Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Dolor al orinar: 9 causas más comunes y qué hacer

El dolor al orinar, cuyo término médico es disuria, generalmente es causado por una infección urinaria y es un problema muy común en mujeres, principalmente durante el embarazo. Sin embargo, también puede ocurrir en hombres, niños y bebés, pudiendo estar acompañado por otros síntomas como ardor o dificultad para orinar.

Además de la infección urinaria, el dolor al orinar también puede surgir cuando existen problemas como hiperplasia benigna de la próstata, inflamación del útero, tumor en la vejiga o cuando se tiene piedra en los riñones.

Así que para realizar el diagnóstico correcto e iniciar el tratamiento más adecuado, es necesario acudir al ginecólogo o al urólogo, los cuales según los síntomas descritos por el paciente y una evaluación clínica adecuada, podrá indicar la realización de exámenes de diagnóstico, como un examen general de orina.

Dolor al orinar: 9 causas más comunes y qué hacer

El dolor al orinar puede surgir debido a diversos problemas que incluyen:

1. Cistitis

La cistitis es una infección urinaria que afecta la vejiga y que causa otros síntomas como ganas frecuentes de orinar, sensación de ardor, presencia de sangre en la orina, fiebre, malestar general y orina turbia y/u oscura. Vea cuáles son los síntomas de una cistitis.

Qué hacer: en este caso, es importante que se consulte al urólogo o al nefrólogo para que se pueda confirmar el diagnóstico y se pueda comenzar el tratamiento más adecuado, el cual implica el uso de antibióticos según el microorganismo responsable de la infección.

2. Pielonefritis

La pielonefritis es la infección de los riñones que puede provocar también fiebre, dolor en la parte baja de la espalda y orina con mal olor.

Vea cuáles son los síntomas de una pielonefritis.

Qué hacer: el tratamiento para la pielonefritis debe realizarse con antibióticos y es importante que se realice de acuerdo con las indicaciones del médico, incluso si no hay más síntomas, esto se debe a que si la bacteria permanece en el sistema urinario, pueden surgir complicaciones.

3. Uretritis

La uretritis se trata de una infección urinaria que compromete sólo la uretra, generando síntomas como ganas frecuentes de orinar, dificultad para orinar y flujo amarillo verdoso.

Qué hacer: en este caso, es importante que el tratamiento sea guiado por el urólogo para evitar complicaciones, como una pielonefritis, pues es necesario el uso de antibióticos para eliminar el microorganismo que está ocasionando la infección.

Vea con más detalles cómo se realiza el tratamiento.

4. Cervicitis o vulvovaginitis

Estas enfermedades sólo ocurren en las mujeres debido a la inflamación de la vulva o del útero, siendo acompañada de otros síntomas como flujo amarillento, fiebre por encima de 38 ºC y sangrado vaginal. Conozca más sobre la vulvovaginitis.

Qué hacer: es importante identificar la causa de la vulvovaginitis para que el ginecólogo indique el tratamiento más adecuado, que generalmente se realiza con antibióticos, antifúngicos o antivirales, dependiendo de cuál sea la causa de la cervicitis o de la vulvovaginitis.

5. Piedra en los riñones

La piedra en los riñones también llamada cálculos renales, es una masa que forma una especia de piedras que pueden formar en cualquier región del sistema urinaria, creando dificultad y dolor al orinar.

Qué hacer: en el caso de las piedras en los riñones, es importante que la persona adopte algunas actitudes para favorecer la eliminación del cálculo a través de la orina, recomendándose beber mucha agua y realizar una dieta para prevenir la formación de más piedras.

Sin embargo, en algunos casos, el médico puede recomendar el uso de medicamentos que ayuden a aliviar los síntomas y eliminar los cálculos.

Vea cómo es el tratamiento para las piedras en los riñones.

6. Piedra en la vejiga

La presencia de piedras en la vejiga también puede causar dolor al orinar, principalmente cuando estas son grandes y dificultan el paso de la orina. Asimismo, también es común que exista dolor en la parte inferior del abdomen, orina turbia y con sangre y, en el caso de los hombres, dolor en el pene. 

Qué hacer: es importante que el urólogo sea consultado para que indique pruebas que ayuden a identificar el tamaño de la piedra y, de esta forma, sea indicada la mejor forma de tratamiento, ya sea por medio del uso de medicamentos que ayuden a fragmentarla y a favorecer su eliminación, o mediante un procedimiento quirúrgico. 

7. Infecciones de transmisión sexual

Las infecciones de transmisión sexual como la gonorrea o la clamidia, es frecuente tanto en hombres como en mujeres y genera otros síntomas como flujo verdoso, ardor en la uretra y fiebre. Conozca cuáles son las ITS más comunes.

Qué hacer: es importante que la persona consulte al urólogo o al ginecólogo para que se puedan realizar pruebas para identificar el microorganismo responsable de la infección para indicar el tratamiento más adecuado. Además, es importante que se utilice preservativo en cada relación sexual y, también se recomienda, que la pareja se someta al tratamiento incluso si no muestra signos o síntomas de infección.

8. Hipertrofia benigna de la próstata

La hipertrofia benigna de la próstata se caracteriza por el aumento de la próstata del hombre que, además del dolor, puede causar dificultad para orinar y ganas frecuentes de ir en el baño. De acuerdo a algunos estudios, no existe una relación clara entre el tamaño de la próstata y la frecuencia y gravedad de los síntomas. La raza, alimentación y los antecedentes familiares pueden influir en el desarrollo de la enfermedad.

Qué hacer: en este caso, el tratamiento debe ser indicado por el urólogo, el cual toma en cuenta la edad del hombre, el tamaño de la próstata y los síntomas presentados. Por lo tanto, según el caso, puede estar indicado el uso de medicamentos que ayuden a aliviar los síntomas y el tamaño de la próstata, o la realización de un procedimiento quirúrgico.

9. Cáncer

El crecimiento de un tumor en la vejiga, en el útero o en la próstata puede causar dolor al orinar y otros síntomas como dolor constante, sangre en la orina o cansancio excesivo, por ejemplo.

Qué hacer: si se confirma la presencia de cáncer, puede indicarse una cirugía seguida de quimioterapia, radioterapia y/o el uso de medicamentos inmunosupresores, de acuerdo con las indicaciones del oncólogo.

Como la mayoría de las causas tienen síntomas muy semejantes, la mejor forma de identificar cuál es la causa del dolor al orinar es acudir al ginecólogo o al urólogo para que indique la realización de exámenes de diagnóstico, como por ejemplo: un examen general de orina, ecografía de vejiga, examen de útero y vagina, tacto rectal, análisis de sangre, ecografía ginecológica o abdominal, por ejemplo.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Carregando
...