano;
  • Neoplasia intraepitelial prostática (NIP) de alto grado;
  • Proliferación de acinos pequeños atípicos (ASAP).

La segunda biopsia debe realizarse solo 6 semanas después de la primera. Si es necesaria una tercera o cuarta biopsia, es aconsejable esperar al menos 8 semanas.

Vea en el vídeo otros exámenes que el médico puede indicar:

Vea cuáles son los síntomas del cáncer de próstata.

Cómo se realiza la biopsia de próstata

La biopsia se realiza con el hombre acostado de lado con las piernas flexionadas, debidamente sedado. Luego el médico realiza una breve evaluación de la próstata realizando el tacto rectal y, después de esa evaluación inicial, el médico introduce un aparato de ultrasonido en el ano del paciente, el cual guía una aguja hasta una región cerca de la próstata.

Esa aguja realiza pequeñas perforaciones en el intestino para poder llegar a la próstata, recogiendo varios trozos de tejido de la glándula y de las regiones a su alrededor; esta muestra será analizada en el laboratorio en búsqueda de células que puedan indicar la presencia de cáncer.

Cómo prepararse para la biopsia

La preparación para la biopsia es importante para evitar complicaciones y, generalmente, incluye:

  • Tomar el antibiótico recetado por el médico durante alrededor de 3 días antes del examen;
  • Realizar ayuno completo, por lo menos de 6 horas;
  • Realizar una limpieza del intestino antes del examen;
  • Orinar algunos minutos antes del procedimiento;
  • Acudir con acompañante para ayudar en el regreso a casa.

Después de la biopsia de próstata, el hombre también debe tomar los antibióticos prescritos, realizar una dieta leve en las primeras horas, evitar el esfuerzo físico en los primeros 2 días y mantener abstinencia sexual por 3 semanas.

Cómo interpretar el resultado de la biopsia

Los resultados de la biopsia de próstata normalmente se encuentran listos después de 14 días y pueden ser:

  • Positivo: indica la presencia de cáncer desarrollándose en la glándula;
  • Negativo: la muestra de células recogida no presentan alteración;
  • Sospechoso: fue identificada una alteración que puede o no ser cáncer.

Cuando el resultado de la biopsia es negativo o sospechoso, el médico puede pedir la repetición del examen para corroborar los resultados, principalmente cuando se sospecha que el resultado no está bien debido a otros exámenes realizados.

En caso de que el resultado sea positivo, es importante realizar la estadificación del cáncer, el cual ayudará a adecuar el tratamiento. Conozca los principales estadios del cáncer de próstata y como realizar el tratamiento.

Cuáles son los posibles riesgos de la biopsia

Una vez que es necesario perforar el intestino y retirar pequeños trozos de la próstata, existe el riesgo de algunas complicaciones como:

1. Dolor o incomodidad

Después de la biopsia, algunos hombres pueden presentar un leve dolor o incomodidad en la región del ano, debido a la cicatrización del intestino y de la próstata. En caso de que esto ocurra, el médico puede indicar el uso de algún analgésico leve, como el Paracetamol, por ejemplo. Normalmente, la incomodidad desaparece alrededor de 1 semana después del examen.

2. Hemorragia

La presencia de una pequeña hemorragia en la ropa interior o en el papel higiénico es completamente normal durante las primeras 2 semanas, incluso en el semen. No obstante, en caso de que la cantidad de sangre sea mucha o no desaparezca después de 2 semanas, es aconsejable acudir al médico para identificar si existe alguna hemorragia más severa.

3. Infección

Teniendo en cuenta que la biopsia causa una herida en el intestino y en la próstata, existe un riesgo aumentado de infección, especialmente, debido a la presencia de varios tipos de bacterias en el intestino. Por este motivo, después de la biopsia, por lo general el médico indica el uso de un antibiótico.

Sin embargo, existen casos en que el antibiótico no es suficiente para impedir la infección y, por esta razón, en caso de que existan síntomas como fiebre por encima de los 37,8ºC, dolor intenso u orina con olor fuerte, se aconseja ir al hospital para identificar si existe alguna infección e iniciar el tratamiento adecuado.

4. Retención urinaria

Aunque sea más raro, algunos hombres pueden sentir retención urinaria después de la biopsia debido a la inflamación de la próstata, causada por la remoción de trozos de tejido. En estos casos, la próstata acaba comprimiendo la uretra, dificultando el flujo de orina.

En caso de que eso ocurra, se debe ir al hospital para retirar la acumulación de orina de la vejiga. Normalmente, esto se realiza con la colocación de una sonda vesical. Conozca con más detalles qué es una sonda vesical.

5. Disfunción eréctil

Esta es la complicación más rara de la biopsia, pero que, generalmente, desaparece hasta 2 meses después del examen. En la mayoría de los casos, la biopsia no interfiere con la capacidad para tener contacto íntimo.

Conozca también algunos mitos y verdades sobre el cáncer de próstata:

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE UROLOGIA. NOTA DE ESCLARECIMENTO E REPÚDIO. Disponível em: <https://portaldaurologia.org.br/publico/noticias/nota-de-esclarecimento-e-repudio/>. Acceso en 22 Oct 2020
  • PROJETO DIRETRIZES - SOCIEDADE BRASILEIRA DE UROLOGIA. Biópsia de Próstata. 2006. Disponível em: <https://diretrizes.amb.org.br/_BibliotecaAntiga/biopsia-de-prostata.pdf>. Acceso en 22 Oct 2020
Más sobre este tema: